Rajoy apela al futuro y asegura que colaborará con el nuevo Gobierno catalán

PP: los resultados demuestran el "fiasco" de la estrategia de Artur Mas

nacional

| 26.11.2012 - 14:05 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado hoy que, tras las elecciones en Cataluña, lo importantes es el futuro, ante el que ha garantizado su colaboración con el nuevo Ejecutivo catalán de la misma forma que lo hace con el resto de comunidades autónomas. Rajoy ha dejado clara esa disposición en su intervención ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP que ha analizado los resultados de las elecciones catalanas celebradas ayer y en la que se ha felicitado por sus resultados a la presidenta del partido en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho.

Sánchez Camacho ha comparecido en rueda de prensa posterior a la reunión junto a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien ha sido la encargada de informar de las palabras del presidente del Gobierno en relación con la cita con las urnas en Cataluña.

Rajoy ha recalcado ante la dirección nacional del PP que, una vez celebradas las elecciones, lo que importa ahora es el futuro, según ha informado Cospedal, que ha trasladado igualmente el mensaje de que a Artur Mas y a CiU le ha faltado responsabilidad y prudencia al convocar de forma anticipada las elecciones.

De ahí que haya apostado por la vuelta de Cataluña a la responsabilidad y que haya un gobierno que se ocupe de los problemas de sus ciudadanos.

"Desde el Gobierno de España, el PP va a seguir ayudando al Gobierno que resulte de estas elecciones, como lo ha hecho en el pasado e igual que lo está haciendo con los gobiernos del resto de comunidades autónomas", ha garantizado Cospedal.

Ello no obsta para considerar que el resultado de las elecciones catalanas de este domingo, segun el PP, demuestran que la estrategia política del presidente de la Generalitar, Artur Mas, ha sido un "fiasco", según ha resumido la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Cospedal ha recordado que Mas convocó elecciones para lograr una "mayoría reforzada para poner en marcha su proyecto separatista" pero se ha demostrado que su estrategia "ha sido un fracaso". "Creo que en este sentido lo estará analizando el propio Mas y CiU", ha proclamado.

MINISTROS Y BARONES DESTACAN EL FRACASO ABSOLUTO DEL PULSO DE MAS

Dirigentes del PP que hoy asisten a la reunión del comité ejecutivo del partido -ministros y barones regionales entre ellos- han coincidido en destacar el "fracaso absoluto" que el resultado de las elecciones catalanas de ayer han supuesto para el pulso soberanista del presidente de CiU, Artur Mas.

Así lo han destacado entre otros, a su llegada a la sede del PP en la madrileña calle Génova los ministros de Industria, José Manuel Soria, y de Interior, Jorge Fernández Díaz, además de presidentes autonómicos como el valenciano, Alberto Fabra, o el de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

Soria ha destacado el fracaso "sin paliativos" para la estrategia soberanista que planteó el candidato de CiU y para la "estrategia de ambigüedad" que planteó el PSC, que -ha recordado- ha obtenido el peor resultado de su historia frente al éxito del PP, que obtiene el "mejor resultado de su historia" en un entorno "muy complicado".

Con él ha coincidido el titular de Interior, que ha calificado de "magnífico" el resultado logrado por el PP en las elecciones de ayer, en las que ha dicho:"los números hablan por sí solos".

En la idea del fracaso del pulso soberanista de Artur Mas ha insistido también el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que ha añadido que ahora quien debe valorar las consecuencias es el líder de CiU, que pretendía conseguir el 75 por ciento de apoyo en el Parlament y ha perdido 12 escaños.

"Lo que es evidente es que su pulso soberanista ha sido un fracaso y los catalanes le han dicho que no quieren esa aventura que no lleva a ninguna parte", ha indicado tras recalcar que es Mas y su partido los que deben valorar si debe o no dimitir.

En ello ha insistido el presidente del Congreso, Jesús Posada, que ha destacado también la "extraordinaria madurez" que ha demostrado el pueblo catalán en estas elecciones, en su opinión, "mal convocadas" porque el pueblo catalán "lo que quiere es que le solucionen los problemas, no que le creen problemas nuevos". Sobre la posibilidad de que CiU pacte con ERC, Posada ha señalado que ese pacto se podía haber hecho antes de las elecciones y Convergencia hubiera tenido una mayoría absoluta clarísima.

"Menos Mas es bueno para España", ha señalado el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, para quien tanto el presidente de la Generalitat como el líder del PNV, Iñigo Urkullu, deberían "aprender" que cuando los nacionalistas moderados "siembran" su educación, sus medios públicos y sus políticas los que acaban "cosechando" y "recaudando" son los nacionalistas radicales.

Basagoiti ha añadido en este sentido que es bueno que el nacionalismo moderado sepa que cuando "se sube al monte" quienes se encuentran "a gusto" allí son los nacionalistas radicales, y cuanto más apuestan por la independencia "salen más batasunos y más ERC".

El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, también ha considerado que a Mas le ha salido "muy mal" su pulso y ahora le toca hacer un "examen", sobre todo "en clave interna", porque ha empeorado su situación, "depende de otras personas" y eso puede "debilitarle mucho".

La líder de los populares asturianos, Mercedes Fernández, ha establecido por su parte una comparación con el adelanto electoral que también convocó el entonces presidente de esa comunidad, Francisco Álvarez Cascos, y ha señalado que queda demostrado que "se fracasa cuando se intentan trasladar los problemas a los ciudadanos".

Fernández espera que este "gran varapalo" haga reflexionar a CiU y "rectifique a tiempo.

Por último, la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, también ha celebrado el "sentido común" demostrado por el pueblo catalán y ha responsabilizado a Mas de la "situación de crispación" a la que ha "sometido" a esta comunidad autónoma.

Y sobre el futuro de Mas también ha hablado Villalobos, quien cree que el pueblo catalán "ya lo ha dimitido", aunque "lo que haga con su cuerpo serrano ya lo sabrá él".