Puigdemont espera convocar "elecciones constituyentes" tras la Diada de 2017

El Govern y la Mesa del Parlament inician ofrendas florales sin el PPC ni C's

Junqueras está convencido de que es el último 11 de septiembre antes de la independencia

Iceta ve a Puigdemont "desconectado de realidad" con un plan que "fracasará"

Rivera aboga por celebrar una Diada "para todos los catalanes"

nacional

| 11.09.2016 - 09:45 h
REDACCIÓN

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dicho hoy que espera haber convocado unas "elecciones constituyentes" para la Diada del año que viene, en la que Cataluña, ha subrayado, se encontrará en el "tránsito entre la postautonomía y la preindependencia".

Así lo ha afirmado en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros en el Palau de la Generalitat, en la que ha calculado que, "a finales de julio" de 2017, el Parlament ya debería haber terminado los trabajos que se ha marcado la mayoría independentista de Junts pel Sí y la CUP para esta legislatura.

Preguntado por cuál será la fase en la que se encontrará el proceso soberanista en la Diada de 2017, Puigdemont ha subrayado: "Yo espero, porque es mi compromiso, que seamos capaces de hacer las cosas tan bien que yo ya esté en funciones", porque se habrán convocado elecciones.

El presidente de la Generalitat ha avanzado además que aprovechará su intervención en el debate de la cuestión de confianza del 28 de septiembre en el Parlament para plantear al Estado una propuesta de referéndum en Cataluña.

Puigdemont ha explicado que la idea de hacer un referéndum sobre la independencia en los próximos meses se está "estudiando", pero "de momento" lo que prevé la vigente hoja de ruta del Govern es celebrar unas "elecciones constituyentes" en 2017.

Pese a que el Gobierno central y las Cortes han rechazado en reiteradas ocasiones en los últimos años las peticiones catalanas para poder celebrar un referéndum con todas las garantías legales, Puigdemont ha asegurado que no tira aún la toalla: "Voy a insistir el día 28 en hacer una propuesta en este sentido a la política española".

"Si hay posibilidades de utilizar el referéndum como mecanismo eficaz y seguro para que la gente decida, claro que no está descartado", ha apuntado Puigdemont, que el día 28 se someterá a una cuestión de confianza, para la que ya se ha garantizado el apoyo de Junts pel Sí y la CUP, los dos grupos independentistas de la cámara.

En todo caso, ha recalcado que, si no hay acuerdo con el Estado para celebrar un referéndum, la "fórmula" prevista es convocar unas elecciones constituyentes, que serían un "verdadero plebiscito de validación" del proceso independentista.

OFRENDA FLORAL

El Govern, encabezado por el presidente Carles Puigdemont, y la Mesa del Parlament han protagonizado el inicio de las ofrendas florales con motivo de la Diada al monumento a Rafael Casanova, del que cuelga una bandera independentista, un acto al que no acudirán ni el PPC ni Ciudadanos.

Como ya viene siendo habitual, los Mossos d'Esquadra han puesto en marcha un sistema de seguridad que hace difícil escuchar en el monumento los gritos, consignas independentistas e insultos que habitualmente se oían otros años por parte de algunos ciudadanos.

La jornada, que ha arrancado con normalidad, estuvo precedida anoche por un acto institucional en la explanada junto al Born Centro de Cultura y Memoria de Barcelona, centrado en rendir homenaje a las personas obligadas a emigrar, y al que no asistieron ni PPC ni C's, como tampoco la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna.

PP y C's no asisten a ningún acto institucional de la Diada porque consideran que están "secuestrados" por los independentistas.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha hecho hoy un llamamiento a salir esta tarde a la calle, con motivo de la Diada del 11 de Septiembre, para "defender" las instituciones catalanas y la libertad de expresión.

Tras encabezar la delegación de la Mesa del Parlamento catalán, que ha hecho la tradicional ofrenda floral al monumento a Rafael Casanova en Barcelona, Forcadell ha animado a los ciudadanos catalanes a sumarse a las movilizaciones independentistas convocadas por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural.

"Un motivo para salir a la calle esta Diada es para defender las libertades de las instituciones catalanas y de todos los ciudadanos, el derecho y la libertad de participación y de expresión", ha afirmado Forcadell, que se encuentra a la espera de saber si el Tribunal Constitucional la sanciona o no por haber permitido que el pleno del Parlamento catalán aprobara las conclusiones del proceso constituyente, que abren la puerta a una vía unilateral hacia la independencia.

Forcadell ha recalcado que, aunque la Diada conmemora la "lucha de los catalanes" que defendieron la ciudad de Barcelona frente a las tropas borbónicas en 1714, "lo que nos mueve masivamente es el anhelo de un futuro mejor".

Entre los miembros de la Mesa que han participado en la ofrenda no se encontraba el vicepresidente segundo de la cámara catalana, José María Espejo-Saavedra, de Ciudadanos, ni tampoco ningún representante del PPC, sin presencia en la Mesa.

Antes de esta ofrenda, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha encabezado, por primera vez desde su investidura en enero pasado, la ofrenda del gobierno catalán ante el monumento.

Puigdemont ha llegado a la estatua de Casanova entre los aplausos del público y ha pasado revista a los Mossos d'Esquadra, posteriormente ha saludado uno a uno a sus consejeros, antes de depositar una corona floral adornada con una 'senyera', que ha colocado a los pies de la estatua de Casanova junto con el vicepresidente del gobierno catalán, Oriol Junqueras, antes de escuchar el himno de 'Els Segadors'.

JUNQUERAS: ES EL ULTIMO 11 DE SEPTIEMBRE ANTES DE LA INDEPENDENCIA

Por su parte, el vicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, se ha mostrado convencido del éxito de participación en las movilizaciones de esta Diada, que ha considerado que es la "última antes de la independencia".

En atención a los medios tras la ofrenda floral de ERC al monumento de Rafael Casanova, se ha referido a las palabras del sábado del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que considera sirven para explicar que "el Gobierno ha desconectado de las necesidades, de los derechos y del pueblo de Catalunya", una actitud que ha calificado de tradicional y que, a su juicio, no constituye ninguna sorpresa.

El diputado republicano en el Congreso Gabriel Rufián también se ha referido a Margallo diciendo que sus palabras van "en contra de la soberanía de Catalunya, de lo que la gente vota", y sobre la candidatura del exministro José Manuel Soria al Banco Mundial --a la que renunció--, ha opinado que refleja la impunidad de un partido que gana elecciones porque esto le sale gratis.

ICETA VE A PUIGDEMONT DESCONECTADO DE LA REALIDAD

Mientras, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha acusado hoy al Govern de Carles Puigdemont de "desconectar de la realidad" al querer desplegar una hoja de ruta "condenada al fracaso", ya que en Cataluña no hay una "mayoría para la independencia".

Iceta ha puntualizado que, si bien "es verdad" que el Gobierno del PP "ha desconectado un poco", lo que hay que hacer es "trabajar para sustituirlo".

Según Iceta, "también el Govern y su mayoría independentista ha desconectado de la realidad", porque "no hay una mayoría para la independencia" en la sociedad catalana y "el camino que pretenden seguir para alcanzarla está condenado al fracaso".

RIVERA ABOGA POR CELEBRAR UNA DIADA PARA TOODOS LOS CATALANES

Por su parte, el presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, ha expresado hoy su deseo de que, algún día, se pueda celebrar en Cataluña "una Diada para todos los catalanes, con lo que une y no con lo que separa".

Rivera ha utilizado la red social Twitter para desear "Bona Diada", ya que hoy participa en la campaña electoral de la formación naranja en Galicia.

Los representantes de Ciudadanos no han participado esta mañana en las ofrendas florales que tienen lugar ante el monumento a Rafael Casnova, así como tampoco acudieron ayer al acto institucional celebrado en el Born de Barcelona.

La líder de la oposición y de Ciudadanos (C's) en Cataluña, Inés Arrimadas, ha acusado al president de "alimentar la confrontación" con el Gobierno, mientras que desde Vigo, el presidente de la formación naranja, Albert Rivera, ha deseado que "algún día" pudiera celebrarse en Cataluña una Diada "de todos los catalanes".

En el transcurso del acto convocado por la formación naranja en Premià de Mar (Barcelona), Arrimadas ha replicado al discurso de ayer del president, quien acusó al Estado de "desconectar" de sus compromisos con Cataluña.

"Lo que Puigdemont hace es alimentar la confrontación con el Gobierno de España", ha denunciado antes de lamentar que, desde hace tiempo, sólo se oyen "declaraciones cruzadas" entre los gobiernos español y catalán.

ALBIOL PIDE A LOS PARTIDOS NO SECESIONISTAS QUE SE UNAN PARA "DEFENDER LA DEMOCRACIA"

Por su parte, el líder del PPC en el Parlament, Xavier García Albiol, ha pedido a los partidos no secesionistas que abandonen "las debilidades y las ambigüedades" y que se unan para "defender la democracia" porque "frente al radicalismo del independentismo la única respuesta es ideas claras".

"En estos momentos excepcionales no se trata de matices, no se trata de si somos de derechas o de izquierda, autonomistas o federalistas", ha sostenido durante el acto institucional de los populares celebrado frente al monumento a Josep Tarradellas.

Albiol ha sostenido que la cuestión principal es "defender la democracia" en Cataluña frente a un Govern que "toma decisiones contra el Estado de derecho".

En el acto, que ha congregado a un centenar de personas, también han estado presentes la presidenta del PPC, Alícia Sánchez Camacho; el abanderado en la clausura de los JJOO en Río y concejal popular, Jesús García Bragado, y gran parte del grupo parlamentario.

García Bragado ha leído el manifiesto del partido, en el que se lamenta que los independentistas hayan "secuestrado" la Diada.

Quien sí que ha acudido a la ofrenda floral a Rafael Casanova ha sido el líder del PSC, Miquel Iceta, que ha acusado al Govern de "desconectar de la realidad" por desplegar una hoja de ruta "condenada al fracaso": no hay una "mayoría para la independencia".

Por su lado, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido la "dimisión inmediata" del ministro de exteriores, José Manuel García-Margallo, porque entiende que "mezcla" terrorismo y el derecho a decidir, en un gesto que no es "inocente ni casual" y sí "reprobable" y "lamentable".

El ministro advirtió ayer que el "desafío soberanista" de Cataluña es el "más importante" que enfrenta España, ya que "de una crisis se sale, un ataque terrorista se supera, pero la disolución de España es absolutamente irreversible", unas afirmaciones que han suscitado críticas de todos los partidos, excepto del PPC.