Pere Navarro presentará una denuncia tras ser agredido en un acto familiar

Vincula la agresión al "clima de crispación" por proceso soberanista

Pere Navarro

nacional

| 28.04.2014 - 19:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El líder del PSC, Pere Navarro, se ha mostrado convencido de que la agresión que sufrió este fin de semana en un acto privado en Terrassa (Barcelona) se debió al "clima de crispación" generado por el proceso soberanista en Cataluña, y ha asegurado que hoy presentará una denuncia ante los mossos.

Mientras asistía a la comunión de un familiar en Terrassa, localidad de la que ha sido alcalde durante muchos años, Navarro fue agredido por una mujer de unos 50 años, que le propinó un puñetazo en la cara al grito de "grandísimo hijo de puta".

"Los motivos son muy claros, estoy absolutamente convencido de que esto es el resultado del clima de crispación que se vive, que está alejado del clima festivo y participativo que algunos quieren defender. Y otros notamos, no solo por agresiones, sino por miradas e insultos, que alguna cosa está empeorando", ha explicado.

En declaraciones a Catalunya Ràdio y Rac1, Navarro ha afirmado que "en absoluto era una indigente ni estaba desequilibrada mentalmente", sino que "era una persona que vivía una opción con cierto fanatismo, una persona de clase media, mediana edad".

El primer secretario socialista ha apuntado que "físicamente, más allá del dolor puntual del momento, no ha habido ningún problema, pero políticamente tiene trascendencia", ya que "es el resultado de un ambiente que uno va palpando".

Así, en la Diada de Sant Jordi, Navarro "percibió de forma muy clara este clima": "Nos podemos tapar los ojos ante todo esto. Podemos disimular y decir que todo va bien, pero la realidad es la que es. No todo va bien. En la Diada me insultaron y me amenazaron. Esa Diada tan festiva que algunos quieren hacer ver, cuando rascas, no lo es tanto. Es un síntoma, pero hay que poner remedio".

Ha avisado de que escenas como la de la semana pasada, cuando el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, evitaron coincidir en un acto en Barcelona, "alimenta" esta crispación.

"¿Usted cree que los presidentes se encuentran en un mismo acto y son incapaces de saludarse? Lo que debemos hacer es alimentar el diálogo, que los responsables políticos rebajen el clima de tensión", ha sentenciado el dirigente del PSC.