Princesa Letizia, comprometida y activa

Las prioridades para la Princesa son su familia y el apoyo a la labor institucional del Príncipe de Asturias

Tiene dos hijas, las Infantas Leonor, nacida el 31 de octubre de 2005, y Sofía, el 29 de abril de 2007, ambas en Madrid

Fue galardonada con el Premio "Larra", otorgado por la Asociación de la Prensa de Madrid, al periodista menor de 30 años que más se haya destacado cada año

nacional

| 02.06.2014 - 12:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Su Alteza Real la Princesa de Asturias, doña Letizia Ortiz Rocasolano, nació en Oviedo el 15 de septiembre de 1972 y es hija de don Jesús Ortiz Álvarez y doña Paloma Rocasolano Rodríguez.

Comenzó sus estudios en Oviedo, en el colegio público La Gesta y, posteriormente, en el Instituto Alfonso II. A los 14 años se traslada con sus padres y sus hermanas a Madrid, donde finaliza su etapa escolar en el Instituto Ramiro de Maeztu. Doña Letizia contrajo matrimonio civil en 1999 y se divorció un año más tarde.

Su Alteza Real es licenciada en Ciencias de la Información, rama Periodismo, por la Universidad Complutense de Madrid y cuenta con un Máster de Periodismo Audiovisual por el Instituto de Estudios de Periodismo Audiovisual.

Sus Majestades los Reyes anunciaron su compromiso matrimonial con Su Alteza Real el Príncipe de Asturias el 1 de noviembre de 2003.

La ceremonia religiosa se celebró el 22 de mayo de 2004 en la Catedral de Santa María la Real de la Almudena de Madrid. Tienen dos hijas, las Infantas Leonor, nacida el 31 de octubre de 2005, y Sofía, el 29 de abril de 2007, ambas en Madrid.

FORMACIÓN Y EXPERIENCIA LABORAL

Simultaneó desde muy joven su formación con la práctica laboral, que ejerció en los diarios La Nueva España y ABC, y en la Agencia de noticias EFE, donde trabajó en edición internacional durante su último año de carrera. Empezó sus estudios de Doctorado en México, donde colaboró en el periódico Siglo 21.

La trayectoria televisiva de la Princesa de Asturias comenzó en la sede en Madrid de la cadena estadounidense Bloomberg, especializada en economía, finanzas y mercados, bajo supervisión de la Agencia Efe. Fue luego contratada por el canal privado formado por la CNN y Canal+, CNN+, como reportera, redactora y presentadora.

En el año 2000 se incorporó a Televisión Española, donde trabajó con el equipo de edición de Telediario Segunda Edición y se hizo cargo de la presentación de Informe Semanal. Posteriormente, presentó Telediario Matinal, los especiales sobre el Euro que se ofrecieron en los Telediarios de TVE y fue enviada especial a diferentes puntos del mundo para cubrir acontecimientos de actualidad. Seguidamente, fue redactora del área de sociedad, educación y ciencia, y más tarde volvió a formar parte del equipo de edición de Telediario Segunda Edición, del que fue copresentadora.

Fue galardonada con el Premio "Larra", otorgado por la Asociación de la Prensa de Madrid, al periodista menor de 30 años que más se haya destacado cada año.

ACTIVIDADES OFICIALES

Las prioridades para la Princesa son su familia y el apoyo a la labor institucional del Príncipe de Asturias. Por tanto, ella se ocupa diariamente de sus hijas, las Infantas Leonor y Sofía, y trata de hacer compatible sus tareas como madre con su trabajo al lado del Príncipe Felipe en determinados actos oficiales.

Además, desde 2007 tiene una agenda propia que se desarrolla en el marco de las actividades oficiales de la Casa de Su Majestad el Rey, y en el ámbito de la Secretaría de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias. Sus principales áreas de trabajo son la infancia y la juventud y, dentro de ellas, especialmente los asuntos relacionados con la educación y la sanidad.

En educación, sus prioridades son la formación entre los 6 y los 16 años y, de manera especial, la promoción y el apoyo a la Formación Profesional.

El fomento de la lectura y de la comprensión lectora como eje fundamental del desarrollo intelectual del alumno, es otro de los puntos en los que la Princesa de Asturias trabaja activamente, para luchar contra el abandono y el fracaso escolar.

Otra de las facetas de la educación en las que la Princesa se está implicando es la adquisición de hábitos saludables desde la primera infancia ya que está convencida de que una buena salud física y mental asienta sus bases en estos hábitos, que tendrán su máxima eficacia si se potencian en los primeros años de vida de los niños. Se incluyen entre ellos la alimentación, la actividad física, y el desarrollo de habilidades sociales como arma para impedir las adicciones tempranas en edades críticas.

En el ámbito de la sanidad, la Princesa se ha volcado en dar aliento y visibilidad a quienes sufren patologías poco frecuentes, -conocidas como “enfermedades raras”-, y a sus familias y en la lucha contra el cáncer. Por su compromiso con las enfermedades poco frecuentes, recibió en 2010 una invitación de la señora Eva Kohler, esposa del Presidente Federal alemán, para asistir a una entrega de premios de investigación en Berlín, Alemania, que supuso la primera actividad en el extranjero de su agenda propia.

COMPROMETIDA Y ACTIVA

En septiembre de 2010, la Princesa asumió la Presidencia de Honor de la Asociación Española contra el Cáncer y de su Fundación Científica. Era la primera ocasión en la que aceptaba una presidencia de estas características con carácter permanente y lo hizo por el impacto de la enfermedad en la sociedad y por la relevancia de la asociación en la lucha contra el cáncer a través de la investigación, la información, las campañas de prevención y el voluntariado.

Se trata de una presidencia comprometida y activa, por lo que, además de participar en actividades concretas de los ámbitos citados, mantiene periódicamente reuniones de trabajo para conocer las actividades, programas y proyectos de la asociación.

Uno de los principales empeños de la Princesa de Asturias es el impulso a la investigación científica, no sólo en lo que se refiere a enfermedades raras o lucha contra el cáncer, sino también en la ayuda a todas las iniciativas que faciliten incluir la investigación científica como uno de los pilares básicos en el contexto de la educación, la salud y la innovación.

Es decir, conseguir que la investigación científica sea siempre una prioridad y el norte de una sociedad que apueste por el progreso de todos.

También el mundo de la discapacidad reclama el interés de la Princesa. A lo largo de estos años ha dado apoyo institucional a diversos colectivos de la sociedad española, desde personas con discapacidad visual hasta afectados por sordera o por trastornos del espectro autista, por citar sólo algunos.

Además de las actividades militares a las que acude junto al Príncipe de Asturias, Su Alteza Real la Princesa ha mantenido el contacto con los ejércitos con su asistencia al Día de las Fuerzas Armadas, con la entrega de Banderas de Combate a algunas Unidades y con la presidencia de un acto de Jura de Bandera en la Guardia Real.

Su Alteza Real acompaña al Príncipe de Asturias en los viajes oficiales que realiza anualmente a extranjero.