Piden que se coticen 40 años para la pensión máxima

Los economistas de FEDEA aseguran que el cambio es urgente y que el sistema actual es injusto

nacional

| 07.10.2010 - 12:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Utilizar toda la vida laboral para calcular la pensión, elevar de 35 a 40 los años que hay que cotizar para cobrar la pensión máxima y aumentar a los 67 años la edad legal de jubilación son los tres ejes de la reforma de las pensiones que para los jóvenes presentó hoy el grupo de los "100 economistas". Según explicó en rueda de prensa Pablo Vázquez, de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), que promueve el nuevo manifiesto de los 100, los jóvenes españoles tienen derecho a contar con un sistema público de pensiones moderno, similar al sueco y que se basa en esos tres principios.

La razón principal que se aporta en el informe para el cambio es que el sistema actual español es "injusto", ya que prima carreras cortas de trabajadores cualificados o de autónomos, frente a las de mayor duración de asalariados con baja cualificación.

Por ello, Vázquez afirmó que la reforma que proponen es "urgente", ya que los jóvenes de 40 años necesitan saber si van a cobrar una pensión, algo que ahora no está garantizado.

De la propuesta de reforma del Gobierno, cuya medida principal es elevar la edad de jubilación en dos años (de los 65 a los 67), Javier Díaz-Jiménez (del IESE) dijo que sólo mejora la sostenibilidad a medio plazo, porque retrasa la aparición del primer déficit a 2020, pero no permite resolver las pensiones "definitivamente".

Mientras, continúan en el Congreso las reuniones de la Comisión sobre el Pacto de Toledo cuya representante socialista, Isabel López, confirmaba esta mañana en el Círculo de Telemadrid que no hay acuerdos para la reforma del sistema de pensiones. La disputada socialista reconocía que ella misma tiene un plan privado de pensiones.