Rajoy confía en "arreglar definitivamente" el fin de ETA desde la legalidad

Dice que la banda "aún existe" y apela a la memoria de las víctimas

El PNV responde que la legislación penitenciaria para los presos de ETA se puede aplicar de manera distinta sin incurrir en ilegalidades

Amaiur recuerda a Rajoy que ambos están condenados a "verse y a escucharse"

Rajoy a Amaiur: Sea usted perseverante en la petición de que ETA se disuelva

nacional

| 20.12.2011 - 11:21 h
REDACCIÓN

El futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha profundizado por primera vez en este debate de investidura sobre el terrorismo de ETA para decir que "la tranquilidad total llegará cuando la banda anuncie su disolución" al tiempo que ha destacado la memoria de las víctimas. Ha vuelto a apelar a la Ley y al Estado de Derecho a la hora de tomar decisiones y para esta cuestión ha valorado términos como "prudencia", "tiempo" y "sensatez".

En su réplica al portavoz del PNV, Josu Erkoreka, en la segunda sesión del debate de investidura, ha afirmado su satisfacción ante términos como "prudencia", "sensatez", "tiempo" y "no estridencias". "Hablaremos con ustedes y con todas las fuerzas democráticas, pero yo sé lo que es el PNV, a alguien que pretende ser presidente del Gobierno de su país, no se le puede hablar de otra cosa que la legalidad. Estaré siempre en el Estado de Derecho y en la Ley. Espero que podamos arreglar de manera definitiva este asunto", ha anunciado.

"ETA sigue existiendo y la tranquilidad total se producirá cuando ETA anuncie la decisión irreversible de dejar de existir. Ese día tendremos una tranquilidad total", ha dicho Rajoy en la que ha sido su primera mención concreta al terrorismo de ETA en el debate después de una breve referencia a las víctimas al inicio de su discurso de investidura este lunes.

A pesar de ello, ha reiterado que para él el anuncio del cese definitivo de la banda le pareció "una buena noticia" y que así lo dijo, aunque, según ha recordado, hubo quien le criticó por ello. "Es una noticia que demandábamos todos desde hace muchos años", ha apostillado al tiempo que ha hecho especial hincapié en destacar de nuevo la memoria de las víctimas del terrorismo, quienes "han sufrido muchísimo y de forma injusta". "Nadie puede privarles de sus derechos y libertades", ha asegurado Rajoy quien ha afirmado tenerlas presentes, lo que ha generado el primer aplauso del día en el hemiciclo.

"LA PAZ NO ES IRREVERSIBLE, HAY QUE TRABAJARLA"

Antes de eso, el PNV había reclamado a Rajoy adoptar "riesgos" y le instó a llevar a cabo una política penitenciaria más abierta y flexible para con los presos de ETA en aras de consolidar la paz. No obstante, tras la referencia a la legalidad de Rajoy, el portavoz nacionalista, Josu Erkoreka, ha matizado que no "pedía que incurriera en ilegalidades", sino que "hay una legislación penitenciaria pero que se puede aplicar de una manera diferente".

El PNV ha advertrido de que "la paz no es irreversible y hay que seguir trabajándola", y se ha referido en concreto a poner en marcha una política penitenciaria "más abierta para consolidar la paz", según ha dicho su portavoz en el Congreso, Josu Erkoreka, en su primera intervención en el debate de investidura. Sin querer profundizar más, ha ofrecido al líder popular a abordar esta cuestión "con prudencia" y "fuera del debate público y mediático".

"Creemos que ha llegado el momento de poner freno a la excepcionalidad y de implementar una política penitenciaria más abierta, dinámica y flexible que, sin merma de la legalidad contribuya a avanzar en la consolidación de la paz", ha explicado Erkoreka, quien le ha recordado a Rajoy que "no sería algo nuevo", sino que "ya se hizo en 1998 y 1999", cuando el Gobierno del expresidente Aznar llevó a cabo un acercamiento de presos en el marco de la tregua trampa de ETA.

No obstante, ha anunciado su rechazo a avanzar más en esta cuestión, "no al menos en esta sesión". "Estamos tan convencidos de que conviene sustraer esta cuestión de las estridencias del debate público y mediático que nos comprometemos a manejarlo con la máxima prudencia. No buscamos el ruido sino los resultados", ha dicho el dirigente 'peneuvista', quien ha pedido "no confundir el humo con el asado". "El humo se lo dejamos con mucho gusto a los especialistas de la política espectáculo", ha zanjado.

Ha sido en el ecuador de su intervención cuando el portavoz del PNV apeló al escenario creado tras el cese definitivo de ETA y "la transición de la violencia a la democracia" para lo que, ha dicho, no vale "imponer mayorías absolutas" sino "tejer complicidades".

Así, tras establecer una serie de requisitos como "garantizar" que el anuncio de la banda del pasado 20 de octubre "constituye un paso efectivo y sin marcha atrás" o dar prioridad absoluta al reconocimiento de las víctimas y el ingente daño humano causado por el terrorismo, Erkoreka ha animado a Rajoy a adoptar riesgos, compromisos generosidad y sentido de Estado.

"Soy consciente de que esto que le planteo constituye una cuestión muy delicada, que es preciso tratar con tiento, prudencia y, sobre todo, discreción, mucha discreción", ha admitido el portavoz del PNV así como "las diferencias enormes que se constatan en la opinión pública a propósito de esta problemática según que el ciudadano resida habitualmente al norte o al sur del Ebro".

AMAIUR REIVINDICA SU INDEPENDENTISMO

Por su parte, el portavoz de Amaiur en el Congreso de los Diputados, Iñaki Antigüedad, ha reivindicado este martes en el debate de investidura en la Cámara el objetivo independentista de su grupo al tiempo que le ha instado al futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a hacer que la legalidad no sea un impedimento para dar solución a los presos de ETA.

"Usted habla de la legalidad, entendemos que la legalidad tiene que ser garante de garantía y no de impedimento, tanto en política penitenciaria como en el tema del grupo propio de Amaiur", le ha instado Antigüedad en su primera intervención desde la tribuna de oradores.

Amaiur ha advertido a Rajoy, de que ambos están condenados a "verse y a escucharse, al tiempo que le ha pedido que sea "radical" en la toma de decisiones sobre el País Vascos. En este sentido el portavoz de Amaiur en el debate de investidura, Iñaki Antigüedad, ha asegurado hoy que la coalición va a "perseverar" en la resolución del conflicto vasco y ha recordado al líder del PP, Mariano Rajoy, que "la paz se hace con el enemigo, no con el amigo".

En su réplica al futuro presidente del Gobierno, Antigüedad ha insistido en que es necesario que los partidos hablen, incluidos Amaiur y el PP aunque sean adversarios, y ha reiterado que unos y otros están "condenados" a dialogar aunque partan de enfoques muy divergentes, "cada cual con sus identidades y sus obsesiones".

El veterano dirigente abertzale, ex miembro de la mesa nacional de Batasuna, ha admitido, "con el mayor de los respetos", la mayoría absoluta de los populares, pero les ha advertido de que corren el riesgo de quedarse "bastante solos" a corto plazo.

Iñaki Antigüedad ha recurrido al caso de Irlanda del Norte y al acuerdo de paz de Stormont, que en 1998 puso fin al conflicto en el Ulster, para reclamar el diálogo. Ha recordado así que el entonces primer ministro irlandés, Bertie Ahern, apuntó que se había solucionado un conflicto muy fuerte "con un 99 por ciento de perseverancia y un uno por ciento de obstinación", para prometer que Amaiur "va a perseverar" y "si hace falta se atornillará a la mesa".

RAJOY A AMAIUR: "YO NOS LES DEBO NADA"

El futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho al portavoz de Amaiur, Iñaki Antigüedad, que lo único que está esperando la sociedad española es que ETA anuncie su disolución definitiva y le ha advertido: "Yo a usted no le debo nada". "Yo a usted no le debo absolutamente nada", ha proclamado Rajoy, interrumpido hasta en tres ocasiones por los aplausos de la bancada popular. "Ni yo, ni la sociedad española. Estos son los acreedores", ha apostillado.

Asimismo, y ante las continuas afirmaciones de Antigüedad, le ha instado a él y a su formación a que "perseveren en pedir a ETA su disolución definitiva. "Yo desde luego ahí seré absolutamente perseverante", ha prometido.

Ante las palabras de Antigüedad sobre no haber dado paso al dialogo quince años antes, en alusión a las declaraciones de un antiguo líder unionista de Irlanda del Norte, Rajoy ha sido tajante: "El problema es muy serio", porque se trata de la vida de seres humanos, de sus derechos y de sus libertades, "de lo que nadie le debería poder privar en ninguna circunstancia". "El problema es qué les decimos a los afectados por esa equivocación cometida durante los últimos 15 años, y los anteriores". "Sólo le pido que sea usted perseverante a la hora de decirle a ETA 'tienen que disolverse'", ha subrayado.

EL PP AVISA A AMAIUR DE QUE SERÁ EXIGENTE CON ELLOS MIENTRAS NO CONDENE A ETA

El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha preguntado a Amaiur por qué no ha aprovechado la ocasión para condenar a ETA y le ha advertido de que, por no hacerlo, los populares serán "especialmente exigentes" con los diputados abertzales. En estos términos se ha expresado Alonso durante su intervención para cerrar el debate de investidura de Mariano Rajoy como nuevo presidente del Gobierno.

No ha evitado una referencia al portavoz de Amaiur, Iñaki Antigüedad, a quien el portavoz del PP ha dicho que mientras él hoy ha podido defender sus ideas en el Congreso, muchos en el País Vasco no han podido hacerlo en libertad desde que se instauró la democracia.

A juicio de Alonso, "las credenciales" de Antigüedad son que no dijo nada cuando ETA asesinó, y por tal motivo le ha preguntado por qué no ha condenado "la historia criminal" de la banda terrorista en su intervención ante el Congreso.

"Le queda un largo camino por recorrer", le ha dicho acto seguido, y por ello, el PP se comportará de forma "especialmente exigente" con Amaiur.