Puigdemont equipara el soberanismo a la lucha por derechos civiles en EEUU

PP y PSOE tacha de "deriva absurda" y "ridiculo" las palabras de Puigdemont en Harvard

nacional

| 28.03.2017 - 11:55 h
REDACCIÓN

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha equiparado el soberanismo catalán con el Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos, la lucha entre 1954 y 1968 para poner fin a la discriminación y segregación racial de los afroamericanos.

"Nuestra lucha es un reflejo de la lucha por los derechos civiles estadounidenses. Las instituciones estadounidenses han respetado la democracia y la voluntad de su pueblo de adaptarse a los nuevos tiempos", ha afirmado Puigdemont durante una conferencia titulada Cataluña, hoy y mañana pronunciada en la Universidad de Harvard.

"El Gobierno español debe escuchar a su pueblo y respetar los derechos civiles", ha agregado, tras afirmar que la sentencia del Constitucional en 2010 sobre el Estatuto de Cataluña fue un "golpe abrupto" al que siguió "una regresión en derechos civiles y poder político", así como "una vuelta a tiempos pasados".

El presidente de la Generalitat ha señalado que la Constitución de Estados Unidos "pertenece al pueblo estadounidense, y no al revés" y ha destacado que "ha sido enmendada hasta 27 veces". "Gracias a eso, la esclavitud fue abolida. Gracias a eso, las mujeres y hombres pueden votar. Gracias a eso, la segregación es algo del pasado", ha indicado. "El Gobierno español debe escuchar a su pueblo y respetar sus derechos civiles", ha agregado.

Después, ha pasado a defender el referendo de autodeterminación que su Gobierno quiere celebrar como muy tarde en el mes de septiembre de este año y al que se opone el Gobierno español. "Estamos convencidos de que el referendo es el mecanismo más claro, más fuerte y más aceptable internacionalmente para determinar la voluntad del pueblo en una decisión de esta magnitud", ha sostenido.

"Creemos que la mejor manera de preguntar a la gente es en las urnas", ha añadido. Puigdemont ha iniciado en Boston su primer viaje a Estados Unidos como presidente de la Generalitat, que durará cinco días, pero no está previsto que se reúna con ningún funcionario del Gobierno Trump.

DERIVA ABSURDA Y RIDICULO

El coordinador general y responsable de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha asegurado que las últimas declaraciones del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, poniendo en duda la democracia en España evidencian la "locura" y la "deriva absurda" en la que está instalado el Gobierno catalán.

"Es una locura. Como siempre, están en una deriva absurda. Evidentemente en España hay democracia y un régimen de libertades", ha recalcado, para añadir que ese régimen de libertades es el que permite al régimen catalán decir "cosas tan absurdas como ésas".

Por su parte, el portavoz de la Gestora del PSOE, Mario Jiménez, considera que las palabras del presidente catalán, Carles Puigdemont, criticando la democracia española y comparándola con la turca de Erdogan, demuestran "el camino al ridículo en el que el independentismo catalán se ha situado".

En una entrevista en RNE, ha opinado que no hay que darles a esas palabras "mucha más importancia" porque lo que pretenden, probablemente es "provocar" y que todo el mundo hable de esos "exabruptos" y no de "otras cosas".

A su modo de ver, lo que sí es significativo es que este lunes se cumplió "uno de esos plazos con los que amenazaron los independentistas al Estado español": "Ayer se tenía que haber producido la desconexión y se ha producido, pero no de España, sino de la realidad".

Por eso, ha añadido, Puigdemont dice "esas cosas en el extranjero" y se genera un "esperpento continuo que no lleva a ninguna parte" y una "actitud de desobediencia intolerable" por parte de personas que son responsables institucionales.