Rajoy abre las puertas a independientes en su gobierno

rajoy, en Oviedfo

nacional

| 14.11.2011 - 22:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente del PP y candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, asegura que le está dando vueltas a la composición de su futuro gabinete si gana las elecciones del 20 de noviembre y que contará tanto con personas con trayectoria política como con otras que no la tengan, aunque se ha negado a confirmar o desmentir nombres.

El dirigente político ha mantenido este lunes una conversación informal con los periodistas que le siguen en campaña en la que ha comentado que tiene una idea del equipo de gobierno que quiere tener, pero sin precisar más.

Rajoy ha comentado también las sucesivas encuestas que le dan como claro vencedor y se ha limitado a reiterar que indican solo una tendencia; ha restado valor a la asignación de escaños que dan tanto a PP como a PSOE, porque éste es un reparto complicado y la variación de un solo parlamentario, pero en muchas provincias, cambia sustancialmente el resultado.

El dirigente 'popular' ha celebrado un mitin en León en el que ha insistido en que su objetivo principal en la recta final de la campaña electoral es "apuntalar el cambio", al tiempo que asegurado que el PSOE "no le encontrará como enemigo". El candidato 'popular' ha subrayado que sus enemigos son la crisis y el paro.

Ya por la tarde noche, el candidato del PP ha dicho este lunes en un acto político celebrado en el Principado de Asturias que el PP es el único partido que garantiza el cambio en España. "El PP es la alternativa a lo que hay; no hay otra cosa", ha señalado en su intervención, en la que ha insistido en que su partido es "grande" y que ni Asturias ni España están para "anécdotas".

Rajoy ha hecho estas manifestaciones en un mitin ofrecido en el Palacio de Congresos de Oviedo, en el que también han intervenido la cabeza de lista por Asturias, Mercedes Fernández, y el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, ante más de 2.000 personas.

Rajoy no se ha desviado del guión establecido, y así, ha ofrecido su partido a todos los españoles piensen como piensen para que él pueda encabezar un proyecto nacional de recuperación económica, basado en la creación de puestos de trabajo, en la austeridad en el gasto público, en el restablecimiento del crédito bancario y en el apoyo a los emprendedores.

La tarea será "gigantesca", y encima no hay "varitas mágicas" para afrontarla, por lo que Rajoy ha descartado efectos beneficiosos de modo inminente; "los tiempos mejores", ha afirmado, llegarán más adelante, pero "pronto".

Lo que Rajoy ha querido dejar claro es que "no hay otra cosa" que el PP si los ciudadanos quieren cambiar, enderezar el rumbo y ver "la luz al final del túnel".

Es así porque, entre otras razones, el Partido Popular acumula una larga experiencia como gestor de los recursos públicos, incluidos la sanidad y la educación, y aunque ha perdido "muchas elecciones", ha ganado otras y últimamente "le está dando palizas" al PSOE, por ejemplo en las últimas municipales andaluzas, tal y como ha recordado el líder.

Además, los populares "saben moverse en Europa y en el mundo", y por esta razón, conseguirán que España sea en el contexto internacional la nación con ese peso específico que tenía antes, cuando el propio Rajoy -él mismo lo ha contado- iba a Bruselas como vicepresidente de José María Aznar y le pedían asesoramiento "no por ser Mariano Rajoy, sino por ser representante de un Gobierno fuerte".

"El PP -ha sentenciado- es un partido grande y con historia, de gente que llevamos mucho tiempo y que se pone al servicio de los españoles en uno de los momentos más difíciles de su historia".

En definitiva, según el presidente del PP: "España es mucha España y cuantos más españoles estén con nosotros, mejor España será".