Podemos rompe el acuerdo de investidura con el PSOE en Castilla-La Mancha

Deja caer a Page y asegura que "el acuerdo de investidura ha muerto por causa del desaliento y la vergüenza"

El Gobierno de Castilla-la Mancha asegura que "se trata de una estrategia para elevar la presión al PSOE"

Podemos amaga con romper en Extrenadura y Fernández Vara les recuerda que no hay nada que romper

Iglesias, niega cualquier interpretación en clave nacional tras la ruptura de su partido con el PSOE en Castilla La Mancha

nacional

| 26.09.2016 - 11:42 h
REDACCIÓN

No han pasado ni 24 horas de las elecciones en Galicia y el País Vasco y ya tenemos las primeras consecuencias de unos resultados electorales que no eran los esperados para algunas formaciones: Crisis en el gobierno de Castilla-La Mancha. El grupo parlamentario de Podemos ha anunciado que rompe el acuerdo de investidura con el PSOE que dio el Gobierno de Castilla-La Mancha al socialista Emiliano García-Page.

"El acuerdo de investidura ha muerto" y "dos son las causas de la defunción: el desaliento y la vergüenza", ha asegurado el secretario general de Podemos de Castilla-La Mancha, José García Molina, en una comparecencia en el Parlamento regional, donde ha leído un comunicado sin preguntas. Ha señalado que el acuerdo con el PSOE "murió esperando a que una parte de sus valedores le insuflara aliento y vida, esperando a que se hiciera justicia con lo expuesto y lo firmado, pero murió sobre todo por vergüenza al percatarse de la falta de verdad en la palabra dada y firmada por algunos".

“LA DECISIÓN DE PODEMOS SE DEBE A LA SITUACIÓN NACIONAL”

Por su parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha advertido hoy que "si alguien quiere utilizar a Castilla-La Mancha como moneda de cambio o rehén por la situación política nacional se equivoca, y mucho". El vicepresidente Martínez Guijarro ha expresado la "máxima sorpresa" del Gobierno tras conocer la decisión de Podemos, con cuyo líder regional, José García Molina, aún no ha podido hablar aunque le ha telefoneado, sin éxito, en dos ocasiones.

El Gobierno de García-Page está "convencido" de que la decisión de Podemos se debe a la situación política nacional, no a las "circunstancias" o a la "realidad política" de Castilla-La Mancha, donde hace pocos días PSOE y Podemos han aprobado el techo de gasto para 2017 y el pasado jueves, por citar una fecha, han hablado del presupuesto autonómico para 2017.

IGLESIAS NIEGA UNA "CLAVE ESTATAL"

Poco después el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha negado hoy cualquier interpretación en clave estatal de la decisión de su partido en Castilla-La Mancha de romper el acuerdo de investidura con el PSOE. Iglesias, en declaraciones a los periodistas a su llegada a la reunión del Comité de Coordinación de Podemos que analiza los resultados electorales de ayer en Galicia y el País Vasco, ha subrayado que esa decisión es exclusivamente un asunto de Castilla-La Mancha.

Ha informado de que ha hablado con el máximo responsable de Podemos en esa región, José García Molina, y de que éste le ha explicado que es consecuencia de "un flagrante incumplimiento del acuerdo programático", sobre todo en aspectos como la renta básica o la reversión de los recortes en ámbitos como el sanitario. "Es un asunto que no tiene interpretaciones en clave estatal", ha asegurado ante la pregunta de si se trata de una medida con la mirada puesta en el bloqueo de la situación política en España. Para Iglesias, lo que revela la decisión es que cuando se llega a un acuerdo con Podemos, hay que respetarlo.

OCUPADO EN OTRAS COSAS

Entre los motivos que han llevado a la ruptura, García Molina ha explicado que el Gobierno de Emiliano García-Page ha estado actuando "espontánea y unilateralmente durante más de un año, más ocupado en anuncios que en obras, más ocupado en lo que se mueve en Ferraz que en lo que pasa entre las Cortes de Castilla-La Mancha y Fuensalida, más pendiente incluso de decapitar a Sánchez que de dar vida a Castilla-La Mancha".

El PSOE, con quince diputados en las Cortes regionales, gobierna en Castilla-La Mancha con el apoyo de los dos diputados de Podemos, frente a los dieciséis diputados que consiguió el PP en las últimas elecciones autonómicas.

En el comunicado que ha leído ante los periodistas, el secretario regional de Podemos, acompañado por el diputado David Llorente y la secretaria de Organización del partido, María Díaz, ha dicho que "no han sido ni el enojo ni el escándalo ante las diferencias de criterio", lo que les ha animado en su quehacer político en la región.

"Nunca provocamos una teatralizada guerra de declaraciones y amenazas, no es nuestro estilo, se lo dejamos a otra gente y a otras siglas", ha asegurado.

García Molina ha dicho que Podemos ha sido responsable, dialogante, incluso paciente, pensando sobre todo en lo que era mejor para la comunidad autónoma, pero todo tiene un límite.

COSPEDAL SE MUESTRA "DISPUESTA" A APOYAR AL PSOE EN CASTILLA-LA MANCHA

La presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, manifestó este lunes su disposición a apoyar al PSOE en esta comunidad "en todo aquello que sea bueno para los intereses" de los ciudadanos de la región. Por ello, propuso al actual presidente, Emiliano García-Page, una entrevista "en la mayor brevedad posible" para que no tenga que depender de Podemos.

A través de un comunicado, la dirigente del PP se pronuncia después de que el secretario general de Podemos Castilla-La Mancha, José García Molina, diese hoy por "muerto" el acuerdo de investidura que suscribió en junio de 2015 y que dio la Presidencia autonómica al socialista Emiliano García-Page.

Cospedal aseguró que está "dispuesta a apoyar al PSOE de Castilla-La Mancha y a Emiliano García-Page en todo lo que sea bueno para los intereses de los castellanomanchegos, con el fin de evitar la parálisis de la región y permitir la gobernabilidad en Castilla-La Mancha".

De esta forma, propuso al presidente regional una entrevista "a la mayor brevedad posible, para que no tenga que depender de Podemos". En esta línea, recuerda que aunque el PP ganó las elecciones autonómicas de mayo de 2015, está a favor de apoyar al Ejecutivo de Page en todos los asuntos "que sean buenos" para esta comunidad, ya que su "única prioridad" son los ciudadanos.

PODEMOS ADVIERTE DE RUPTURA EN EXTREMADURA MIENTRAS FERNÁNDEZ VARA DICE QUE NO HAY NADA QUE ROMPER

No ha sido el único encontronazo entre PSOE y Podemos. En Extremadura, Podemos anunciaba por la tarde que daba por muerto el "acuerdo de investidura" con el PSOE. Lo hacían después de que sus compañeros de Castilla La Mancha hayan roto con el presidente Díaz Page. Se trata en todo caso de un pacto que ya no estaba vigente como aseguraba minutos después Fernandez Vara en su cuenta de Twitter. Fernandez Vara decía que en Extremadura no se puede romper ningún pacto porque no lo hay.

En este mismo sentido se ha pronunciado Podemos en Extremadura, que ha recordado que en esta Comunidad lo único que hubo fue un apoyo a la investidura de Fernández Vara y que en los pasados presupuestos regionales se votó en contra.

El apoyo de Podemos a la investidura de Fernández Vara tampoco tuvo influencia, una vez que el presidente del PP extremeño, José Antonio Monago, anunció la misma noche electoral que dejaría gobernar a la lista más votada y se abstuvo en la investidura.

Podemos argumenta su ruptura y dice que el incumplimiento de los acuerdos alcanzados es sistemático y añaden, que ahora Fernández Vara gobierna "de facto" con el PP, que se ha abstenido en algunas medidas presentadas por el gobierno socialista, como los últimos presupuestos de la región.

Esta misma mañana, Echenique lanzaba el primer aviso a navegantes. "Es una relación la que tenemos con el PSOE que está en permanente evaluación y control", ha enfatizado. "No se trataría tanto de romper acuerdos de gobernabilidad que nunca han existido. Se trata de evaluar en qué medida esos acuerdos se han cumplido o no y en función de ese cumplimiento, replantearnos nuestra relación con el partido que está en el gobierno", ha explicado.