Rajoy: “El pacto entre PSOE y C's no sirve para nada, ni es de investidura ni de Gobierno"

Defiende no tomar medidas contra Barberá hasta ver si se le acusa

"Ni a Hitler ni a Stalin los declararon persona non grata en Pontevedra"

Se considera "un activo" para el PP y por eso repetiría como candidato

nacional

| 24.02.2016 - 11:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha dicho que el pacto que tienen prácticamente cerrado el PSOE y Ciudadanos "ni es de investidura ni es de gobierno ni de nada" y ha criticado que en este acuerdo no se hable de los problemas de los españoles, como el paro, y sí de aforamientos o diputaciones. "

De todo se puede hablar, pero no son los problemas de España", ha considerado Rajoy, quien ha mostrado su sorpresa por el "entusiasmo" del partido de Albert Rivera en hacer presidente a Pedro Sánchez.

Rajoy ha respondido de esta forma en una entrevista en Antena 3 al acuerdo que ultiman PSOE y Ciudadanos y que ha insistido que no es de investidura porque no cuenta con los votos suficientes para ello y tampoco de gobierno porque se limita a hablar de "cinco cosas por aquí y tres cosas por allí".

El presidente del Gobierno ha afirmado que con ese acuerdo es "un hecho objetivo" que Rivera ya ha tomado partido en favor de Sánchez, un pacto que además, ha dicho, no permite hacer las reformas constitucionales que ha planteado la formación naranja.

PACTO DE SALÓN O PUBLICITARIO

"Algunos lo califican de pacto de salón o publicitario. Yo digo que ni es de investidura ni de gobierno", ha insistido, antes de afirmar que no le parece "razonable" que el partido de Albert Rivera vaya a estar en un pacto entre PSOE y Podemos. Rajoy ha reiterado que si Sánchez no consigue ser presidente del Ejecutivo él intentará gobernar con el acuerdo que planteó al día siguiente de las elecciones: con PSOE y Ciudadanos.

Ha considerado que si el líder del PSOE fracasa y el Rey no se lo ofreciera, no iría a la investidura, pero ha precisado que si tuviera los apoyos suficientes para ser investido, "lo normal" es que Felipe VI le permita ir a una sesión en la que intente conseguir la confianza del Congreso.

Y ha reiterado que si Sánchez no es elegido y no acepta que el partido más votado -el PP- gobierne, habrá que ir a elecciones y el líder socialista tendrá que explicar el motivo por el que "por su culpa" se repiten los comicios generales.

Mariano Rajoy ha pedido a Rivera que se posicione sobre los cinco puntos que le planteó el PP: crecimiento económico y empleo, estado del bienestar, defensa de la unidad de España, lucha contra el terrorismo y lucha contra la corrupción. "No puedo validar que no se hable de empleo, de la competitividad, de la economía. De todo se puede hablar, pero no son los problemas de los españoles. Me parece poco serio", ha dicho.

Se refería el presidente del Gobierno a la reforma "exprés" de la Constitución que ha planteado Rivera a Sánchez con cinco puntos, entre ellos la supresión de las diputaciones y de los aforamientos. Rajoy se ha mostrado "radicalmente en contra" de la supresión de las diputaciones ya que supone dejar "en una situación muy complicada" a los pequeños municipios.

El presidente del Gobierno, que fue presidente de la Diputación de Pontevedra, cree que con esta decisión se aumentaría la duplicidad de las funciones y ha señalado que sin diputaciones "no hay servicios para los pequeños municipios". Respecto a los aforamientos, ha apuntado que "se puede hablar y se pueden quitar" pero, ha insistido, "esos no son los problemas de los españoles" sino que lo son el paro y el crecimiento económico.

También ha llamado la atención sobre el hecho de que el acuerdo no diga nada ante el desafío independentista en Cataluña. Rajoy ha negado que nadie del Ibex le haya llamado y le haya pedido que se abstenga para dejar que gobierne el PSOE.

Ha destacado que el PP votará "no" en la investidura de Sánchez porque no apoyarán un gobierno cuyo programa es "liquidar" lo que se ha hecho los cuatro años anteriores y ha rechazado la idea de Rivera de formar un Ejecutivo de independientes.

Rajoy, que ha dicho que él no es escollo alguno para un pacto con el PSOE, ha negado que haya habido un problema en su relación con el Rey tras declinar su ofrecimiento para ser investido, y ha considerado que Felipe VI ha cumplido estrictamente con sus obligaciones.

DEFIENDE NO TOMAR MEDIDAS CONTRA BARBERÁ HASTA VER SI SE LE ACUSA

Mariano Rajoy ha defendido que su partido no tome medidas contra Rita Barberá hasta ver de qué se le acusa o "si se le acusa de algo". El líder del PP ha recordado otros casos en los que dirigentes de su partido han sido imputados o acusados de algún delito y después han resultado inocentes, y ha señalado que si se les hubiese expulsado habría sido una "enorme injusticia".

Rajoy ha señalado además que "no hay trato de favor" con Barberá por su condición de aforada porque "si ha hecho algo va a ser juzgada igual", y sobre su responsabilidad política se ha preguntado cuál es esa responsabilidad si se le acusa de alguna cosa que después puede resultar ser "falsa".

RAJOY: NI A HITLER NI A STALIN LOS DECLARARON PERSONA NON GRATA EN PONTEVEDRA

Mariano Rajoy ha admitido que le ha "fastidiado" y le ha "dolido mucho" que el Ayuntamiento de Pontevedra le haya declarado "persona non grata". "Ni a Hitler ni a Stalin los declararon persona non grata en Pontevedra", ha dicho. Rajoy ha subrayado que tiene "sentimientos" y ha admitido que esta declaración del Ayuntamiento de su ciudad le ha dolido incluso "mucho más" que el puñetazo que le dio un joven, también en Pontevedra, durante la campaña electoral.

"Yo soy el único en la historia de la ciudad que soy persona non grata, es que no tiene ningún sentido", ha continuado el líder del PP, quien ha señalado que mientras el incidente del puñetazo vino de una "persona aislada", la declaración de 'persona non grata' viene de una corporación en la que, ha recordado, él fue concejal hace muchos años.

"He sido concejal allí, he vivido allí, me he casado allí, tengo amigos y familia allí... A mí me ha dolido mucho y me tengo que fastidiar", ha lamentado.