Rajoy apuesta por las reformas para mantener la calidad de las instituciones

nacional

| 03.11.2014 - 20:10 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que la "rendición de cuentas", la "transparencia", la "eficiencia" y la "eficacia" constituyen los principios fundamentales del "buen gobierno". Además, ha señalado que las reformas son la "mejor garantía" para mantener la calidad de las instituciones.

Rajoy ha aprovechado su laudatio en el acto que ha proclamado doctor Honoris Causa al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, para aludir a la necesidad de fortalecer las instituciones, en un momento en que los casos de corrupción han salpicado a su partido y a otras formaciones.

"El concepto de buen gobierno se basa en la aplicación de unos principios fundamentales: la transparencia, la eficacia, la eficiencia y la rendición de cuentas", ha declarado Rajoy durante este acto en la Universidad Camilo José Cela (Madrid).

Rajoy ha destacado que Santos ha dedicado su tiempo de servicio a "difundir e implementar el concepto de buen gobierno". "El presidente de Colombia representa la voluntad de los grandes hombres con sentido de Estado para dignificar la labor política y fortalecer la democracia y las instituciones", ha añadido.

RENOVACION DE LAS INSTITUCIONES COMO DEMANDAN LOS CIUDADANOS

Según ha añadido, el presidente colombiano es un gran pensador reformista que reaviva el debate de manera permanente, pero "constructiva", para que el Estado y sus instituciones se "renueven como demandan los ciudadanos".

"Juan Manuel Santos pasará a la historia por esa actitud, en unos tiempos en que decadencia política es el conformismo y las reformas son la mejor garantía de mantener la calidad de las instituciones y la democracia occidental como referente mundial", ha proclamado.

El jefe del Ejecutivo ha elogiado el coraje de Santos, que invitó a formar parte de su gobierno a algunos de sus adversarios políticos. De hecho, ha subrayado que los grandes políticos son los que dejan de lado la ideología y gobiernan por una causa superior, según las circunstancias de cada tiempo.