PNV ganaría las elecciones vascas con entre 23 y 24 escaños

Según el Euskobarómetro, EH Bildu se queda con 22, PSE con 17 y el PP conseguiría entre 12 y 13

nacional

| 06.07.2012 - 14:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El PNV obtendría entre 23 y 24 escaños en caso de celebrarse en este momento elecciones autonómicas en Euskadi, mientras que EHBildu se convertiría en la segunda fuerza en el Parlamento vasco, con 22 parlamentarios, seguido del PSE-EE, que lograría 17, y el PP, que tendría entre 12 y 13 representantes, según el Euskobarometro sobre 'Estimaciones electorales para el Parlamento vasco' publicado este viernes, elaborado por el Departamento de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad del País Vasco.

En total, se han realizado 1.200 entrevistas en sus domicilios a mayores de 18 años, 400 en cada territorio histórico de la Comunidad Autónoma Vasca, entre el 8 y el 24 de mayo de 2012.

Según los resultados de la encuesta, el PNV volvería a ser el ganador electoral en unas hipotéticas elecciones al Parlamento vasco celebradas en ese momento. Con un 32 por ciento de los votos válidos y un retroceso moderado, podría obtener entre 23 y 24 escaños. En Bizkaia lograría la primera posición, con 10 escaños (alrededor de un

38% de los votos válidos), en Gipuzkoa la segunda posición con 7 escaños (con alrededor del 25% de los votos válidos) y 6 ó 7 representantes en Alava (con alrededor del 23% de los votos válidos).

La coalición EHB, con un 25 por ciento de los votos válidos, podría obtener 22 escaños: 10 en Gipuzkoa, donde sería la primera fuerza (con alrededor de un 37% de los votos válidos), seis en Bizkaia, donde ocuparía la segunda posición (con alrededor del 22% de los votos válidos), y 6 escaños en Alava (con alrededor del 20% de los votos válidos).

El PSE-EE, en un ciclo de "claro retroceso", perdería la segunda posición actual. Con un 20 por ciento de los votos válidos y 17 escaños, perdería cualquier posibilidad de formar gobierno de nuevo. El mejor resultado lo obtendría en Alava y Bizkaia, con un 20 por ciento de los votos válidos y 6 escaños, respectivamente, en tanto que en Gipuzkoa se quedaría con 5 escaños y un 18 por ciento de los votos válidos, siendo relegado a la tercera posición en todos los territorios.

El PP mejoraría ligeramente sus resultados, aunque retrocedería a la cuarta posición con 12 ó 13 escaños y un 14 por ciento de los votos válidos. El mejor resultado lo obtendría en Alava, donde podría recuperar la primera posición con 6 ó 7 escaños (alrededor de un 26% de los votos válidos), en tanto que en Gipuzkoa (con un 11% de los votos válidos) obtendría 3 escaños y en Bizkaia (con un 14% de los votos válidos) lograría otros 3 escaños.

Ezker Batua, con un 2 por ciento del voto válido y una distribución muy homogénea en todos los territorios, tendría "muy difícil" la entrada en el Parlamento vasco, mientras que UPyD, con alrededor de otro 2 por ciento de los votos válidos, se quedaría a las puertas del Parlamento vasco y Ezker Anitza-IU, con otro 2 por ciento del voto válido, tampoco obtendría representación.

PARTICIPACIÓN

La participación media estimada se sitúa en torno al 65 por ciento, pudiendo superarse esa cota en Alava, mientras que en Gipuzkoa no se alcanzaría.

El 74 por ciento de los entrevistados dicen tener definidas ya sus preferencias y sólo un 26 por ciento no expresa una intención clara, sea de votar o abstenerse o por cualquiera de las opciones electorales.

Los electorados de las generales del 20-N con una mayor fidelidad de voto son los de Amaiur (88%) y el PNV (77%), seguidos de UPyD (75%), el PSE-EE (68%) y el PP (65%), en tanto que el de IU/EB se divide entre Ezker Anitza (37%) y EB (25%).

Un 61 por ciento de los entrevistados augura un triunfo del PNV sin distinción de electorados, desde el mínimo del 50 por ciento de Amaiur hasta el máximo del 83 por ciento de los propios votantes del PNV.

Por otro lado, el PNV es, también, el preferido como ganador (30%), sobre todo en Bizkaia (34%) y Alava (28%), seguido de la Izquierda Abertzale (18%), que obtiene su mejor posición en Gipuzkoa (24%) aunque empatada con el PNV.

Un 57 por ciento creen necesario un cambio de lehendakari frente a algo más de una cuarta parte que piensa lo contrario (29%). Lo primero destaca entre los nacionalistas (85%) y los electorados de los partidos de la oposición (desde el 57% de EB al 88% de Amaiur), mientras que lo segundo es apoyado por el 42 por ciento de los no nacionalistas y el electorado socialista (78%), aunque con apoyos importantes entre populares (24%) y EB (32%).

Sin embargo, Patxi López, con el 29 por ciento, destaca en las preferencias sobre otros candidatos del PNV (Urkullu con el 11%, Ibarretxe con el 5%, Erkoreka con el 3% o cualquier otro con el 5%), de la Izquierda Abertzale (Otegi con el 3% o cualquier otro con el 7%) y Basagoiti del PP (1%), en una pregunta de respuesta espontánea.