Rajoy anuncia 6.300 millones para impulsar el crecimiento

El Gobierno aprobará un plan de empleo antes del verano

Rebajará el Impuesto de Sociedades del 30 al 25%

Anuncia la renovación del plan PIVE para la compra de vehículos

nacional

| 31.05.2014 - 12:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado hoy la aprobación antes del verano de un nuevo paquete de medidas para favorecer el empleo, que incluirá la modernización de los servicios públicos, la reforma del sistema de formación y el plan de implantación de la garantía juvenil.

Rajoy ha hecho este anuncio en la clausura de la XXX Reunión del Círculo de Economía de Sitges, donde ha anunciado también que las cifras de los servicios públicos de empleo sobre el paro registrado y las de las afiliaciones de la Seguridad Social, que se conocerán el próximo martes, serán favorables y con datos "desconocidos en mucho tiempo".

En su discurso ante cerca de 200 empresarios, Rajoy ha explicado que el nuevo plan de empleo persigue acelerar la reincorporación del elevado número de desempleados al mercado de trabajo para que participen de la reactivación económica.

"Tenemos que ser capaces de trasladar la incipiente recuperación económica al empleo con la mayor celeridad e intensidad posibles, porque la crisis no puede darse por acabada con los elevados niveles de desempleo actuales", ha señalado.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que el mercado de trabajo se ha estabilizado y que el paro registrado va a acumular en mayo diez meses consecutivos de caída, mientras que la afiliación media a la Seguridad Social acumulará al cierre de este mes nueve meses de incremento mensual.

"Todo ello confirma que la mejora de la evolución del mercado laboral ya no es un fenómeno coyuntural, sino estructural", ha incidido.

Rajoy ha asegurado que las perspectivas "son favorables" y que el reto siguiente ha de ser crear empleo estable y de mayor calidad.

Ha recordado, no obstante, que según los registros de los Servicios Públicos de Empleo, más de 4,6 millones de personas buscan aún un trabajo y no lo encuentran, y cada vez una mayor proporción de estas personas son desempleados de larga duración.

"Es por tanto crucial reducir el tiempo de transición del desempleo al empleo", ha indicado el presidente del Gobierno, que considera para ello esencial apostar por la formación, teniendo en cuenta que entre 2007 y 2013 más de la mitad de los trabajadores que no habían superado la educación primaria perdieron su empleo.

PLAN DE COMPETITIVIDAD

Rajoy también ha adelantado en su intervención que el Consejo de Ministros del próximo viernes aprobará un plan de medidas para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia.

El presidente del Gobierno ha explicado que este plan desarrolla una parte del Programa Nacional de Reformas de 2014 presentado en Bruselas.

El plan pretende movilizar una inversión total de 6.300 millones de euros, de los cuales unos 2.670 millones provendrían de la iniciativa privada y 3.630 del sector público sin aumento del gasto.

El plan en favor de la competitividad incluirá una serie de medidas que entrarán en vigor en el segundo semestre de este año y desarrolla una parte del Programa Nacional de Reformas de 2014 presentado por el Gobierno a Bruselas.

Entre las medidas, habrá ayudas por importe de 750 millones para la reindustrialización y una línea del Instituto de Crédito Oficial denominada Innovación Fondo Tecnológico dotada con 325 millones.

REBAJA DEL IMPUESTO DE SOCIEDADES DEL 30 AL 25 %

Asimismo, el Gobierno rebajará el tipo nominal del Impuesto de Sociedades del 30 al 25 %. Rajoy ha avanzado que la reducción de este tipo de gravamen se hará, como se hizo en la segunda mitad de los años noventa, en dos etapas, y que la primera de ellas afectará ya a los impuestos del próximo año.

Ante unos 200 empresarios, Rajoy ha explicado que el próximo año ha de entrar en vigor la reforma fiscal y que la idea general es "que bajen los impuestos".

"Se busca aumentar la renta disponible en manos de las familias, dinamizar el consumo, mejorar la competitividad del conjunto de la economía, incrementar el ahorro y, muy especialmente, contribuir al aumento del empleo", ha afirmado el presidente del Gobierno.

Ha subrayado que este nuevo sistema tributario estará recogido por los principios de equidad y eficiencia, y que dentro de esta reforma se incluirá el Impuesto de Sociedades, que se rebajará para mejorar la competitividad de las empresas.

"Estamos seguros de que la reducción del tipo de gravamen y el tratamiento homogéneo de las rentas internacionales serán factores que favorecerán la tan necesaria competitividad de nuestro tejido empresarial", ha apuntado Rajoy.

Aunque no ha querido entrar en detalles sobre cómo y con qué calendario se llevará a cabo la rebaja del Impuesto de Sociedades, ha destacado que la reforma "busca un acercamiento entre el tipo nominal y el efectivo", así como la simplificación del impuesto y la actualización de la norma, que ha sufrido muchas modificaciones en los últimos años, sin que se haya producido una revisión general de la misma.

PLAN PIVE

Otra de las medidas anunciadas por el presidente del ejecutivo es la renovación del plan PIVE para la compra de vehículos.

El jefe del Ejecutivo ha certificado de esta forma la previsión expresada ya la pasada semana por el ministro de Industria, José Manuel Soria, de que existía una "altísima probabilidad" de que se hiciera efectiva esa renovación.

MAS, "POR LA VÍA EQUIVOCADA"

Rajoy también ha garantizado su disposición a hablar con Artur Mas "dentro de la ley y con transparencia" y ha advertido a quienes alertan de un posible "choque de trenes" entre Cataluña y España que si eso ocurre es porque uno va "por la vía equivocada".

El presidente del Gobierno ha insistido en su defensa de que para reformar la Constitución se tiene que saber con claridad cuál es el objetivo.

"Yo estoy dispuesto a escuchar con mucha atención", ha señalado ante la posibilidad de un dialogo con el presidente de la Generalitat, pero ha asegurado que éste no le ha llamado desde que anunció la convocatoria de una consulta el día 9 de noviembre y de la que ha reiterado que se enteró por la prensa.