El Parlament defiende poder investir a Puigdemont, Sànchez y Turull y pide su libertad

Puigdemont pidió delegar su voto en el pleno pero el Parlament lo aplaza

Cs y PP han pedido un informe jurídico de los letrados por considerar que existen dudas de que pueda hacerlo

Domènech (Comuns) propone formar un Govern de independientes para acabar con el bloqueo institucional

Rechazada la propuesta de resolución de Cs que reclamaba la dimisión de Torrent

nacional

| 28.03.2018 - Actualizado: 14:56 h

Redacción Agencias

El pleno del Parlament ha aprobado este miércoles una resolución de JxCat, ERC y la CUP que reivindica poder investir como presidente de la Generalitat a Carles Puigdemont, Jordi Sànchez y Jordi Turull, y también que exige la liberación de todos los líderes soberanistas encarcelados.

Una de las resoluciones, que ha contado con el rechazo de Ciudadanos, el PSC y el PPC -los comunes han apoyado algunos de los puntos sometidos a votación- reclamaba la "puesta en libertad inmediata de todos los diputados y exdiputados" del Parlament "que están privados de libertad".

El texto aprobado compromete a la Cámara "a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar" que Puigdemont, Sànchez y Turull puedan ejercer sus derechos políticos, incluyendo el de poder someterse a un debate de investidura en un futuro inmediato. La resolución aprobada es simbólica y no servirá para desencallar la investidura en Cataluña, ya que en ningún caso equivale a la celebración de un debate de investidura, que aún sigue pendiente.

El punto de la resolución sobre la investidura ha registrado 66 votos a favor (JxCat, ERC, CUP) y 64 en contra (Cs, PSC, comuns, PP); el que pedía la liberación de los presos ha tenido 76 votos a favor (JxCat, ERC, CUP, comuns), 20 en contra (PP, PSC) y Cs no ha votado.

La diputada de JxCat Gemma Geis ha advertido de que su grupo está determinado en investir a Puigdemont pese a las trabas del Estado: "No renunciamos a la investidura de Puigdemont. Somos la lista del presidente y haremos todo lo posible para la protección de su legitimidad como presidente".

La diputada de ERC Anna Caula ha criticado al Estado "por al abuso de poder" al poner trabas a las investiduras de Puigdemont, Sànchez y Turull, y ha criticado que haya presos soberanistas cuando la única violencia que ha habido en Catalunya, a su juicio, fueron las cargas policiales del 1 de octubre.

El diputado de la CUP Carles Riera ha pedido investir a Puigdemont en un pleno inminente y, ante las desobediencia a la justicia que esto supondría, se ha comprometido a asumir "todas las responsabilidades institucionales y políticas y todas las consecuencias" que se desprenderían. Riera también ha criticado al presidente del Parlament, Roger Torrent, por haber aplazado el pasado 30 de enero el pleno que debía investir a Puigdemont: "Puigdemont sería presidente si la misma Presidencia --de la Cámara-- no hubiera acatado las prohibiciones ilegítimas".

La líder de Cs, Inés Arrimadas, ha tachado de barbaridad la resolución y ha censurado que el independentismo pida la liberación de sus presos: "Pretenden decidir en el Parlament quien tiene que salir de la cárcel. ¿Qué será lo próximo? ¿Decidir quién tiene que entrar en la cárcel?".

Ferran Pedret (PSC) ha mostrado empatía con los independentistas ante el sufrimiento de tener a líderes encarcelados, pero a la vez les ha exigido que defiendan también un llamamiento a afrontar el conflicto desde "la serenidad, la calma y por la vía de la política".

El líder del PP catalán, Xavier García Albiol, ha replicado a JxCat, ERC y la CUP que los presos soberanistas no están en la cárcel por sus ideas políticas, sino por haber intentado "un golpe de Estado o por asaltar un coche de la Guardia Civil".

Xavier Domènech (Comuns) ha aprovechado el debate para lanzar una propuesta: formar un Govern de personas independientes que no tengan vinculación con partidos políticos para acabar con el bloqueo institucional, la aplicación del artículo 155 y recuperar el autogobierno de Catalunya.

Con el apoyo de los comuns, JxCat y ERC y la CUP también han aprobado una resolución en la que piden que el Parlament y las instituciones del Estado cumplan con "las medidas cautelares adoptadas por el Comité de Derechos Humanos de la ONU" en defensa de los derechos políticos de Jordi Sànchez.

RECHAZADA LA PROPUESTA DE CIUDADANOS QUE PEDÍA LA DIMISIÓN DE TORRENT

El Parlament ha rechazado hoy solicitar, como pedía Ciudadanos, la dimisión del presidente de la cámara, Roger Torrent, por su "falta de imparcialidad y neutralidad institucional", así como poner fin a su "estrategia de utilización partidista" de la institución según los intereses independentistas. Esta solicitud de dimisión de Torrent ha sido rechazada por Junts per Catalunya, ERC y la CUP, pero también por el PSC y Catalunya en Comú-Podem, partidos estos dos últimos que han acusado a Ciudadanos de ser "parte del problema" en lugar de plantear soluciones, contribuyendo así al actual "bloqueo" de Cataluña.

Ciudadanos ha presentado una propuesta de resolución en el pleno extraordinario impulsado por los independentistas para reivindicar la investidura de Carles Puigdemont, en la que solicitaba entre otras cosas la dimisión de Torrent tras "constatar" que "sistemáticamente" el presidente del Parlament "ejerce sus funciones de forma arbitraria y tendenciosa en favor de los partidos independentistas". Este punto en concreto de la iniciativa de Ciudadanos es el que ha suscitado más críticas entre el resto de los grupos parlamentarios, con la excepción del PPC, que ha secundado la petición de dimisión de Torrent.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, había anunciado que el grupo parlamentario del PSC-Units votaría en contra de la propuesta de resolución presentada por Cs que reclamaba la dimisión del presidente de la Cámara, la Cámara, Roger Torrent, por ejercer su cargo "de manera tendenciosa". Lo ha asegurado en una entrevista de TV3 en la que ha reivindicado dar "margen de respeto y actuación" a Torrent, de quien ha recordado que es la principal autoridad de Catalunya ya que no se ha constituido un Govern.

Iceta ha apelado a los grupos mayoritarios de la Cámara catalana para que muevan ficha e intenten investir a un presidente de la Generalitat, y ha apelado también a Cs: "Tenemos a un grupo que tiene 36 diputados y que su propuesta es echar al presidente del Parlament". "Quien tiene que encabezar el camino es quien ganó las elecciones: por un lado Cs, que ganó, y por otro la mayoría independentista" que ostentan JxCat, ERC y la CUP, ha considerado.

PUIGDEMONT PIDIÓ DELEGAR SU VOTO

JxCat ha pedido este miércoles que el expresidente de la Generalitat y diputado del grupo, Carles Puigdemont, pudiera delegar su voto en el pleno que empezo hace unos minutos en el Parlament catalán, pero la Mesa del Parlament ha aplazado la decisión al respecto hasta la semana que viene. Cs y PP han pedido un informe jurídico de los letrados por considerar que existen dudas de que pueda hacerlo. Finalmente, no será hasta la semana que viene cuando lo abordará la Mesa del Parlament.

La petición de delegación ha llegado un minuto antes de que se reuniera la Mesa del Parlament, el órgano rector de la Cámara.

Hasta la fecha habían pedido delegar el voto en otros plenos los diputados encarcelados y se había tramitado sin problemas, pero nunca antes lo habían pedido diputados que se fueron al extranjero para no comparecer ante la justicia.

Puigdemont ya pidió poder delegar el voto en otro compañero de JxCat el pasado 18 de enero, pero entonces se rechazó porque estaba en Bruselas y no había comparecido ante la justicia cuando se le indicó. Sí que han podido delegar su voto en las sesiones que se han celebrado hasta la fecha los diputados que están en prisión preventiva, entre los cuales figura el líder de ERC, Oriol Junqueras.