Puigdemont critica al Rey y se declara dispuesto a una mediación, pero sin ceder

Asegura que su gobierno "no se desviará ni un milímetro de su compromiso de paz y seguridad pero a la vez de firmeza con que quiere hacer las cosas"

Pese a que apela a "la mediación", podría declarar la independencia el próximo lunes

nacional

| 04.10.2017 - Actualizado: 22:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha mostrado dispuesto a "emprender un proceso de mediación" sobre el proceso independentista tras el referéndum del 1-O.

Lo ha dicho este miércoles por la noche durante un mensaje institucional pronunciado desde el Palau de la Generalitat.

Además, ha rechazado el mensaje institucional del Rey del martes porque no apeló al diálogo: "Así, no. Con su decisión de ayer usted decepcionó a mucha gente en Cataluña que le aprecia". "El mensaje que el jefe del Estado no lo podemos compartir ni aceptar. Ignora deliberadamente a los millones de españoles que no piensan como ellos. El Rey perdió ayer una oportunidad de dirigirse a todos los ciudadanos a los que debe respeto”, ha dicho Puigdemont.

Puigdemont ha asegurado que su gobierno "no se desviará ni un milímetro de su compromiso de paz y seguridad pero a la vez de firmeza con que quiere hacer las cosas. Por eso pido mediación. Lo reiteraremos tantas veces como sea necesario. Sin embargo no hemos recibido nunca una respuesta positiva por parte del Estado y creo que con toda sinceridad que vuelve a ser una irresponsabilidad no atender los ruegos para que este conflicto se encarrile desde la política y no desde la Policía”.

APLICAR EL RESULTADO DEL 1-O

Puigdemont ha asegurado que Cataluña seguirá enseñando su mejor cara en los próximos días: "Cuando las instituciones de Cataluña tendremos que aplicar el resultado del referéndum"

Considera que fue un discurso sólo para una parte de la población y que "hace suyo el discurso y las políticas del Gobierno Rajoy que han sido catastróficas en relación a Cataluña"."E ignora deliberadamente a los millones de catalanes que no pensamos como ellos y a los catalanes que han sido víctimas de una violencia policial", en alusión a las cargas del día del referéndum.

Y les acusa de no haber tenido interés en saber la opinión y la visión del Govern en ningún momento del proceso soberanista, y de aceptar en cambio "un rol inadecuado que sólo busca allanar" las decisiones del Gobierno central.