Preparado el operativo para la jornada electoral

nacional

| 27.11.2010 - 14:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El conseller de Gobernación de la Generalitat, Jordi Ausàs, ha asegurado que todo el operativo electoral esta "a punto" para que la jornada de votación se desarrolle con normalidad y sin incidencias.

En rueda de prensa en el Parlament, sede del operativo para el seguimiento y la difusión de la jornada electoral, ha remarcado el esfuerzo de su departamento para que el dispositivo esté listo.

Un total de 5.363.356 catalanes están llamados a participar en las novenas elecciones al Parlament que se celebran tras la reinstauración de la democracia, en unos comicios en los que podrán escoger entre las 114 candidaturas que concurren.

Estarán abiertos 2.721 colegios electorales con 8.032 mesas y, por primera vez en unos comicios catalanes, se implantará en 101 colegios electorales y 339 mesas de siete municipios un sistema de gestión electrónico.

Ha considerado que esta novedad tecnológica facilitará la información, ya que aporta "rapidez, simplificación y seguridad" en la transmisión de datos.

Los ciudadanos podrán informarse del proceso electoral mediante la web 'parlament2010.cat', otra con resultados provisionales, vía SMS y mediante dispositivos móviles.

Ausàs ha explicado que habrá comparecencias ante la prensa en el Parlament una vez abiertos los colegios electorales (pasadas las 9 horas), para un primer avance de participación (sobre las 13 horas), para un segundo avance de participación (sobre las 18 horas) y una vez cerrados los colegios electorales (pasadas las 20 horas), y otras posteriores a medida que se vaya conociendo el escrutinio.

Esta será la segunda vez que el Parlament se convierta para unas elecciones en la sede del operativo para el seguimiento y difusión de la jornada electoral, tras las de noviembre de 2006. También fue la sede del dispositivo de seguimiento en el referéndum por el Estatut.