Persecución del terrorismo y la inmigración ilegal centran la cumbre hispano-marroquí

Mariano Rajoy y Abdelilah Benkiran

nacional

| 05.06.2015 - 15:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Rey se ha reunido en el Palacio de la Zarzuela con el primer ministro marroquí, Abdelilah Benkirán, antes de la celebración de la XI cumbre bilateral hispano-marroquí, un encuentro en el que ambos han tenido oportunidad de abordar la situación de la relaciones bilaterales y asuntos de interés común.

Mientras aguardaba la entrada del Monarca en el Salón de Audiencias de Zarzuela, el jefe del Ejecutivo marroquí ha asegurado a los periodistas sentirse muy contento de estar en España, aunque también ha bromeado con ellos al decirles que "por el momento" estaba satisfecho y que habría que esperar al final de la cumbre.

En el mismo tono distendido, y muy sonriente, Benkirán también les ha advertido de que "nunca" un primer ministro está del todo satisfecho.

Sin perder la sonrisa, el mandatario marroquí ha saludado afectuosamente a Felipe VI, con quien ha posado mientras ambos intercambiaban algunos comentarios, con gran cordialidad. Después se han sumado a la foto los otros participantes en la reunión, entre ellos el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y el embajador marroquí en España, Fadel Benyaich.

La audiencia con el jefe del Estado precede a la apertura de la XI cumbre bilateral, en la que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y Abdelilah Benkirán pretenden hacer ver la fortaleza de la colaboración entre los dos países, especialmente en lo que se refiere a la persecución del terrorismo y la inmigración ilegal.

Esta cumbre es la primera que España y Francia celebran en dos años y medio, tras la celebrada en Rabat el 3 de octubre de 2012, donde los dos países pactaron una alianza estratégica de carácter político, económico y cultural.

El de hoy no es el primer encuentro entre el Rey y el islamista moderado Benkirán, quienes ya se reunieron el año pasado en Rabat durante la visita a Marruecos de don Felipe como nuevo Monarca. Acompañado de la Reina Letizia, aquel viaje respondió a una invitación de Mohamed VI y sirvió para que ambos países afianzaran su condición de socios estratégicos en asuntos vitales para la seguridad europea.