El Govern ve en "vía muerta" el diálogo e inicia los pasos para convocar el referéndum

Sánchez llama a Rajoy para garantizarle el apoyo del PSOE en la defensa de la ley

La CUP exige fecha y pregunta del referéndum: "Menos retórica y más concreción"

nacional

| 29.05.2017 - 15:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La portavoz del Govern, Neus Munté, ha explicado este lunes que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ve en "vía muerta" negociar con el Gobierno sobre el referéndum, y ha empezado a dar los primeros pasos para convocar esta consulta sin el acuerdo con el Estado, reuniéndose con los partidos que apoyan la votación.

Lo ha explicado en rueda de prensa tras la reunión que han mantenido en el Palau de la Generalitat el presidente con representantes del PDeCAT, ERC, Podem, la CUP, Demòcrates y MES --formaciones partidarias de la consulta-- para empezar a buscar el consenso sobre cómo organizar esta cuestión.

La consellera de la Presidencia ha criticado "la gran ignorancia" del Ejecutivo central hacia la realidad catalana y su "menosprecio a la pluralidad que envuelve la propuesta del referéndum", y le ha advertido de que "hacer un referéndum es escuchar a la ciudadanía. Escuchar a los ciudadanos, votar, urnas, referéndum: son la misma cosa".

"Invitarnos a dialogar en el Congreso el referéndum y decirnos que es innegociable. No hay mejor definición de vía muerta que eso mismo", ha afirmado Munté, que ha añadido: "De ninguna manera damos por muerta la vía del diálogo. Quien la da por muerta, porque no la ha querido nunca, es el Gobierno del Estado".

Paralelamente, ha criticado con dureza la ausencia de los comunes en la cumbre, que ha calificado de "chocante". "No entiendo que se rehúse la invitación del president a participar en la reunión y dialogar con todas las fuerzas favorables al referéndum y, en cambio, secunden la invitación de Rajoy a que acudamos al Congreso".

FECHA Y PREGUNTA

La reunión que ha mantenido Puigdemont con los partidos este lunes ha sido un "intercambio de opiniones", no para tomar ninguna decisión en concreto, y ha previsto nuevas convocatorias próximamente hasta decidir el punto clave: la fecha y la pregunta de la votación.

Munté ha insistido en que el Govern se da entre una y dos semanas para anunciar la fecha: "Creemos que es imprescindible la fijación de la fecha. Hemos llegado a un momento en que la constatación de la negativa rotunda del Gobierno es evidente y no puede frenarnos".

LA CUP EXIGE MENOS RETORICA Y MAS CONCRECION

Por su parte, la diputada de la CUP en el Parlament Anna Gabriel ha urgido este lunes al presidente del Govern, Carles Puigdemont, a fijar la fecha y la pregunta de un referéndum sobre la independencia de Cataluña: "Menos retórica y más concreción".

Gabriel ha deseado que "no se sucedan demasiadas cumbres como la de hoy, sino que en la próxima ya debe haber fecha y pregunta", y ha deplorado que el Gobierno central les acuse de radicales para, según ella, justificar una respuesta represiva en caso de referéndum unilateral.

La CUP ha lamentado que los 'comuns' no hayan estado en el encuentro, lo que ha atribuido "a la mala convocatoria y a la precipitación", y les ha llamado a participar en futuras reuniones si su intención es defender la democracia y los derechos de los ciudadanos.

DEMOCRATES QUIEREN FIJAR DE INMEDIATO LA FECHA Y PREGUNTA

Por su parte, el portavoz de Demòcrates --integrante de JxSí--, Antoni Castellà, ha reclamado este lunes al presidente del Govern, Carles Puigdemont, que fije "de inmediato" la fecha y la pregunta de un referéndum sobre la independencia de Cataluña.

Además, ha pedido un órgano de coordinación en que participen los partidos, el Govern y "representantes de la comunidad internacional para dar garantías" al referéndum.

Demòcrates ha planteado, en el encuentro con las formaciones soberanistas, mantener abierta la vía del diálogo con el Estado, pero que en ningún caso se posponga fijar fecha y pregunta: "Siempre abiertos al diálogo, pero no puede condicionar el anuncio inmediato".

Tampoco quiere posponer la concreción del referéndum "ante cualquier eventual oferta del Estado", teniendo en cuenta que ya se han dado seis meses de margen para que el Pacte Nacional pel Referèndum recogiera adhesiones y se intentara un pacto.

PODEM CELEBRA QUE EL GOVERN MANTENGA A VIA DEL DIALOGO

Por su parte, el secretario general de Podem, Albano-Dante Fachin, ha celebrado este martes que el Govern no dé por cerrada la vía del diálogo con el Gobierno para pactar un referéndum y que se avengan a seguir trabajando en el Pacte Nacional pel Referèndum para ello.

Lo ha dicho en rueda de prensa después de la reunión de los partidos favorables al referéndum en la Generalitat a petición del presidente Carles Puigdemont, en la que le han pedido explícitamente que el Pacte pel Referèndum continúe.

"Lo hemos puesto sobre la mesa y ha sido bien acogido por el Govern y las formaciones", y también ha constatado en la reunión que ese encuentro no implica la disolución del Pacte.

Podem ha acudido a la reunión de este lunes con la voluntad de escuchar los planes de Puigdemont para el referéndum que prevé para este año, aunque Fachin ha dejado claro que ese no es su escenario.

DOMENECH LA REUNION NO HACE FUERTE AL SOBERANISMO

Precisamente, el coordinador de Catalunya En Comú, Xavier Domènech, ha asegurado que la reunión "no hace fuerte" al soberanismo, porque considera que no es un espacio transversal como el Pacte Nacional pel Referèndum.

En declaraciones este lunes después de la reunión de la ejecutiva del partido, ha sostenido que el Pacte Nacional pel Referèndum contiene a la "mayoría de país" necesaria para conseguir un referéndum efectivo, por lo que cree que es el espacio adecuado donde se debería abordar, y no solo con los partidos.

Los 'comuns' anunciaron el domingo que no asistirían a la reunión de este lunes --a la que sí que irá Podem-- y han pedido que se convoque el Pacte Nacional pel Referèndum para discutir la respuesta del Gobierno a un referéndum pactado y los próximos pasos a seguir.

EL PSC NO ESPERA NADA

Por su parte, el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, ha admitido que los socialistas "no esperan nada" de la cumbre del referéndum convocada hoy por el presidente catalán, Carles Puigdemont, que será una "pérdida de tiempo" porque "todo el mundo sabe que un referéndum unilateral e ilegal no se puede hacer".

En rueda de prensa en la sede del PSC, Illa ha sido preguntado sobre la reunión de esta tarde en el Palau de la Generalitat en la que Puigdemont ha convocado a todos los partidos favorables al referéndum, aunque los "comunes" han descartado asistir y solo Podem se ha desmarcado de la izquierda alternativa y acudirá a la cita.

"No esperamos nada de esta cumbre. Todo el mundo sabe que no se puede hacer un referéndum unilateral e ilegal, no tiene recorrido, lo ha dicho el propio Consejo de Garantías Estatutarias. Nos parece una pérdida de tiempo y una pantalla pasada", ha asegurado.

MONTERO REITERA LA POSICIÓN DE PODEMOS: "NO HAY OTRA SALIDA DIFERENTE AL REFERÉNDUM"

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, reiteró este lunes la posición de su partido respecto al debate secesionista en Cataluña y dijo que "es imprescindible" que se celebre en esta comunidad una consulta sobre el derecho a decidir porque "no hay otra salida diferente al referéndum".

Montero se refirió de esta manera en rueda de prensa en el Congreso a la reunión que mantendrá esta tarde el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, con formaciones partidarias del referéndum.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy, dijo, "no ha tenido una actitud de un Gobierno demócrata" ante una consulta que, consideró, es "imprescindible".

EL PP VE VICTIMISMO

Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, considera que los soberanistas catalanes están en pleno proceso de "victimización" dentro de los últimos "estertores" de su plan separatista para poder obtener rendimiento político en unas posibles elecciones.

"Allá ellos", ha dicho Hernando en declaraciones en el Congreso, en las que ha insistido en que quien intenta "destruir la ley" se arriesga a que "el imperio de la ley recaiga sobre él".

El portavoz del PP no ha querido especular sobre los resultados de la reunión que va a mantener esta tarde el presidente de la Generalitat con los partidos independentistas.

Sí ha insistido en dirigirse a Puigdemont para subrayar que "éste no es el camino" y advertirle de que "no van a destruir España" ni van a "mutilar" los derechos de los catalanes para que sigan siendo españoles y europeos.