Podemos entra en el Gobierno de Castilla-La Mancha con vistas a la moción de censura a Rajoy

El presidente, Emiliano García-Page, no ve "exportable" al resto del país el acuerdo

nacional

| 10.08.2017 - 09:52 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Dos miembros de Podemos han entrado hoy en el Gobierno de Castilla-La Mancha en una situación que el presidente autonómico, Emiliano García-Page, no ve "exportable" al resto del país, aunque el dirigente de Podemos Pablo Echenique considera que puede "marcar el rumbo" para una moción de censura contra el PP.

A la "impertinente" hora de las nueve de la mañana de este 10 de agosto, como ha indicado García-Page, han prometido sus cargos como vicepresidente segundo del Gobierno de Castilla-La Mancha José García Molina, secretario regional de Podemos, y como consejera que coordinará el Plan de Garantías Ciudadanas la profesora universitaria Inmaculada Herranz.

La entrada de Podemos en el Ejecutivo es la "consecuencia" del acuerdo adoptado para aprobar el presupuesto autonómico de 2017 este mismo mes de agosto, después de que fue rechazado el pasado 7 de abril en un primer intento.

PAGE DICE QUE EL NUEVO GOBIERNO C-LM, QUE NO TIENE POR QUÉ SER "EXTRAPOLABLE

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha advertido de que su Gobierno con Podemos no tiene por qué ser "extrapolable a otras comunidades autónomas ni al conjunto del país", ha indicado que entre las tres "fronteras" con las que nace este Ejecutivo se encuentra la de no saltarse "nunca las leyes".

"Si un determinado ordenamiento no gusta se intentará modificar o no influir para que se cambie, pero las leyes se cumplen, incluso las más obscenas como las de la ortodoxia económica", ha avisado el presidente castellano-manchego durante la toma de posesión de los dos miembros de Podemos, José García Molina e Inmaculada Herranz, que este jueves han entrado a formar parte del Gobierno regional, junto con su numero 'dos', José Luis Martínez Guijarro, que ha prometido su cargo de vicepresidente primero.

Del mismo modo, García-Page ha recalcado que el nuevo Ejecutivo autonómico es "un Gobierno para todos" que "nace con vocación de permanencia", aunque esté integrado por el PSOE y por Podemos, avisando de que si "alguien no lo entiende así, hará un flaco favor" a los ciudadanos, cuyos intereses "están por delante del propio gobierno" pues, en definitiva, son "sus jefes".

Luego de afirmar que en este Gobierno no tendrán cabida los enfrentamientos, ya que es un gobierno "para todos", ha advertido de que para sentarse en la "mesa de gobierno hay que tener no solo principios, sino ideas y prioridades políticas". Y es que a su entender, "aunque es imprudente no abordar los problemas que se tienen delante, más imprudente lo es salir a buscarlos". "No se va a las calles, las plazas o los campos a buscar problemas. El objetivo es arreglarlos", ha agregado.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha arropado a sus compañeros y ha avanzado que las elecciones de 2020 están "demasiado lejos", la corrupción "es demasiado intensa" y la única manera de "echar" al Gobierno del PP es una moción de censura en el Congreso de los Diputados "mediante un paso adelante del PSOE" apoyado por toda la Cámara excepto el PP, Ciudadanos y Coalición Canaria.

"Aunque lo que hoy ha ocurrido en Castilla-La Mancha no sea directamente extrapolable a otros territorios, espero que marque el rumbo de lo que puede pasar en el ámbito estatal", ha indicado Echenique en declaraciones a los periodistas tras la toma de posesión.