Rajoy critica la falta de credibilidad del Gobierno y señala que su prioridad será el empleo

nacional

| 18.04.2011 - 13:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Mariano Rajoy ha criticado la falta de credibilidad del Gobierno. A los tres meses de llegar a Moncloa el lider del PP asegura que tendrá en marcha un plan para que España recupere la confianza, algo clave para crear empleo. Insiste en que esa será su gran prioridad, pero advierte que no será fácil.

No obstante, el presidente del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, mostró hoy su convencimiento de que la economía española no va a necesitar un rescate como ha ocurrido con otros países europeos, aunque señaló que el aumento de la prima de riesgo con el bono alemán hasta 224 puntos significará que el crédito costará más.

Rajoy, que pronunció un discurso en Tenerife ante un auditorio de autónomos y pequeños empresarios, dijo que la confianza en el Gobierno y el crédito para la inversión son requisitos para la recuperación económica y consideró que "un cambio político" es un "factor capital" en esa línea.

"Estamos en condiciones de volver a ser lo que éramos, de volver a Europa a recuperar el crédito y el prestigio", aseguró Mariano Rajoy, para quien las elecciones del 22 de mayo no son sólo locales y autonómicas, sino que son "elecciones para la recuperación y para el empleo", para decir "que no se puede seguir así".

Anunció que en mayo el PP presentará en el Congreso una proposición de ley de apoyo a los emprendedores que en caso de ser rechazada por la Cámara la planteará en cuanto llegue al Gobierno.

También anunció para el caso de que llegue al Gobierno limitar el déficit, el gasto y el endeudamiento de las administraciones públicas por ley.

Para el presidente del PP, el déficit es lo que "ha puesto en duda la credibilidad de la política económica española y la falta de crédito", y la causa de que se haya pasado del "milagro español" a tener que cumplir "lo que se ordena desde fuera".

Pero "no estamos condenados" porque otra política económica es posible", insistió Rajoy, quien afirmó que "hay que decir la verdad" sobre el sistema financiero, sanearlo y capitalizarlo para poder lograr que haya crédito para financiar a los emprendedores.

Para Rajoy, "España necesita un millón de emprendedores más" y por eso su partido presentará en mayo una proposición de ley para incentivar la creación de empresas, garantizar la unidad de mercado, simplificar la burocracia y conseguir que el Instituto de Crédito Oficial financie las deudas de las administraciones con las empresas.

En cuanto al mercado de trabajo, Rajoy planteó más "flexibilidad interna en las empresas", una reforma de la negociación colectiva que permita "el descuelgue" de las empresas de los convenios colectivos en determinadas circunstancias y la reducción de las cotizaciones sociales y del impuesto de sociedades.

Para el PP, también es esencial reformar la política energética, así como la educación, de manera que se garantice la libertad de los padres para elegir la educación que quieren para sus hijos.

Mariano Rajoy insistió en que "un cambio político" es un factor capital para recuperar la confianza de la economía española, porque es necesario un Gobierno competente que piense en el medio y largo plazo, no que esté con rectificaciones continuas y con previsiones "que no se cree nadie".

Los actuales dirigentes "tienen la confianza agotada y no la pueden recuperar", sentenció el líder de la oposición, y apuntó que no se puede ir a China a decir que los fondos de ese país van a invertir en la economía española para luego "ser desmentidos por el Gobierno chino".

Para el presidente del PP es esencial crear empleo, porque "de eso depende todo lo demás", esto es, aliviar la carga de 30.000 millones de euros anuales en la prestación por desempleo, recaudar más impuestos y elevar el consumo, lo que garantiza las políticas sociales y la inversión en infraestructuras.

La tarea pendiente "es responsabilidad de todos" y por eso las elecciones locales y autonómicas son también "elecciones para la recuperación y el empleo", dijo el presidente del PP.