Puigdemont afirma que sus decisiones se basan en la paz, la firmeza y la democracia

Homenaje a Companys en el Castillo Montjuïc

nacional

| 15.10.2017 - Actualizado: 14:59 h

AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha constatado su compromiso con valores que quiere mantener: "Reiterar nuestro compromiso con la paz, el civismo, la serenidad, y también la firmeza y la democracia, como inspiradores de las decisiones que hemos de tomar".

Un día antes de contestar al requerimiento del Gobierno central sobre la declaración de independencia, Puigdemont lo ha dicho este domingo junto al vicepresidente y otros miembros de su Govern, durante un discurso ante la tumba de su antecesor Lluís Companys, de cuyo fusilamiento se cumplen este domingo 77 años.

Ha hecho esta afirmación en su nombre y el del Govern, y teniendo en cuenta que lo dice "en un momento como este, en un lugar como este, en un día como este", para destacar así que lo dice ante la tumba de Companys en el aniversario de su muerte y en pleno debate sobre la independencia.

Puigdemont --que ha hecho una ofrenda floral ante la tumba tras ser recibido por algunas personas al grito de 'President'-- ha defendido responder con valores cívicos y democráticos las críticas "en estas horas difíciles y a la vez esperanzadas que vive Cataluña".

Por eso ha lamentado especialmente la acusación de adoctrinamiento político en los colegios catalanes: "Contra la indignidad de algunos políticos que calumnian a nuestra escuela, la dignidad de nuestros profesores".

"Contra la violencia, civismo; contra las amenazas y el miedo, esperanza; contra los provocadores, serenidad; contra los insultos, respeto", ha proclamado.

INDEPENDENCIA Y ECONOMIA

También ha pedido dar valor a los votos y no sólo al dinero, en doble alusión al referéndum y a las consecuencias económicas del proceso soberanista.

Y ha añadido: "Contra quienes ponen la economía al servicio de los intereses políticos, la determinación de nuestras pymes y de nuestros trabajadores de construir un país de libre competencia".

EL GOBIERNO CENTRAL Y COMPANYS

Puigdemont ha hecho un paralelismo entre la dignidad y el coraje que ve en Companys y la necesidad de mantener estos dos valores en Cataluña, "pueblo que buscará siempre y en todo momento la libertad de todos sus ciudadanos".

Lo ha pedido también como "un compromiso de paz contra la violencia, la agresión y la imposición".

Ha constatado que fusilaron a Companys por ser presidente de la Generalitat, y que fue víctima de "un combate muy desigual entre la legitimidad y la dignidad democráticas y la ilegitimidad y la bajeza del fascismo amparado en la fuerza del Estado".

LOS "SOCIOS DE MANIFESTACION" DEL PP

Además, ha lamentado que el Gobierno central no haya pedido perdón por la muerte de su antecesor 77 años después, "cuando se supone que el orden y la legalidad que permitieron aquella ejecución ya han cambiado".

"Al contrario: el partido que gobierna España sigue banalizando aquél crimen mientras elige como socios de manifestación a quienes alzan el brazo fascista con total impunidad".

HOMENAJE A COMPANYS

A la ofrenda, junto al presidente catalán, han asistido la presidenta del Parlament, Carme Forcadell; y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Acompañados por Mossos vestidos con el uniforme de gala, durante el acto se ha interpretado el Cant dels Ocells en recuerdo a Companys, que tiene allí un monolito para honrar su memoria.

También en ese lugar, aunque de madrugada, diversas delegaciones de partidos independentistas han rendido homenaje a Companys.

La coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, ha liderado la delegación de esa formación, y durante el acto ha defendido que la apuesta de su partido por el independentismo busca "la libertad del país para ofrecer a los catalanes un futuro mejor, más justo y más libre".

Por su parte, el presidente del grupo de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, ha liderado la delegación republicana, que en esta ocasión ha sustituido las tradicionales antorchas con las que suelen acudir a ese lugar por claveles.

Bosch ha asegurado que "la estrategia del Estado contra la figura de Lluís Companys es la misma que utilizan ahora para intentar derrotarnos como pueblo".

Tras pasar por este lugar, diferentes partidos e instituciones catalanas participan a esta hora en diversos homenajes, en este caso por separado, en el Fossar de la Pedrera, el lugar del cementerio de Montjuïc donde está enterrado Companys.