La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, concluyeron este sábado la manifestación de Barcelona contra el terrorismo después de una hora en la comitiva de autoridades, durante la que tuvieron que aguantar a su alrededor pitos, abucheos, banderas independentistas y pancartas contra las relaciones de España con Arabia Saudí.

Felipe VI llegó a la manifestación diez minutos antes de que diera comienzo. Fue recibido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; por el presidente de la Generalitar, Carles Puigdemont; por la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau; por la presidenta del Congreso, Ana Pastor; y por el presidente del Senado, Pío García-Escudero.

El monarca se colocó al frente de la comitiva de autoridades, que circulaba varios metros detrás de la primera fila con la pancarta No tinc por , reservada para 75 representantes de los cuerpos de seguridad y de emergencia y de las entidades vecinales y ciudadanas.

Al aparecer, decenas de personas que se agolpaban en los alrededores lanzaron abucheos contra el Rey y el jefe del Ejecutivo. También les pitaron y gritaron en catalán "¡Fuera, fuera" mientras ambos saludaban a Puigdemont y Colau.

La manifestación empezó a andar un minuto de las seis de la tarde, la hora prevista, con decenas de personas que gritaban contra la presencia de Felipe VI y del Gobierno de Mariano Rajoy en las calles de Barcelona.

Al poco de comenzar a andar, Felipe VI y Rajoy vieron cómo justo delante de ellos había varias personas que integraban la cabecera de la manifestación y pertenecían a los servicios de emergencia de Barcelona que se dieron la vuelta hacia ambos para recriminarles su presencia en la manifestación y mostrarlas sus pancartas contra la venta de armas a un país musulmán como Arabia Saudí.

Después siguieron caminando aguantando los reproches de asistentes independentistas, a los que habían permitido acercarse a la comitiva de autoridades mientras que otros manifestantes con banderas de España quedaban mucho más lejos.

Concluida la manifestación poco antes de las siete de la tarde, después de que la actriz Rosa María Sardá y Miriam Hatibi, española musulmana, portavoz de la Fundación Ibn Battuta, leyeran unos textos con mensajes a favor de la paz y la convivencia, el Rey y Rajoy pusieron fin a su presencia en la marcha y se marcharon junto al resto de las autoridades.

RIVERA: "UNOS MALEDUCADOS NO PUEDEN MANCHAR LA IMAGEN DE BARCELONA"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, dio las "gracias" este sábado al medio millón de personas que se manifestaron en Barcelona contra el terrorismo y, tras los abucheos y pitos al Rey de España, afirmó que "unos maleducados no pueden manchar la imagen de Barcelona".

Rivera pidió "no dar protagonismo a los que pretenden politizar hasta el dolor y las víctimas" y recalcó que "cuando muere una persona no es independentista o de un partido político". "Es una persona que ha muerto y merece un respeto", dijo.

PUIGDEMONT ENSALZA EL "MENSAJE CLARO DE PAZ" PESE A LOS ABUCHEOS AL REY---

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido no magnificar los pitos que ha recibido el Rey durante la manifestación contra los atentados, sino valorar el "clamor" por la paz que se ha podido oír.

"La libertad de expresión por encima de todo. Pero tampoco lo tenemos que magnificar", ha dicho en declaraciones a Catalunya Ràdio y recogidas por Europa Press, al preguntársele tras la manifestación qué le han parecido los pitos a Felipe VI.

Ha añadido que "la gente se ha expresado con libertad, con convivencia y con paz" y ha dicho que lo que más le ha gustado es lo que ha definido como un clamor inequívoco y transversal a favor de la paz.

Y ha destacado que ese clamor tiene mucho que ver, no sólo con Barcelona, sino con Cataluña: "Cómo queremos construir esta Cataluña del futuro, una Cataluña absolutamente comprometida con la paz".

IGLESIAS JUSTIFICA LOS ABUCHEOS AL REY POR "LIBERTAD DE EXPRESIÓN"

Mientras, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, justificó este sábado los abucheos y pitos al Rey, al considerar también que forman parte de la "libertad de expresión".

El líder de Podemos atribuyó el clima vivido durante la manifestación a las "barbaridades" que a su juicio se han dicho "en editoriales y en la derecha mediatica" tras los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils. "Los catalanes también tiene libertad de expresión y la libertad de expresión también forma parte de la democracia", dijo como justificación.

Iglesias insistió en que España debe romper relaciones económicas y políticas con países que, como Arabia Saudí, "han construido el mantra ideológico del que se alimentan los terroristas". "Esto es un clamor social, la gente está diciendo paz, la gente está diciendo que no alimentemos a los que en última instancia han alimentando al terrorismo".