Rajoy cita el viernes a Rubalcaba y Durán i Lleida en Moncloa

Rajoy viaja a París y Bruselas con el mensaje de que el Banco Central Europeo actúe frente a la deuda

nacional

| 22.05.2012 - 19:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hablado hoy con el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y ha defendido la estabilidad de la UE, al tiempo que le ha citado en el Palacio de la Moncloa el próximo viernes para conversar más pausadamente.

Para ese día, según han informado fuentes del Ejecutivo, Rajoy ha llamado también a otra entrevista al portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida.

El jefe del Ejecutivo ha mantenido esta tarde una conversación de unos 20 minutos con el secretario general del PSOE, en la que han hablado de la necesidad de combinar las políticas de austeridad y de crecimiento.

Eso sí, en esa charla el presidente del Gobierno ha insistido en que lo más urgente ahora es solucionar los problemas de liquidez y garantizar la estabilidad financiera de la zona euro, según las mismas fuentes.

Rubalcaba había anunciado públicamente su intención de ponerse en contacto con el presidente del Gobierno para negociar la postura de España antes de la Cumbre europea que se celebrará este miércoles en Bruselas.

Ayer mismo, el jefe del Ejecutivo mostró su disposición a hablar con el líder del PSOE pero le recriminó que ahora que está en la oposición defienda "lo contrario" que cuando estaba en el Gobierno de la nación. Rajoy respondía así a lo manifestado por Rubalcaba el pasado domingo, quien anunció que llamaría el lunes al presidente del Gobierno para pactar la posición de España de cara a la Cumbre informal de la UE.

Rubalcaba anunció que propondría al jefe del Ejecutivo defender conjuntamente en la UE la creación de eurobonos, un cambio en la posición del Banco Central Europeo (BCE) y un plan de crecimiento europeo.

Rajoy respondió ayer que hablaría con el dirigente socialista y "con cualquier persona que quiera hablar conmigo de temas que afectan al interés general" y desveló su intención de llamar también al portavoz parlamentario de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, quien previamente la había telefoneado a él.

ENCUENTRO CON HOLLANDE Y CUMBRE INFORMAL EN BRUSELAS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, viajará este miércoles a París y Bruselas con el mensaje de que lo más urgente en este momento es garantizar la estabilidad financiera. Por eso, reclamará que el Banco Central Europeo (BCE) tome medidas para relajar la deuda, según han informado fuentes gubernamentales.

Apenas un día después de aterrizar en Madrid tras participar en la Cumbre de la OTAN en Chicago, Rajoy se desplazará a la capital francesa para mantener un almuerzo --en torno a las 13.00 horas-- con el nuevo presidente francés, Franois Hollande, en el Palacio del Elíseo.

Mariano Rajoy es el primer jefe de Gobierno que recibe Hollande, que tomó posesión de su cargo el pasado 15 de mayo. Está previsto que ambos ofrezcan una rueda de prensa conjunta al término de su encuentro, han indicado a Europa Press fuentes de Moncloa.

El jefe del Ejecutivo español hará hincapié en el "falso debate" que contrapone las necesarias políticas de austeridad con las de crecimiento, por entender que ambas son complementarias y ninguna consigue por separado que la maquinaria funcione.

Ambos podrán comprobar que el Gobierno francés y español defienden algunas propuestas coincidentes, como la de que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) haga un esfuerzo mayor del que ha venido haciendo en los últimos años.

CUMBRE INFORMAL EN BRUSELAS

Tras su estancia en París, Rajoy viajará a Bruselas para participar en una cumbre informal de la UE, preparatoria del Consejo Europeo de finales de junio. En la agenda figuran temas como el debate sobre las políticas nacionales que está realizando cada país; un informe de la Comisión Europea sobre los programas de estabilidad; la Carta de los 11 que suscribió España a favor de reformas estructurales para el crecimiento económico; o la situación de Grecia.

Rajoy defenderá en esa cena con los líderes de la UE el control del déficit público, las reformas estructurales que ha puesto en marcha y la estabilidad financiera. Además, hará hincapié en la necesidad de que los líderes europeos expresen con claridad su voluntad decidida de defender el euro.

Según el Gobierno, eso implica que el BCE reaccione comprando deuda de aquellos países sometidos a ataques especulativos, más aún si esos países están cumpliendo con las reformas que sus socios esperan de ellos.

Ante la petición del líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que el Gobierno defienda en la cumbre de Bruselas la creación de eurobonos, Rajoy ya ha asegurado que los eurobonos necesitarán "un debate" y "un tiempo". Pero en su opinión, lo más urgente es resolver los problemas de estabilidad financiera, de forma que cuando un país tenga un vencimiento de deuda pueda refinanciarlo, algo que se puede hacer en 24 horas y sin grandes debates.

SIN NECESIDAD DE AYUDA DEL FONDO DE RESCATE

Además, el jefe del Ejecutivo defenderá en el Consejo Europeo la reforma del sistema bancario y sostendrá que no es necesaria ayuda del fondo de rescate pese a que en Bruselas hay dudas de que tenga recursos públicos suficientes.

Hace unos días, el presidente español puso en duda que el presidente francés aconsejara a los bancos españoles acudir a los fondos europeos: "No creo que el señor Hollande haya dicho eso porque, lógicamente, no sabe cómo están los bancos españoles", manifestó.