Podemos ya supera en Madrid a los afiliados del PSM e IU

La formación de Pablo Iglesias cuenta con 19.773 afiliados frente a los 15.000 militantes socialistas

Pablo Iglesias

nacional

| 07.09.2014 - 18:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Podemos ya cuenta con 19.773 afiliados en la Comunidad de Madrid, la región en la que más presencia tiene la formación liderada por Pablo Iglesias. Esta cifra supera a los más de 15.000 militantes con los que cuenta el PSM y los aproximadamente 5.000 afiliados de IU en la Comunidad de Madrid.

El sistema de afiliación puesto en marcha por Podemos varía respecto al habitual en el resto de los partidos, ya que en este caso la inscripción es gratuita y no lleva aparejada el pago de una cuota. Para recabar financiación, el partido ha puesto en marcha paralelamente un sistema de colaboraciones periódicas que no requiere ser militante de la formación.

No obstante, el partido establece que los "inscritos" o "miembros" --Podemos evita hablar de "afiliados"-- son los que tendrán la capacidad de participar en las votaciones que se lleven a cabo en la formación, incluidas las que se celebrarán a lo largo de la asamblea constituyente de otoño que decidirá no sólo el formato de partido que adoptará Podemos sino también la nueva dirección.

Según los datos de Podemos, recogidos por Europa Press, ya son 113.780 las personas que se han inscrito en el censo en toda España. De ellas, 19.773 lo han hecho en la Comunidad de Madrid, región en la que el PP cuenta con 94.300 afiliados, el PSM con alrededor de 15.000 militantes, e IU con unos 5.000, aproximadamente.

Con estos 113.780 inscritos en su censo --no todos militantes en el sentido tradicional, ya que no tienen por qué pagar cuota--, Podemos supera ya a los alrededor de 36.000 afiliados con los que cuenta Izquierda Unida y ya sólo se sitúa por debajo de los 800.000 del PP y los 200.000 del PSOE.