Rajoy advierte de los "disparates" de Sánchez por sus "urgencias personales"

Advierte de los "disparates" de Sánchez por sus "urgencias personales"

Pone las bases de la gran coalición: cambio sensato frente al insensato

Rajoy apuesta por la continuidad en el Congreso y en el Senado con García-Escudero y Villalobos

Rafael Hernando será portavoz en el Congreso y José Manuel Barreiro, portavoz en el Senado

nacional

| 12.01.2016 - Actualizado: 22:51 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha advertido que ante el reto independentista catalán "no son aceptables las equidistancias" y ha reiterado que el Ejecutivo hará cumplir la ley a las instituciones catalanas, porque sigue "contando con todos los instrumentos" para ello pese a estar en funciones

Ha reiterado que al Gobierno no le va a faltar "ni firmeza ni determinación" para defender, como es su obligación, "la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de los españoles, el cumplimiento de la ley y la convivencia democrática que ampara nuestro proyecto común".

Rajoy se ha pronunciado así ante la Junta Directiva del PP, reunida en Madrid, en un mensaje dirigido a quien "todavía no tenga claro" un criterio ante la situación en Cataluña y las intenciones del nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

"No son aceptables las equidistancias. No es lo mismo quien quiere liquidar unilateralmente las leyes que quien cumpliendo con su obligación defiende las leyes que son producto de la voluntad de la mayoría de españoles", ha dicho.

Rajoy también ha insistido en su disposición al diálogo, pero ha advertido: "Siempre he dicho sí a hablar pero ni yo ni este partido va a aceptar la liquidación unilateral de las reglas de convivencia que nos hemos dado todos y sobre las cuales vamos a decidir todos".

"No se va a abrir ningún proceso constituyente, ni a crear estructuras al margen de las legítimas del Estado y como dije, no dejaremos pasar ni una sola situación que vaya contra la unidad, la soberanía, la ley o las decisiones de los tribunales".

Rajoy ha dejado claro que el Gobierno tiene atribuciones suficientes para "defender los grandes principios constitucionales" pese a encontrarse en funciones y ha agradecido el apoyo recibido de PSOE y Ciudadanos al respecto, "al menos hasta el presente momento", ha puntualizado.

Su intención es "intentar" mantener ese consenso para dar una "respuesta proporcionada siempre" pero necesaria ante "cualquier actuación" que suponga una vulneración de la Constitución, el Estatuto de Autonomía o el resto de las leyes.

"El Estado funciona siempre. La democracia tiene la misma fortaleza de siempre, con independencia de que el gobierno esté o no en funciones", ha zanjado.

REITERA LA NECESIDAD DE UNA GRAN COALICIÓN PARA UN CAMBIO SENSATO FRENTE AL INSENSATO QUE PROPONEN ALGUNOS

Mariano Rajoy insistió ante los suyos en que "el cambio sensato" pasaría por un acuerdo de gobierno con el PSOE y Ciudadanos, y advirtió al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de que lo contrario sería "una irresponsabilidad con el único objetivo de satisfacer las ambiciones personales de algunos".

"España requiere de un Gobierno de base parlamentaria amplia, un Gobierno que en síntesis tiene que hacer dos cosas, las reformas que proceda y hacerlas con grandes acuerdos y consolidar la recuperación económica", defendió Rajoy para incidir en que "debe sustentarse en las fuerzas políticas que comparten los más importantes principios básicos", entre ellos, la defensa de la Constitución española y la unidad de España.

El jefe del Ejecutivo en funciones defendió que ese es "el modelo" que existe en los grandes países e instituciones europeas. "Éste es el cambio sensato porque hay otros insensatos", avisó para reconocer que puede "entender las urgencias personales de alguno".

"Lo contrario sería un enorme error, una irresponsabilidad cuyo único objetivo sería satisfacer las ambiciones personales de algunos, que si no tuvieran lugar en este momento, no sabría cuándo satisfacerse", señaló a Sánchez para pedir "un mínimo de seriedad sensatez y sentido común". "Yo voy a estar a la altura de las circunstancias", indicó.

GARCÍA ESCUDERO PRESIDENTE DEL SENADO, HERNANDO Y BARREIRO, PORTAVOCES DEL CONGRESO Y DEL SENADO

Rajoy ha apostado por la continuidad en los nombramientos al Congreso y el Senado con la repetición de Rafael Hernando como portavoz del Grupo Popular, con Pío García-Escudero como presidente de la Cámara Alta y José Manuel Barreiro como portavoz en el Senado.

En la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP, que deberá ratificar estas propuestas, Rajoy ha planteado que siga como portavoz del Grupo Popular Rafael Hernando y también repetiría como secretario general del Grupo Parlamentario, José Antonio Bermúdez de Castro.

Para la la Mesa del Congreso, ha propuesto a Celia Villalobos (lleva dos legislaturas en el órgano de gobierno de la cámara), Rosa Romero y Alicia Sánchez-Camacho.

En el caso del Senado, el presidente del PP ha asegurado que Pedro Sanz será vicepresidente primero del Senado y actuarán como secretarios Luis Aznar y Adela Pedrosa. Barreiro seguirá como portavoz en la Cámara Alta y tendrá como secretario general del Grupo a Javier Arenas.

Rajoy ha señalado que no está cerrado el acuerdo sobre la composición de la Mesa del Congreso, pero que las conversaciones ahora mismo plantean tres puestos para su partido (dos vicepresidencias y una secretaría), dos para el PSOE, otros dos para Ciudadanos y dos más para Podemos. Los socialistas ostentarían la presidencia, para la que han elegido a Patxi López.

CONVOCARÁ EL CONGRESO DEL PP "CUANDO SE DESPEJE LA SITUACIÓN NACIONAL"

Mariano Rajoy anunció que convocará el Congreso Nacional del PP para elegir a la nueva dirección del partido "cuando se despeje la situación nacional" y que, después, se convocarán los congresos regionales y provinciales. "Vamos a convocar el Congreso del partido cuando se despeje la situación nacional", adelantó Rajoy.

El jefe del Ejecutivo en funciones aseguró que, tras el Congreso Nacional que elegirá la nueva dirección del PP y al que Rajoy anunció que se presentará en el último Comité Ejecutivo el pasado 21 de diciembre, se celebrarán los congresos regionales y provinciales en el plazo "más corto posible".

Rajoy aseguró ante los suyos que, después, continuará "la actividad partidaria". "Es lo más razonable, ordenado y pido el apoyo de todo para esto", planteó ante la Junta Directiva Nacional que integran unos 300 populares entre los que están los miembros de la dirección nacional del partido, los presidentes autonómicos y regionales, los parlamentarios populares y los alcaldes.