Rajoy apela a rechazar en las elecciones europeas a quienes buscan dividir en la UE

Rubalcaba pide "cambiar muchas políticas europeas" de los últimos años

nacional

| 28.02.2014 - 14:08 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha apelado hoy a que en las próximas elecciones europeas se apoye a los partidos que apuestan por la integración frente a las actitudes "inquietantes" y "temerarias" de quienes fomentan el desapego a la UE y pretenden la disgregación y la división y levantar fronteras.

Rajoy ha hecho esta reflexión en la clausura de la Conferencia sobre el futuro de Europa que se ha celebrado en Madrid organizada por el Instituto Berggruen y en la que han estado presentes, entre otros, el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho; los ex primeros ministros italianos Mario Monti y Enrico Letta; y el expresidente del Gobierno Felipe González.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que "a la sombra de la pasada crisis económica, algunos están alimentando el desapego hacia el proyecto europeo de manera no sólo injusta, sino temeraria".Aunque ha dicho que se puede pensar que esas actitudes "inquietantes" son una minoría, ha advertido de que se trata de "una minoría que crece cada día".

"El antieuropeísmo y la demagogia pretenden poner en cuestión principios básicos de la UE", ha lamentado Rajoy, quien ha citado como ejemplo las voces en contra de la libertad de circulación, "un pilar básico de la UE" que Rajoy ha apelado a salvaguardar con determinación.

El jefe del Ejecutivo ha insistido en la defensa de este principio: "Todos debemos ser consecuentes y defenderla (la libertad de circulación) con firmeza y convicción".Por ello, ha considerado las próximas elecciones europeas como "un reto para el europeísmo", ya que cree que los ciudadanos de la UE se juegan mucho y es necesario asegurar la gobernabilidad de Europa.

En consecuencia, cree necesario que en el próximo Parlamento Europeo haya una mayoría sólida por parte de las fuerzas políticas que creen en la integración europea y apuestan por la unidad de todos los europeos para lograr la prosperidad. "Esa acción política aspira a una mayor solidaridad entre europeos y no a la disgregación, a la división o a levantar fronteras", ha añadido.

RUBALCABA PIDE "CAMBIAR MUCHAS POLÍTICAS EUROPEAS" DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, abogó este viernes por "cambiar muchas políticas europeas" de las desarrolladas los últimos años como única vía para recuperar "las esencias" del proyecto comunitario y poder combatir el auge de populismos que están ganando espacio en la Unión Europea.

Rubalcaba participó en una mesa redonda sobre Populismo y elecciones al Parlamento Europeo de 2014 dentro de las jornadas sobre el futuro de la Unión Europea organizadas en Madrid por el Berggruen Institute on Governance.

Precisó que populismos "hay muchos" pero todos tienen algunos elementos comunes, todos son "antieuropeos, incluso más que racistas o xenófobos", y aunque siempre han existido en Europa, ahora son "especialmente fuertes" debido a la crisis económica.

El líder socialista defendió que en la propia política económica de la Unión Europea hay "razones" que explican ese crecimiento de los populismos, "algo hemos debido hacer mal" para que una crisis que comenzó siendo estadounidense y después mundial, se haya quedado en una crisis que sigue afectando sobre todo a Europa.

Se preguntó, por ejemplo, qué hubiera sido diferente si el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, hubiera pronunciado dos años antes la frase en la que dejó claro que haría todo lo necesario para defender el euro, o si la reacción ante la caída de Grecia no hubiera sido "compulsiva" por los ajustes sino más flexible.

"Europa ha cometido errores, y en esos errores el populismo ha nadado como pez en el agua", ha sido una especie de "caldo de cultivo" para el auge de esos movimientos, y por eso considera necesario "que alguien en Europa reconociera esos errores".

Las próximas elecciones son "especialmente importantes", subrayó Rubalcaba, porque nunca el Parlamento Europeo ha tenido tantas competencias y porque puede haber más "antieuropeos" que nunca en sus escaños.

Aunque el proyecto de esos movimientos sea "detestable" para muchos, Rubalcaba reconoció que tienen "una épica", y también incluso "una ética" aunque sea igualmente "detestable" y también "una estética" aunque sea "horrorosa".

Con todo ello conforman un proyecto "sólido" que ofrece "certezas" a los ciudadanos a los que se dirigen.Frente a eso, el proyecto europeo "se ha desvanecido" y pilares como la paz, la democracia, el desarrollo y el bienestar son ahora "esencias" que hay que recuperar. Abogó por hacerlo "con fortaleza" también para convencer al norte de Europa de que "sin el sur no vamos a ningún sitio".

En España, explicó, la posible "paradoja" de las elecciones es que haya una elevada abstención por el euroescepticismo creciente a pesar de que la mayoría de los ciudadanos sabe que Europa es "fundamental" para superar la crisis. Para vencerla, apostó por explicar que la "culpable" no es Europa en sí, sino algunas políticas que se han desarrollado y que se pueden cambiar.

El secretario de Estado de la Unión Europa, Íñigo Méndez de Vigo, participó también en la mesa redonda con un mensaje contrario a la "autoflagelación" de Europa. Es verdad que la crisis era profunda, aseguró, "pero hemos salido, y no queremos verlo".

Con ello, advirtió, "damos argumentos a los populistas". Su mensaje es también más optimista respecto a los populismos porque si algo han demostrado es la incapacidad de acuerdo entre ellos mientras que los demás ponen la voluntad de "construir" Europa por encima de sus diferencias ideológicas.