Quiroga: "Echo en falta que las instituciones lideren el fin del terrorismo"

Quiroga

nacional

| 01.05.2014 - 11:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La presidenta del PP del País Vasco, Arantza Quiroga, echa "en falta" que las instituciones asuman el liderazgo del final del terrorismo de ETA, por lo que reclama "un paso adelante" de los partidos democráticos para evitar que "lo que ha ocurrido lo escriban quienes más daño han hecho".

El papel del Gobierno de Mariano Rajoy debe ser, además de aplicar la ley, "tejer" acuerdos y "buscar fórmulas para llegar a un encuentro" entre partidos e instituciones democráticas que permita asumir ese liderazgo que reclama Quiroga.

"Yo entiendo que en política hay que buscar los tiempos y estoy convencida de que este Gobierno abordará" esta labor, ha afirmado la líder de los populares vascos en una entrevista.

A su juicio, ese "liderazgo institucional" debe trabajar en la "deslegitimación del terrorismo" y en la exigencia de que ETA se disuelva definitivamente.

"Lo que pasa es que algunos entienden que liderar este momento es tomar medidas en materia penitenciaria, como el lehendakari, que ha puesto como prioridad el acercamiento de los presos", explica Quiroga, quien rechaza este planteamiento porque a su juicio lo más urgente ahora es que ETA se disuelva y que la izquierda abertzale "reconozca" que la organización terrorista "nunca debió existir, que fue un error y que causó mucho daño".

Dejar que sea el mundo de ETA quien escriba la historia de los últimos años en el País Vasco "sería imperdonable", por lo que se muestra convencida de que "hay que dar un paso adelante y liderar este momento".

Para Quiroga, ese gran entendimiento político -que tendría que incluir al PNV y al PSOE- debe partir del antecedente del acuerdo alcanzado en la legislatura pasada por estos partidos en el Parlamento Vasco en torno al llamado "suelo ético", en el que "la prioridad fue la democracia, el reconocimiento de la pluralidad".

En este capítulo, no olvida a las víctimas, con las que dice no tener "ningún problema" pese a las críticas que el PP vasco ha recibido de algunas de las asociaciones más representativas, que Quiroga atribuye a que "pueden compartir o no algunas decisiones".

"Las víctimas son plurales, cada una es de su padre y de su madre y lo que a una le importa como prioridad a otra no. Lo importante es acercarse a ellas, estar con ellas, respetarlas mucho en sus sentimientos y, más allá de paternalismos, hay que darles lo que piden, que es justicia", sentencia.

Quiroga refrendó su liderazgo el pasado mes de marzo en un convulso 14 Congreso en cuyos albores se enfrentó a la dirección del PP alavés por su decisión de relevar a Iñaki Oyarzábal de la secretaría general.

La presidenta sostiene que el trabajo del "día a día" tras el congreso ha llevado "las aguas a su cauce" y ha permitido que todos los integrantes del PP vasco "remen en la misma dirección".

Defiende que las organizaciones "tienen que renovarse" y estar en condiciones de "incorporar a nuevas personas que quieran aportar visiones diferentes y trabajo", ya que ella quiere que el PP vasco sea "una organización viva capaz de atraer a más personas".

Quiroga asegura que la tranquilidad ha vuelto al seno del PP y se muestra convencida de que el proceso de designación de candidatos para las elecciones municipales y forales del próximo año no reabrirá las heridas: "Todos somos muy conscientes de que tenemos que aunar fuerzas y remamos en la misma dirección".

A más corto plazo, la presidenta del PP vasco asume el reto en los comicios europeos de convencer a los ciudadanos de que las "decisiones que afectan a los vascos se toman en Europa" y que el partido que puede influir en las instituciones comunitarias es el PP y no las formaciones más pequeñas.

Respecto a la presencia del expresidente del Gobierno José María Aznar en la campaña del PP, Quiroga cree que "más allá de situaciones personales" su partido debe "estar centrado en unas elecciones que son muy importantes" y tiene que volcarse en movilizar a los ciudadanos.

No teme que la polémica en torno al papel de Aznar o el efecto de nuevas alternativas como Vox pase factura al PP en los comicios europeos, ya que su formación "tiene una representación y una capacidad de influencia que está por encima de otras cosas", mientras que la de otros partidos "va a ser muy pequeña".