Rajoy avisa que los que no cumplen la ley son "enemigos de los ciudadanos"

Advierte que "no mirará para otro lado" si lo hacen

nacional

| 12.11.2015 - 15:51 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha garantizado hoy que no mirará "para otro lado" si se desobedeciera en Cataluña la decisión del Tribunal Constitucional de paralizar la propuesta independentista, pero ha considerado que, de momento, no hay razones para adoptar medidas excepcionales.

Rajoy ha hecho esta advertencia en la conferencia de prensa que ha ofrecido al término de la cumbre sobre inmigración celebrada en Malta y a la que han asistido los Veintiocho y más de una treintena de países africanos.

El jefe del Ejecutivo ha asegurado sentirse arropado por la mayoría de partidos si tiene que dar algún paso en el futuro ante una hipotética desobediencia de la decisión del TC, pero ha precisado que le gustaría no tener que tomar ninguna medida porque eso implicaría que se ha respetado la ley.

"Es evidente que si alguien vuelve a vulnerar la ley, yo no voy a mirar para otro lado. Yo consultaré con los grupos políticos y tomaré la decisión que tenga que tomar, pero en este momento no tengo previsto tomar a día de hoy ninguna otra decisión" que, en todo caso, serían "proporcionales y prudentes", ha recalcado Rajoy.

Ha explicado que en Cataluña existe un Gobierno en funciones y que aunque sería bueno que se hubiera constituido ya otro nuevo, no cree que haya "una situación límite" en este momento.

"ENEMIGOS DE CATALUÑA"

"Hasta hoy, no hay ninguna razón que justifique que tengamos que poner en marcha procedimientos excepcionales", ha añadido al plantearle si piensa ya en medidas como aplicar el artículo 155 de la Constitución, que permitiría la suspensión de la autonomía.

Para él, el anuncio de que no se va a respetar la decisión del TC es una demostración de la situación a la que algunas personas han llevado a Cataluña.

"Las que se están comportando como enemigos de Cataluña son algunas fuerzas políticas que dicen cosas como esta (que no respetarán al TC) y no los españoles que no viven en Cataluña", ha señalado.

Además, ha considerado que decir que no se va a cumplir la ley es desconocer el fundamento de una democracia.

"¿Qué broma es esta de que alguien no está sometido a la ley y hace lo que cree oportuno y conveniente?", se ha preguntado.

El presidente considera que es muy importante la decisión adoptada por el TC de paralizar la iniciativa independentista catalana porque demuestra que en 48 horas las instituciones del Estado (Gobierno, Consejo de Estado y TC) han respondido al reto catalán y los ciudadanos pueden estar tranquilos ante los acontecimientos que pudiera haber en el futuro.

Esa decisión del TC ha dicho que acepta la "petición clave" de que la resolución fuera suspendida, así como que se notificara a una serie de cargos.

Respecto a la posible suspensión en esos cargos, Rajoy ha señalado que es el TC el que tiene que decidirlo y que se trata de una posibilidad "que está ahí" si alguien incumple su resolución.

Rajoy "supone" que lo que ocurre tras las elecciones catalanas del 27 de septiembre será tenido en cuenta por los ciudadanos de esa comunidad a la hora de votar en los comicios generales del 20 de diciembre.

Pero ha asegurado que, en la campaña electoral, no piensa tener disputas sobre este asunto con ninguno de los partidos con los que coincide en la defensa de la unidad de España.

Además, ha informado de que algunos líderes europeos con los que ha hablado durante la cumbre de Malta se ha interesado por la polémica en Cataluña.

Pero ha explicado que todos ellos lo tienen "absolutamente claro" porque saben lo que ocurre y les resulta "verdaderamente sorprendente" que en la Europa de la democracia alguien "se quede tan tranquilo" tras afirmar que la ley no le afecta y no tiene por qué cumplirla.