Podemos evita las preguntas incómodas

Carrillo al ser preguntado por Monedero: “Nosotros no solemos fusilar al alba”

nacional

| 19.02.2015 - 15:43 h
REDACCIÓN
Más sobre: PodemosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Al líder de Podemos, Pablo Iglesias, se le ve cada vez más incómodo en sus apariciones públicas. En uno de los actos de su gira de Nueva York un joven español estudiante de políticas se atrevió a preguntarle por dos temas que no son del gusto de Iglesias: ETA y Venezuela.

Hasta ese momento el público asistente había aplaudido y vitoreado las intervenciones de Pablo Iglesias. Cada asistente podía preguntar con normalidad. Pero cuando el joven estudiante formuló ambas preguntas incómodas los palmeros de Iglesias le increparon y finalmente consiguieron que se le retirara la palabra.

No es la primera vez que Podemos y su entorno boicotean a los periodistas que se salen del guion establecido por la formación política. Un periodista de Telemadrid fue abucheado e invitado a abandonar el salón de actos de la Universidad Complutense.

Se atrevió a preguntar al rector José Carrillo sobre la situación de la investigación sobre la incompatibilidad de Juan Carlos Monedero (compaginó su labor docente con la de empresario a pesar de que los estatutos de la Universidad lo prohíben). La reacción de los profesores universitarios asistentes al acto fue de intentar silenciar al periodista. José Carrillo respondió finalmente a la pregunta con un misterioso “nosotros no solemos fusilar al alba”.

A medida que se van conociendo posibles casos de corrupción en la formación de Iglesias, los líderes de Podemos han evitado y limitado sus apariciones públicas. De la verborrea han pasado al silencio sobre temas molestos que afectan a su formación. La estrategia es no quemar a las caras visibles de Podemos y que su banquillo responda a las preguntas incómodas. Pero no siempre responden.

En un debate sobre fraude fiscal organizado por el sindicato de técnicos de Hacienda GESTHA (sindicato que mantiene estrechos vínculos con Podemos), otro periodista de esta casa intentó en 3 ocasiones que se le respondiera acerca del presunto fraude fiscal de Juan Carlos Monedero. L

a pregunta iba dirigida al responsable de economía de Podemos, Alberto Montero, a la sazón amigo de Íñigo Errejón e investigado también por las irregularidades en el contrato universitario de Errejón. Montero no respondió a ni una de las preguntas, ni con un simple “de eso no prefiero hablar”. Optó por ignorar al periodista.

Es la actitud de los miembros de una formación cuyo líder asegura que la “libertad de expresión no existe en los medios de comunicación privados” y que “si alguien tiene que tener el control de los medios ese es el Estado”.