Rajoy acusa a Mas de no tener "cuajo ni agallas" para aguantar la crisis

Por no ser capaz de gestionar la situación, en una "aventura condenada al fracaso"

nacional

| 10.11.2012 - 13:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acusado hoy al líder de CiU, Artur Mas, de no tener "agallas" para afrontar la crisis y no obstante meter a Cataluña en "una aventura condenada al fracaso", mientras que el presidente catalán ha denunciado la "política del miedo y la bronca" del PP.

En su segundo día como protagonista de la campaña catalana, Rajoy ha buscado el cuerpo a cuerpo con Mas, quien por su parte ha admitido que en Europa "no se está esperando a Cataluña con los brazos abiertos (...) aunque si vamos con democracia, mayorías excepcionales y buenas maneras, nos escucharán", ha apuntado.

Pese al debate Rajoy-Mas, el candidato socialista, Pere Navarro, ha salido al paso y ha acusado a Rajoy de haberse convertido en una "fábrica de independentistas" al "extremar" la discusión política.

En un mitin en Tarragona ante unas 800 personas, Rajoy ha criticado a Mas por querer llevar a Cataluña a un "viaje temerario que traerá parálisis, inestabilidad e incertidumbre", y a un "limbo que nadie conoce", tras no tener "agallas" para afrontar la crisis al adelantar dos años las elecciones.

Durante el acto, Rajoy ha presentado a su partido como la "casa común" de catalanes y españoles, y ha llamado a "no hacer caso a quienes" hablan de desafección entre Cataluña y España o a quienes "se buscan enemigos exteriores".

Por su parte, la candidata del PPC, Alicia Sánchez- Camacho, ha acusado a Mas de "hispanofobia", "antiespañol" y de "ser un Moisés que llevará (a Cataluña) a una travesía de 40 años en el desierto".

Mas no ha rehuido el debate ante lo que ha tildado como "campaña del miedo" del PPC y se ha centrado en defender que una Cataluña "con estado propio" sería viable, se situaría en la parte alta del ránking de países europeos en PIB per cápita, ha dicho.

En rueda de prensa, Mas ha criticado que el PPC se dedique "a provocar divisiones y a asustar a la gente", y ha subrayado que las advertencias que lanzan los populares son "un reflejo de sus propios miedos" porque "saben que una gran parte de Cataluña ha dicho basta".

Mas, que hoy ha pronunciado por primera vez la palabra "independencia" aunque ha dicho que prefiere hablar de estado propio en la UE, ha asegurado que, si es reelegido, aumentará el rango de la acción exterior para que la lleve directamente un conseller, al considerar que debe ser uno de los pilares de las "estructuras de Estado" que quiere crear tras el 25N.

Por su parte, el candidato del PSC a la Generalitat, Pere Navarro, ha exigido a Rajoy que "pida perdón" a los catalanes que como él no quieren la independencia porque "es por sus posturas extremas que el independentismo es hoy más fuerte que nunca".

"Si le queda algo de vergüenza, debe pedir perdón a los catalanes por recoger firmas contra el Estatut, debe pedir perdón por tensar el ambiente a todos los que no queremos la independencia, por ser la mayor fábrica de independentistas de España", ha exclamado ante unas 500 personas en un mitin en Tarragona.

El exministro socialista de Educación Ángel Gabilondo ha asistido al acto y ha reprochado a Mas que "la crisis no se arregla levantando los brazos en el aire y poniendo detrás un amanecer", en alusión a la publicidad de campaña de CiU.

Por su lado, el candidato de ICV-EUiA a la Generalitat, Joan Herrera, ha pedido que se convoque con carácter de "urgencia" una cumbre entre los candidatos catalanes y la plataforma de afectados por las hipotecas para adoptar medidas contra los desahucios.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha considerado "muy injusto" que el Gobierno dedique una gran parte del presupuesto a salvar a los bancos, cuando "a la banca española no hay que rescatarla, sino juzgarla" y pedirle responsabilidades por su gestión.

El candidato de Solidaritat a la Generalitat, Alfons López Tena, cree que los desahucios son un "drama" que hace "más urgente que nunca la independencia", mientras que el líder de Ciutadans, Albert Rivera, se ha negado a que los catalanes "paguen el viaje a Ítaca" al presidente de la Generalitat, al que ha acusado de presentarse a las elecciones con un partido "en manos de la justicia".