Prisión para siete de los ocho detenidos por formar una célula yihadista

Fernández Díaz afirma que España no tiene mayor nivel de amenaza que otros países

El ministro afirma que los últimos ocho detenidos conformaban "un grupo muy importante"

Gómez Bermúdez interroga a los ocho presuntos yihadistas detenidos (Archivo)

nacional

| 15.03.2015 - 16:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para siete de los ocho detenidos el viernes acusados de integrar una célula yihadista dedicada a difundir ideario radical a las órdenes de Daesh o el autoproclamado Estado Islámico.

Según han informado fuentes jurídicas, tras tomarles declaración desde primera hora de la mañana Gómez Bermúdez ha decidido enviar a prisión a siete de los ocho arrestados por integración en organización terrorista, enaltecimiento y difusión pública de consignas terroristas y/o de captación, así como adoctrinamiento, adiestramiento y formación terrorista.

De los ocho acusados, seis fueron detenidos en Cataluña -cinco en los municipios barceloneses de Hospitalet de Llobregat, Terrassa, Piera y Malgrat de Mar y uno en Figueras (Girona)-; otro en Cebreros (Ávila) y el último en Fuente del Freno (Ciudad Real).

El magistrado entiende que los detenidos constituyen una célula local de la organización terrorista Daesh (Estado Islámico) dedicada a la propaganda, adoctrinamiento y captación de nuevos militantes para la organización y recuerda que a todos la Comisaría General de Información y la Brigada Provincial de Información de Barcelona les investigaba desde junio de 2014.

Gómez Bermúdez describe esta nueva forma de terrorismo como "yihadismo violento" que surge ante la dificultad con la que se encuentra Al Qaeda para organizar atentados terroristas en Occidente.

El presunto líder de la célula elaboraba y editaba material audiovisual en apoyo del terrorismo yihadista. Llegó a colgar un vídeo en su página de internet donde grababa a su hijo de 2 años respondiendo, a preguntas del padre, que de mayor quería ser "yihadista".

Incluso en ese vídeo el pequeño identificaba a requerimiento de su padre al líder del Estado Islámico y le lanzaba besos, según ese material como otro incautado con el título "Entrenamiento del Estado Islámico en España" donde aparece realizando prácticas de artes marciales.

En su declaración, señalan las fuentes, ha reconocido tener un texto con amenazas al Rey y su familia y está constatada una conversación telefónica donde admite trabajar para el líder del DAESH.

INTERNET Y EL "YIHADISMO VIOLENTO"

Para Gómez Bermúdez, en este "yihadismo violento" se recurre a jóvenes musulmanes afincados en países occidentales -muchos incluso poseen la nacionalidad del país donde residen- para instruirles presencial o telemáticamente sobre cómo cometer un atentado o incitarles a marchar a zonas de Oriente donde se les forma para regresar a Occidente a cometer atentados de fácil realización.

El magistrado también describe en su resolución la importancia de internet en este nuevo terrorismo. En concreto, explica que la célula investigada estaba integrada por al menos diez personas que constituyeron "un complejo entramado virtual" en internet, mediante la creación de 52 perfiles en Facebook, Twitter, Google o Tuenti y que utilizaba en España la táctica del "terror informativo".

Una estrategia que no consiste, sostiene el magistrado, solo en exhibir material videográfico violento, sino que además es una táctica de guerra recurrente en las organizaciones terroristas yihadistas modernas para sembrar el pánico en las sociedades occidentales.

"Su objetivo es aterrorizar al conjunto de nuestra sociedad como medio de desestabilización y neutralización de sus defensas generando en la opinión pública la idea de que toda reacción frente a este tipo de terrorismo conducirá a no estar seguro en ninguna parte del mundo y la posibilidad de ser capturado y asesinado de la forma horrenda en que muestran las imágenes", añade Gómez Bermúdez.

El informe realizado por la Policía corrobora cómo ese "terror informativo" practicado por las centrales terroristas es copiado y seguido al dictado por las entidades locales.

A través de internet, el entramado investigado difundía de manera habitual las noticias, imágenes y vídeos de propaganda del Daesh.

Una vez seleccionados los candidatos el segundo paso de la célula era entrar en contacto con ellos imbuyéndoles de la ideología radical. En algunos casos captaban a menores.

Por último, a las personas que llegaban al final del proceso se les ponía en contacto con un miembro del grupo que se encuentra en Turquía y que se encarga de facilitar el paso a Siria para aquellos que deciden colaborar con el grupo terrorista.

Gómez Bermúdez resalta como otros aspecto en común de todos los detenidos el hecho de su difícil situación económica, algunos en situación de desempleo, que subsisten con medios muy precarios, "lo que ha contribuido aun más a exacerbar su odio hacia la cultura y valores propios de nuestra sociedad".

"Esta circunstancia, unida a su lealtad a la organización terrorista les convierte en personas potencialmente muy peligrosas para la seguridad pública, cuya conducta futura es de todo punto imposible de predecir".

FERNÁNDEZ DÍAZ AFIRMA QUE ESPAÑA NO TIENE MAYOR NIVEL DE AMENAZA QUE OTROS PAÍSES

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado que España "no baja la guardia y no puede bajarla" ante la "amenaza" yihadista y ha asegurado que "el modelo español de seguridad funciona". "La seguridad absoluta no existe, pero estamos haciendo nuestros deberes", ha defendido.

Preguntado por si hay novedades respecto a los últimos yihadistas detenidos que están declarando ante la Audiencia Nacional, ha indicado que "no, porque está bajo secreto de sumario", pero ha destacado que en cualquier caso esta operación "pone de manifiesto que España comparte amenaza con todos nuestros socios, amigos y aliados, y con todas las democracias y comunidad civilizada en general".

"Estamos viendo lo que pretenden hacer con los principios sobre los que se asiente nuestra democracia estos bárbaros del Daesh, del Estado islámico y también las filiales de Al Qaeda", ha afirmado Fernández Díaz, que ha añadido que España "no tiene mayor nivel de amenaza que los demás países", pero no se puede olvidar que padeció el 11 de marzo de 2004, una jornada que ha calificado como "el mayor atentado terrorista del yihadismo que se ha producido tras el del 11 de septiembre en Nueva York".

El ministro ha insistido en que "no se bajas la guardia" y ha destacado que "han sido numerosísimas las operaciones, las desarticulaciones de redes yihadistas, que desde entonces se han producido, que da lugar a que sean bastante más de 500 los yihadistas que han sido detenidos y puestos a disposición judicial".

Asimismo, ha puesto de relieve que "sólo, en lo que va de este año, 27 han sido detenidos y puestos a disposición judicial en diferentes operaciones". "No bajamos la guardia, no podemos bajarla, y el modelo español de seguridad funciona", ha asegurado el ministro, que ha precisado que "la seguridad absoluta no existe, pero estamos haciendo nuestros deberes".

"El riesgo cero y la seguridad absoluta no existe, pero no bajamos la guardia y estamos haciendo nuestros deberemos para que esa amenaza no se concrete en atentados", ha incidido.

Preguntado por si Madrid y Barcelona se marcan como un objetivo prioritario para los yihadistas, ha afirmado que "toda la comunidad internacional civilizada, todos los países democráticos estamos amenazados".

SOBRE CAPTACIONES

Por otro lado, sobre si ha habido captaciones por parte del grupo detenido, Fernández Díaz ha dicho que "eso la investigación lo acabará de clarificar", pero en todo caso ha añadido que "era un grupo muy importante que está declarando ante la Audiencia Nacional".

El ministro ha señalado que "hoy en día la captación y el adoctrinamiento es muy intenso y de manera muy especial a través de las redes sociales".

En este sentido, ha expuesto que "así como hasta 2012 el 80 por ciento de las captaciones se llevaban a cabo entre las prisiones y los centros de culto y sus aledaños, desde 2012 hasta hora el 80 por ciento de esos procesos de captación se produce en Internet y en las redes sociales".

Por otro lado, Fernández Díaz ha explicado que "Daesh en estos momentos está ganando ese liderazgo por el terror que tienen planteado el Daesh y las filiales de Al Qaeda, de tal modo que aproximadamente un 80 por ciento de los que se desplazan a combatir en zona de Siria o Iraq se integran en el Daesh o Estado Islámico". "De los 3.000 o 4.000 europeos desplazados el 80 por ciento se integran el Daesh y calculamos en torno a un 20 por ciento la cifra de retornados", ha añadido.

En cuanto a España, el ministro ha dicho que "tiene una cifra de desplazados y de retornados que está muy por debajo de países de la Unión Europea como Francia, Reino Unido o Alemania", pero eso, ha añadido, "no quiere decir que bajemos la guardia".

LOBOS SOLITARIOS

Además, ha considerado que "en estos momentos uno de los mayores riesgos lo constituyen los llamados lobos solitarios, que se adoctrinan a través de las redes sociales, de tal manera que la cadena de transmisión de la radicalización se produce muy rápidamente y la posible activación de esos terroristas solitarios se produce en aquel momento en que lo consideren oportuno".

En este sentido, ha insistido en que "el trabajo es muy intenso en las redes sociales" y también en "las prisiones y los centros de culto, donde la colaboración con la comunidad islámica española es muy intensa y positiva".