Prisión sin fianza para el joven que quería volar la Universidad de Baleares

Según fuentes judiciales podría ser condenado hasta a 28 años de cárcel

nacional

| 05.10.2012 - 12:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El juez de Palma Enrique Morell ha ordenado el ingreso en prisión sin fianza de Juan Manuel Morales, el joven detenido por planear una masacre en la Universidad de Baleares, acusado de los presuntos delitos de tenencia de explosivos y tentativa de estragos.

En juez ha dictado un auto de prisión provisional incondicional tras tomar declaración durante cuarenta minutos al joven de 21 años, que según fuentes judiciales podría ser condenado hasta a 28 años de cárcel.

Morales, que fue detenido el miércoles por la mañana cuando recibía los 140 kilos de explosivos con los que quería atentar contra la universidad, ha declarado ante el juez asistido por una abogada de oficio después de reconocer sus planes ante la policía.

El titular del juzgado de instrucción número 9 de Palma, hoy en funciones de guardia, ha imputado al joven el presunto delito de tenencia de explosivos, castigado con entre 4 y 8 años de cárcel, y también el de tentativa de estragos.

La primera de las imputaciones ha coincidido con la petición de la Fiscalía, que igualmente solicitaba prisión incondicional, pero el juez ha añadido el segundo delito sin que lo hubiera planteado el ministerio público.

El magistrado, que también ha sido el responsable judicial de la investigación que ha conducido al arresto del Morales, justifica en el auto su decisión de ordenar prisión sin fianza en la necesidad de evitar la reiteración del delito, de proteger a las posibles víctimas y de impedir la alteración de pruebas.

Además, Morell subraya las elevadas penas de prisión con que se castigan los dos delitos que presuntamente ha cometido el detenido, quien presumiblemente habría ratificado ante el juez la declaración autoinculpatoria que ha hecho ante la policía.

Según ha confirmado la Delegación del Gobierno en Baleares, Morales ha admitido a los investigadores que pretendía emular la masacre cometida en 1999 en el instituto Columbine (Colorado-EEUU) por dos adolescentes a los que considera sus ídolos.

Para ello, había adquirido por internet a una empresa de Barcelona, según fuentes de la investigación, hasta 140 kilos de productos químicos con los que pensaba fabricar bombas con metralla y hacerlas estallar en distintos puntos de la universidad balear.

Los investigadores barajan que podría haber fijado su atentado múltiple para el próximo 20 de abril,en el catorce aniversario de la matanza a tiros de 13 personas en Columbine, y que después planeaba suicidarse, tal y como él mismo había anotado en un diario encontrado en el registro de su casa.

Morales estaba siendo investigado desde hacía cinco meses y en las últimas semanas se estableció un estrecho dispositivo policial de vigilancia en torno al piso del centro de Palma en el que vivía.

El aviso sobre su posible peligrosidad lo dio a la policía un periodista venezolano radicado en Japón que mientras revisaba páginas de internet sobre matanzas estudiantiles encontró comentarios del joven mallorquín en los que ensalzaba a los asesinos de Columbine.