Pio García-Escudero, reelegido presidente del Senado con la mayoría absoluta del PP

García Escudero apela al diálogo para asegurar la estabilidad y superar "bloqueos"

El PNV entra en la Mesa del Senado gracias al PP y Podemos vuelve a quedarse fuera

nacional

| 19.07.2016 - 11:21 h
REDACCIÓN

Pío García-Escudero (PP) ha sido elegido este martes presidente del Senado por mayoría absoluta al contar con el respaldo de su grupo parlamentario, que cuenta con 151 senadores de los 266 que conforman la Cámara Alta. Así pues, García-Escudero ha superado de manera holgada la mayoría absoluta marcada en 133 escaños, a pesar de que el resto de formaciones ha votado en blanco salvo Podemos, que ha propuesto para el cargo a la senadora Miren Gorrotxategi. La parlamentaria vasca ha recibido el respaldo de 20 senadores.

Será la tercera legislatura en que García-Escudero presida el Senado, que este martes celebra su sesión constitutiva a la que han acudido 263 senadores de los 266 que forman parte de la Cámara Alta. Uno de los tres que faltan es José Caballos, senador socialista designado por Andalucía, que se ha ausentado por el reciente fallecimiento de su hija; otro es el navarro Iñaki Bernal, integrante de Izquierda Unida Iñaki Bernal, que por cuestiones profesionales no ha podido acreditarse todavía como senador. El tercer escaño ausente pertenece a un senador autonómico de las Cortes de Castilla y León que está pendiente de ser nombrado.

En la sesión constitutiva del Senado, que ha arrancado a las 10.00 horas, se ha procedido a la elección del Presidente del Senado, los dos vicepresidentes y los cuatro secretarios de la Mesa de la XII Legislatura.

Cuatro de los siete puestos de la Mesa de la Cámara Alta son para el PP, incluida la Presidencia, mientras que los otros tres son para el PSOE (segunda fuerza, con 63 escaños). Pero los 'populares' han llegado a un acuerdo con el PNV, que finalmente se ha hecho con la Secretaría Tercera de la Mesa Senado.

Gracias a este acuerdo, el PNV volverá a tener presencia en este órgano al que igual que sucedió tras el 20D. Pero en esa ocasión, fueron los socialistas los que cedieron un puesto a los nacionalistas vascos, que entonces ocuparon la Secretaría cuarta.

REPITEN LOS DOS VICEPRESIDENTES

Repetirá en la vicepresidencia primera el expresidente del Gobierno de La Rioja Pedro Sanz; y en la vicepresidencia también ha sido reelegido Joan Lerma (PSOE), al recibir 150 y 65 apoyos, respectivamente. No se han presentado candidatos alternativos para ninguno de las dos vicepresidencias del Senado.

Las votaciones son secretas y en papeleta, en la que cada senador escribe el nombre de sus candidatos. Pedro Sanz ha recibido

Únicamente los votos de su partido; mientras que Lerma ha sumado un par de apoyos más al de los socialistas. Mientras, un total de 42 senadores ha votado en blanco y se han producido dos nulos.

PNV PRESENTE EN LA MESA

La última votación de la sesión ha sido para ocupar las cuatro secretarías de la Mesa, donde finalmente el PNV ha logrado un puesto, la secretaría tercera. La senadora del PNV María Eugenia Iparraguirre ha cosechado 70 votos de en total.

Y dos candidatos del PP se han convertido en los secretarios primero y segundo, Luis Aznar y Adela Pedrosa, que han obtenido 134 y 123 votos, respectivamente. La secretaría cuarta es para el socialista Juan Carlos Rafa, que en la pasada legislatura ocupaba la tercera.

GARCÍA ESCUDERO APELA AL DIÁLOGO PARA ASEGURAR LA ESTABILIDAD Y SUPERAR "BLOQUEOS"

Pío García-Escudero, reelegido hoy presidente del Senado, ha apelado al diálogo y la generosidad de los partidos para asegurar la estabilidad e impulsar un programa de reformas dando solución a las "disensiones" y a la "improrrogable situación de bloqueo" después de "siete meses perdidos".

En su primera intervención en la duodécima Legislatura y una vez constituida la cámara alta, García-Escudero ha reafirmado su "inquebrantable compromiso" con el Senado y ha dicho que no pierde la esperanza de que "de una vez por todas" progresen hacia un acuerdo final los avances hechos sobre su reforma. "No podemos permitirnos el lujo de derrochar más tiempo. Tenemos que legislar, tenemos que adoptar decisiones que ya no admiten más demora. Porque el mundo, con todos sus problemas y sus urgencias, no deja de avanzar, y no se va a detener para esperarnos hasta que solucionemos nuestras disensiones y nuestros bloqueos", ha añadido.

Como ya hiciera hace siete meses, García-Escudero ha agradecido la confianza depositada en él para que ostente de nuevo la Presidencia del Senado, aunque ha señalado que el día de hoy le genera "sentimientos contradictorios" porque a la vez que se siente "honrado" experimenta también "preocupación" de que esa renovación "se haya precipitado tras una legislatura fallida".

Ha recordado que esta nueva constitución de la cámara alta se produce porque "las fuerzas políticas -todas- no fuimos ni siquiera capaces de ponernos de acuerdo para investir un presidente de Gobierno y, por tanto, posibilitar que el Parlamento pudiera poner en marcha, con normalidad, su imprescindible actividad política". "Apenas siete meses después, estamos otra vez en la casilla de salida: siete meses perdidos que ya no tienen vuelta atrás, pero cuya experiencia frustrante hemos de tener muy presente, más que nada para no reproducirla ni ahora, ni en el futuro", ha subrayado.

El presidente del Senado ha dedicado unas palabras a los millones de hombres y mujeres españoles que "con su continuo esfuerzo y su sacrificio, hacen que España siga adelante, incluso sobreponiéndose a los duros efectos de la peor crisis económica de las últimas décadas" y por ello ha dicho que los responsables políticos tienen la obligación de "estar a la altura". "Nuestro deber es liderarlo, allanar el camino y nunca, por supuesto, levantar obstáculos artificiales", ha agregado.

García-Escudero ha apuntado que los ciudadanos exigen asegurar la estabilidad política e impulsar un ambicioso programa de reformas para que las instituciones democráticas sean más fuertes y eficaces, para crear más empleo, para que la recuperación económica beneficie a todos, y para asegurar y mejorar la calidad del modelo social de bienestar.

Ha subrayado que también, siempre desde la lealtad al pacto constitucional, hay que buscar espacios de acuerdo para perfeccionar el funcionamiento del modelo territorial. "Jamás me cansaré de repetir que el Senado puede y debe jugar un papel esencial en este sentido. Y que la razón de fondo de la tan deseada reforma del Senado, no es sólo que funcione mejor, sino que el sistema autonómico funcione mejor", ha destacado.