Rajoy acusa a Díaz de "utilizar" Andalucía como "trampolín" para sus intereses

nacional

| 28.01.2015 - 13:43 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha cargado duramente contra la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a la que ha acusado de adelantar las elecciones por "capricho" e "intereses políticos" y "partidistas". Es más, ha dicho que quiere "utilizar" esta comunidad como "trampolín para otros fines alejados del interés de los andaluces" y ha garantizado que Juan Manuel Moreno "no se irá a los tres meses a ningún sitio".

Así lo ha asegurado en la presentación de la conferencia-coloquio del presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno, organizada por el Fórum Europa, a la que han asistido también varios ministros, Cristóbal Montoro (Hacienda y Administraciones Públicas), Fátima Báñez (Empleo y Seguridad Social) y Rafael Catalá (Justicia) y Alfonso Alonso (Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad). También estaba presente la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

El presidente del Gobierno ha criticado que tanto en Andalucía como en Cataluña se convoquen dos citas con las urnas que no "tocan" este año y ha asegurado que sería mejor para la situación económica de ambas comunidades si tanto Susana Díaz como a Artur Mas "abandonasen la política pequeña" y actúase con "altura de miras".

En este sentido, ha afirmado que es un "enorme error" que en 2015 por "caprichos de algunos" haya que celebrar cuatro elecciones (andaluzas, municipales, catalanas y generales) y ha resaltado que tanto las andaluzas del 22 de marzo como las catalanas del 27 de septiembre se van a celebrar "lisa y llanamente para defender los intereses de unas personas y unos intereses políticos concretos".

"No tocaba celebrar elecciones este año ni en Cataluña ni en Andalucía y en ambos casos se van a hacer por puro interés partidario, que se antepone al de todos. Es la verdad y es obligado decirlo", ha enfatizado, para añadir que Susana Díaz no lleva ni un año y medio gobernando Andalucía y ya había conseguido aprobar los Presupuestos.

EN MARZO "OPORTUNIDAD" DE APOYAR EL CAMBIO

Rajoy ha indicado que en marzo hay una "oportunidad" de apoyar el cambio y que Andalucía se sume "por entero" a las recetas reformistas que están dando resultado en toda España. Dicho esto, ha criticado de nuevo ese adelanto electoral porque "no responde al interés general de los ciudadanos", igual que en Cataluña.

El presidente ha recordado que cuando pactaron PSOE e IU se dijo a los andaluces que habría un "gobierno de progreso para cuatro años". "Ni ha habido gobierno, ni ha sido de progreso ni han estado cuatro años", ha lamentado, para subrayar que si quiere adelantar las elecciones "al menos" debería hacerlas coincidir con las municipales que se celebran el 24 de mayo porque ésas "sí tocan" por ley.

Rajoy ha asegurado que Moreno se presentará a los comicios del 22 de marzo como un político "abierto, dialogante, centrado y moderado". Es más, ha dicho que su el compromiso con Andalucía del presidente del PP-A es de "presente y de futuro" y si gana "no lo será para irse a los tres meses a ningún sitio".

MORENO, LA "ALTERNATIVA MAS PROMETEDORA"

A su entender, Juan Manuel Moreno ha consolidado el PP andaluz como la "alternativa más prometedora" para los andaluces. "A nadie se le oculta la necesidad de alternativa en una tierra con una riqueza humana y potencial humano único que, a lo largo de décadas monocolores, no se ha sabido aprovechar", ha indicado.

Rajoy no ha ahorrado elogios para Moreno, al que ha definido como "un buen amigo y compañero de partido". A renglón seguido, ha repasado su trayectoria profesional como presidente de NNGG, su actividad en el partido y en el Congreso de los Diputados como "parlamentario de raza, trabajador y riguroso".

También ha destacado su labor como secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, logrando mantener el Estado del Bienestar y asegurar su "sostenibilidad a largo plazo" pese a la crisis. Según ha añadido, fue elegido presidente del PP-A en marzo de 2014 por su "valía acreditada y su generosidad". "Y muchos esperamos que después de las próximas elecciones sea también el presidente de todos los andaluces", ha proclamado.