Puigdemont 'suspende' que Cataluña se convierta en una república independiente

Asume que "Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república"

"Vamos a suspender el derecho a la independencia unas semanas para dialogar y rebajar la tensión"

"El 1-O la Policía y la Guardia Civil atacaron a personas indefensas"

La sesión se retrasó mas de una hora tras reunirse en una sala con JxSí y la CUP

Mariano Rajoy comparecerá este miércoles, a las 16.00 horas, en el Congreso

nacional

| 10.10.2017 - Actualizado: 21:53 h
REDACCIÓN

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha declarado la independencia de Cataluña, en aplicación de la ley del referéndum, considerada ilegal por el Tribunal Constitucional, pero la ha dejado en suspenso con el objetivo de "dialogar". En una comparecencia en el Parlament, Puigdemont ha dicho "Cataluña se ha ganado el derecho de ser independiente", pero apelando a la responsabilidad y a los llamamientos internacionales, ha asegurado, "vamos a suspender el derecho a la independencia unas semanas para dialogar y rebajar la tensión".

El final de su intervención era el siguiente:

"Llegados a este momento histórico, y como presidente de la Generalitat, asumo, al presentarles los resultados del referéndum ante todos ustedes y ante nuestros conciudadanos, el mandato de que el pueblo de Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república. Esto es lo que hoy hacemos con toda solemnidad, por responsabilidad y por respeto. Y con la misma solemnidad, el Govern y yo mismo proponemos que el Parlament suspenda los efectos de la declaración de independencia para que en las próximas semanas emprendamos un diálogo sin el cual no es posible llegar a una solución acordada.

Creemos firmemente que el momento pide, no sólo la desescalada en la tensión, sino, sobre todo, la voluntad clara y comprometida para avanzar en las demandas del pueblo de Cataluña a partir del resultado del 1 de octubre; resultados que debemos tener en cuenta de manera imprescindible en la etapa de diálogo que estamos dispuestos a abrir.

Es conocido de todos ustedes que, desde el mismo día siguiente al referéndum, se han puesto en marcha diferentes iniciativas de mediación, de diálogo y de negociación a nivel nacional, estatal e internacional. Algunas de estas son públicas; otras no lo son, pero lo serán. Todas son muy serias y eran difíciles de imaginar hace sólo un tiempo.

Los llamamientos al diálogo y a la no violencia se ha sentido desde todos los rincones del planeta: la declaración que hizo ayer el grupo de ocho premios Nobel de la Paz, la que hizo The Elders --al frente de los cuales está el exsecretario general de Naciones Unidas Kofi Annan y del cual forman parte personalidades de gran relevancia mundial--, los posicionamientos de presidentes y primeros ministros de países europeos, de líderes políticos europeos.

Hay un ruego de diálogo que recorre Europa. Porque Europa ya se siente interpelada sobre los efectos que puede tener una mala resolución de este conflicto. Todas estas voces merecen ser escuchadas y todas, sin excepción, nos han pedido que abramos un tiempo para dar una oportunidad de diálogo con el Estado español.

Hoy también corresponde esto. Por responsabilidad y por respeto.

Acabo. Y lo hago apelando a la responsabilidad de todos. A los ciudadanos de Cataluña les pido que continúen expresándose como lo han hecho hasta ahora, con libertad y con respeto a los que piensan diferente.

A las empresas y actores económicos les pido que continúen generando riqueza y que no caigan en la tentación de utilizar su poder para amedrentar a la población.

A las fuerzas políticas les pido que contribuyan con sus palabras y sus acciones a rebajar la tensión. También lo pido a los medios de comunicación.

Al Gobierno español le pido que escuche, ya no a nosotros si no quiere, sino a quienes abogan por la mediación y a la comunidad internacional, y a los millones de ciudadanos de toda España que le piden que renuncie a la represión y la imposición.

A la Unión Europea le pido que se implique a fondo y que vele por los valores fundacionales de la Unión.

Hoy el Govern de Cataluña hace un gesto de responsabilidad y generosidad, y vuelve a extender la mano al diálogo. Estoy convencido de que, si en los próximos días todos actúan con la misma responsabilidad y cumplen con sus obligaciones, el conflicto entre Catalunya y el Estado español se puede resolver de manera serena y acordada, y respetando la voluntad de los ciudadanos.

Por nosotros no quedará. Porque queremos ser fieles a nuestra larga historia, a todos los que han sufrido y se han sacrificado por ella, y porque queremos un futuro digno para nuestros hijos e hijas, para toda aquella gente que quiera hacer de Cataluña su tierra de acogida y de esperanza".

NO ESTAMOS LOCOS

Previamente, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dirigido hoy a los ciudadanos españoles con una parte de su discurso en castellano paar lanzar un mensaje de "serenidad, respeto y voluntad de diálogo y acuerdo", y ha afirmado que los independentistas no son "locos, abducidos, delincuentes ni golpistas", ni tienen "nada contra España".

"Somos gente normal que pide poder votar. Y que ha estado dispuesta a todo el dialogo necesario para realizarlo de manera acordada. No tenemos nada contra España o los españoles, al contrario, nos queremos reentender mejor, porque la relación no funciona. La Constitución es un marco democrático, pero hay democracia más allá de la Constitución", ha señalado.

CATALUÑA ES UN ASUNTO EUROPEO

Puigdemont ha abierto este martes en el Parlament su discurso tras el referéndum del 1-O, afirmando que el momento que vive Cataluña es histórico porque no un asunto doméstico o interno, sino que "Cataluña es un asunto europeo".

Puigdemont ha hecho esta afirmación en el inicio de su comparecencia ante el pleno de la cámara catalana, en el puede hacer en breve una declaración unilateral de independencia tras el 1-O, votación que fue suspendida por el Tribunal Constitucional.

"Es la primera vez en la historia de las democracias europeas que una jornada electoral se desarrolla con ataques policiales contra votantes que hacían cola para depositar una papeleta".

Puigdemont ha sostenido que "el 1-O la Policía y la Guardia Civil atacaron a personas indefensas" causando más de 800 heridos. Pese a ello, más de 2.280.000 personas vencieron el miedo y fueron a voitar. "Nunca lo olvidaremos", ha apuntado.

Los diputados de la CUP en el Parlament no han aplaudido ni se han levantado cuando el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha terminado su discurso en el pleno de la Cámara. En cambio, los de JxSí se han levantado y han ovacionado en bloque a Puigdemont.

UNA HORA MÁS TARDE DE LO PREVISTO

Puigdemont, ha retrasado su comparecencia en el Parlament hasta las 19 horas, una hora más tarde de lo previsto tras mantener una reunión desde las 17.15 en el Parlament con el grupo de JxSí y diputados de la CUP, para abordar el contenido de su comparecencia. Puigdemont habría pedido retrasar el pleno a causa de la controversia interna que habría originado al dar a conocer los pormenores de su intervención.

En paralelo, y poco antes de las 18 horas, los grupos de la oposición PP y Ciudadanos han reclamado que se suspendieara el pleno, una petición que ha rechazado la Junta de Portavoces.

RAJOY COMPARECERÁ ESTE MIÉRCOLES POR LA TARDE EN EL CONGRESO

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, confirmó este martes que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparecerá mañana, a las 16.00 horas, para informar sobre lo sucedido en Cataluña en la jornada del referéndum ilegal del 1 de octubre. Al producirse esta comparecencia, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolros Montserrat no acudirá a la Comisión de Discapacidad, tal y como estaba previsto en la agenda del Congreso.

Rajoy explicará en sede parlamentaria su actuación frente a la crisis en Cataluña un día después de que Puigdemont comparezca ante el Parlamento catalán.

El presidente anunció la noche del 1-O que comparecería a petición propia en el Parlamento, voluntad que formalizó al día siguiente en un escrito dirigido a la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor.