Puigdemont acusa al Gobierno de "jugar a hacer política" con la seguridad de los catalanes

El presidente de la Generalitat ha asegurado que ya tienen "más de 6.000 urnas para el referéndum"

El Gobierno no responde a Puigdemont "por responsabilidad y sentido común"

Rajoy destaca que la coordinación fue "fluida y constante" tras los atentados

nacional

| 25.08.2017 - 18:54 h

EUROPA PRESS

El presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, ha asegurado, en una entrevista con Financial Times recogida por Europa Press, que el Gobierno español ha estado "jugando a hacer política" con la seguridad del pueblo catalán por cortar los fondos de la policía autonómica.

El jefe del Ejecutivo catalán, que realiza esta entrevista una semana después de los ataques terroristas de Barcelona y Cambrils que dejaron 15 muertos, ha asegurado que la fuerte oposición del Gobierno español al referéndum del 1 de octubre ha llevado a Madrid a cortar el flujo de dinero e información a Cataluña

"Les hemos pedido que no juegen a hacer política con la seguridad", ha declarado Puigdemont sobre la decisión del Gobierno español de bloquear la contratación de nuevos agentes de la policía catalana para este año y de "contemporizar" a la hora de entregar a las fuerzas de seguridad autonómica información de la Europol. "Por desgracia, el Gobierno español tenía otras prioridades", ha precisado.

ANUNCIA QUE YA DISPONE DE "MÁS DE 6.000 URNAS" PARA EL REFERÉNDUM

Por otra parte, Puigdemont ha asegurado este viernes que el Gobierno ya dispone de "más de 6.000 urnas" para celebrar el referéndum anunciado para el 1 de octubre.

En una entrevista de 'Financial Times' recogida por Europa Press, ha dicho: "Ya tenemos más de 6.000 urnas. No veo de qué modo el Estado puede frenarlo".

La Generalitat inició en mayo el proceso para comprar 8.000 urnas --2.000 más que las anunciadas ahora-- y la Fiscalía se querelló contra la entonces consejera de Presidencia, Meritxell Borràs, y su secretario general, Francesc Esteve.

El Gobierno catalán llegó a homologar a dos empresas como posibles fabricantes de urnas, pero a finales de junio declaró el concurso público desierto alegando que ninguna de las dos cumplía todos los requisitos exigidos.

Entonces inició un proceso de compra "directa" de las urnas, aunque no detalló cómo: Puigdemont tampoco lo concreta en la entrevista.

Avisa de que el 1-O se hará aunque le inhabiliten o condenen a prisión: "No quiero ir a la cárcel, pero no hay nada que me puedan hacer a mi que pueda frenar este referéndum".

"Volver a la normalidad es derrotar a los terroristas", ha dicho en alusión a la defensa del 1-O que seguirá haciendo pese a los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) de la semana pasada.

EL GOBIERNO NO RESPONDE A PUIGDEMONT "POR RESPONSABILIDAD Y SENTIDO COMÚN"

El Gobierno no ha querido responder a las acusaciones que ha lanzado el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en una entrevista en Financial Times, en la que acusa al Ejecutivo central de "hacer política con la seguridad de los catalanes.

"Por responsabilidad y sentido común nos remitimos a la extensa comparecencia del presidente del Gobierno esta mañana en rueda de prensa", han asegurado a Europa Press fuentes del Gobierno.

Mariano Rajoy ha comparecido al mediodía de hoy, tras la reunión del Consejo de Ministros, para aplaudir el trabajo de los Mossos d'Esquadra tras los atentados en Cataluña y la desarticulación en 100 horas, según ha precisado, del núcleo central de la célula terrorista que los perpetró, un reconocimiento que ha hecho extensivo a la Guardia Civil y la Policía Nacional.

El jefe del Ejecutivo se ha centrado en aplaudir este trabajo y ha añadido que "tiempo habrá de analizar todos los pormenores", dejando claro que, en todo caso, "los culpables" son los terroristas".

Sin embargo, el presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, ha acusado al Gobierno español de estar "jugando a hacer política" con la seguridad del pueblo catalán por cortar los fondos de la policía autonómica.

El jefe del Ejecutivo catalán, que ha realizado esta entrevista una semana después de los ataques terroristas de Barcelona y Cambrils que dejaron 15 muertos, ha asegurado que la fuerte oposición del Gobierno español al referéndum del 1 de octubre ha llevado a Madrid a cortar el flujo de dinero e información a Cataluña

"Les hemos pedido que no juegen a hacer política con la seguridad", ha declarado Puigdemont sobre la decisión del Gobierno español de bloquear la contratación de nuevos agentes de la policía catalana para este año y de "contemporizar" a la hora de entregar a las fuerzas de seguridad autonómica información de la Europol. "Por desgracia, el Gobierno español tenía otras prioridades", ha precisado.