Puigdemont convocará un referéndum o elecciones constituyentes antes de un año

Catalá dice a Puigdemont que la consulta es ilegal y avisa que si lo convoca caerá sobre él todo el peso de la ley

Sáenz de Santamaría califica de "rupturista, ilegal y oportunista" la propuesta de Puigdemont

Arrimadas urge una solución política tras la multitudinaria manifestación 11S

nacional

| 12.09.2016 - 10:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha anunciado este lunes que convocará un referéndum en caso de que sea "factible" en junio o julio de 2017 o elecciones constituyentes en Cataluña antes de septiembre. En una entrevista en Catalunya Ràdio, ha asegurado que el referéndum es el mejor mecanismo para culminar el proceso y para contar a los favorables y contrarios a la independencia, pero ha insistido en que solo lo hará si es factible una vez cumplida la hoja de ruta en junio o julio del año que viene.

Según Puigdemont, debe ser un referéndum vinculante que cumpla con los "estándares aceptados en el mundo en términos de participación, validación de resultados y todas las garantías" porque solo, si es un mecanismo seguro y veraz, llegará el reconocimiento internacional".

El presidente ya explicó durante la Diada que volverá a pedir al Estado la posibilidad de celebrar un referéndum pactado en Cataluña, lo que no ve incompatible con mantener la hoja de ruta, aunque ha admitido que tiene pocas esperanzas de que la petición prospere.

En cualquier caso, ha remarcado que las urnas se pondrán entre verano y otoño del año que viene, cuando se habrá acabado el trabajo al que se comprometieron en la hoja de ruta porque "debe quedar clara la certeza de la culminación" del proceso independentista. "La propuesta de acuerdo con el Estado tiene fecha. Si el Estado no acuerda nada, en julio habremos acabado el trabajo", ha explicitado Puigdemont, que cree que lo único unilateral es su rechazo al referéndum.

UNA MAYORIA DEL 50%

Para Puigdemont, los referéndum se ganan si se supera el 50% de los votos, dejando claro que no aceptarán las reglas del juego de "una parte que no quiere acordar el referéndum", y que solo se abrirían a convenir otras cifras en caso de que se pactara. También ha advertido de que una vez se despliegue un Estado catalán "nadie tendrá legitimidad para decirle al Parlament que haga una cosa que no hayan decidido" los catalanes y los que quieran podrán implicarse en su resurgimiento.

Sobre la posible inhabilitación de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, por parte del TC, el presidente catalán considera que sería una barbaridad: "Para mí, Forcadell es y será la presidenta del Parlament hasta que el Parlament no la destituya".

Después de que el presidente de la ANC, Jordi Sànchez, pidiera a Forcadell que siga ejerciendo su trabajo en caso de que el TC la inhabilite, Puigdemont se ha alineado con estas palabras asegurando que "no hay ninguna causa para que deje de hacerlo". "Su responsabilidad nace del mandato que tiene el Parlament", ha añadido Puigdemont, que cree que una posible inhabilitación respondería solo a motivos ideológicos y que ha recalcado que ni ella ni otros dirigentes que puedan ser juzgados estarán solos.

En caso de inhabilitación, Puigdemont ha anunciado que recibirá a la presidenta del Parlament en el Palau de la Generalitat y, al preguntársele si la acción de Forcadell puede derivar en el primer acto de desobediencia al Estado, ha asegurado que "es el Estado el que desobedece al Parlament, porque el Parlament obedece a la gente que ha votado".

También ha asegurado que la ley de transitoriedad jurídica permitirá que no haya "ni un segundo de vacío legal ni de inseguridad", y considera inadmisible que se dude de la viabilidad económica de una Cataluña independiente.

CATALÁ DICE A PUIGDEMONT QUE LA CONSULTA ES ILEGAL

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha replicado este lunes al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, que el referéndum independentista, ya sea pactado o no, es ilegal y que, por tanto, caerá "todo el peso de la ley" sobre quien cometa cualquier irregularidad en este sentido. "Una consulta pactada no existe en nuestro ordenamiento jurídico. La clave está en la soberanía nacional, que reside en todos los españoles, no sólo en una parte", ha afirmado Catalá, en declaraciones a RNE, después de que Puigdemont hablara ayer de referéndum pactado como solución al problema catalán.

"Nunca va a ser posible, con la Constitución actual, que una parte decida lo que quiere ser. Lo decidimos todos. Puigdemont no tiene capacidad para hacer lo que él considere; todos estamos sometidos a las reglas del juego", ha subrayado.

El ministro en funciones ha asegurado que "en Cataluña se cumplen las sentencias y las leyes", puesto que es "una comunidad autónoma más donde las leyes están vigentes". Por eso, ha señalado que "los responsables políticos tienen que acatar las leyes" y que, cuando no lo hacen, "deben asumir las consecuencias".

EL INDEPENDENTISMO NO CRECE

Para Catalá, la manifestación de la Diada de ayer demuestra que "el movimiento independentista catalán está muy presente", pero también que en el último año "no ha habido ningún incremento singular" del apoyo ciudadano, que "no parece que esté creciendo".

El responsable de Justicia ha dicho que de momento no le consta que la Fiscalía haya iniciado ninguna actuación contra la quema de algunas banderas y fotos del Rey que se produjo en la manifestación de la izquierda independentista y anticapitalista. Sin embargo, ha indicado que "no será difícil actuar" en este sentido, ya que hay imágenes disponibles, por lo que "si se acredita delito y se identifica a los autores", se podrán tomar medidas.

SÁENZ DE SANTAMARÍA CALIFICA DE "RUPTURISTA E ILEGAL

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, calificado de "rupturista, ilegal y oportunista" la propuesta del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para intentar de convocar un referéndum y planteará al Estado una consulta legal y acordada. Durante su intervención en un desayuno del Forum Europa celebrado en Bilbao para presentar al candidato popular a la Lehendakaritza, Alfonso Alonso, Sáenz de Santamaría ha afirmado que la propuesta de Pigdemont "solo genera división y ruptura entre los catalanes".

A su juicio, Cataluña, igual que el País Vasco, son "mucho más que los políticos independentistas, y proposiciones como ésta lo único que hacen" favorecer la ruptura de una sociedad que, como la vasca, es "muy plural". "Cuando uno presenta iniciativas como ésta, lo que hace es tensar y hacer sufrir a la sociedad a la que gobierna, que es la última aspiración que tiene que tener un gobernante", ha dicho.

En segundo lugar la vicepresidenta ha asegurado que es "ilegal" y la Ley "es la expresión de la democracia". "Los gobernantes han de regirse por el respeto a la Ley", ha advertido.

ARRIMADAS URGE UNA SOLUCIÓN POLÍTICA TRAS LA MULTITUDINARIA MANIFESTACIÓN 11S

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha admitido hoy que hubo "mucha gente" en la manifestación independentista de ayer, y ha urgido a una "solución política", que para C's pasa por una reforma de España en la que Cataluña juegue un papel "protagonista" y no de "mero espectador". Arrimadas ha pronunciado una conferencia en el Fórum Europa Tribuna Cataluña, en el que la celebración ayer de la Diada de Cataluña ha centrado parte de su intervención, al igual que las preguntas de los asistentes a la misma.

Durante su intervención, la jefa de la oposición en el Parlament ha constatado que el número de catalanes que participaron en la manifestación independentista de ayer fue menor que en anteriores ediciones, si bien ha admitido que "salió a la calle mucha gente", catalanes que piensan que "sus problemas vienen de la pertenencia" a España y que la "solución" es la ruptura. En este contexto, Arrimadas ha señalado que se necesita de manera "urgente" una "solución política", que para Ciudadanos se basa en una reforma de España en la que Cataluña juegue un "papel protagonista" y no de "mero espectador" y que esté liderada por "nuevos interlocutores".