Pensiones, desempleo y deuda pública "se comen" 6 de cada 10 euros del gasto

Montoro ha defendido que el presupuesto es "cada vez más social"

Las pensiones se llevan 43,3 euros de cada cien de los presupuestos de 2013

El Gobierno prevé que las prestaciones por desempleo caigan un 6,3% en 2013

nacional

| 29.09.2012 - 11:48 h
REDACCIÓN

La partida para pagar los intereses de la deuda española acapara buena parte de los presupuestos del Estado para el próximo año, en los que se incrementa el gasto social -fundamentalmente en pensiones-, pero se recortan los fondos para los ministerios y los destinados al desempleo.

Las pensiones, el desempleo y la deuda pública "se comen" seis de cada diez euros del gasto presupuestario previsto para el año 2013, según consta en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo ejercicio.

En concreto, estas tres partidas suman un total de 187.139,76 millones de euros, lo que representa el 58,5% del gasto total contemplado en los Presupuestos, que suma 319.460,60 millones de euros, un 2,5% más que en 2012.

MAYOR GASTO EN PENSIONES

El mayor gasto corresponde a las pensiones, que se llevan 121.556,51 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 4,9% en relación con el ejercicio anterior. El Gobierno prevé elevar las pensiones un 1% de media en 2013.

Las pensiones se llevarán 43,3 euros de cada cien de los presupuestos de 2013 (excluyendo la deuda pública), frente a los 40,9 euros que recogían los presupuestos de 2012, el 4,9 % más.

Por su parte, el desempleo cuenta con un gasto asignado de 26.993,7 millones de euros para el próximo año, si bien esta partida desciende un 6,3%,

UN PRESUPUESTO “CADA VEZ MÁS SOCIAL”

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha defendido que el presupuesto es "cada vez más social" como consecuencia de la crisis, y así lo demuestra el hecho de que el 63,6 % de las políticas de gasto estén destinadas a partidas como pensiones, vivienda o desempleo.

Casi 53 euros de cada cien del presupuesto consolidado se destinan al pago de las pensiones y el desempleo, aunque esa proporción es algo más baja si se incluye el pago de la deuda pública, que se llevaría doce de cada cien euros.

LA DEUDA PÚBLICA AUMENTA HASTA EL 90,5 % DEL PIB

Las dudas en torno al euro han encarecido la financiación de la deuda española en los mercados en los últimos meses y ha encarecido los intereses que se pagan por ella, lo que ha llevado a dotar 9.000 millones de euros más a dicha partida, que se acerca ya a los 40.000 millones.

Por otra parte, las ayudas que se solicitarán a Europa para recapitalizar la banca española elevarán la deuda del conjunto de las administraciones públicas el próximo año hasta el 90,5 % del PIB, lo que se explica también por el plan de pago a proveedores o la parte asignada a España en los rescates de Grecia, Portugal e Irlanda.

Aunque todavía no se sabe el montante final que se pedirá a Europa para la banca española, los presupuestos han incluido de momento 30.000 millones (aún no desembolsados), que computan como deuda.

Asimismo, las ayudas que el Estado ha dado para el saneamiento del sector financiero han sido computadas como déficit a título informativo, lo que elevará el desequilibrio previsto de las cuentas públicas al 7,4 % del PIB este año, en lugar del 6,3 % calculado.

No obstante, Montoro ha aclarado que ese incremento no tiene que ser corregido y no conllevará ajustes adicionales, puesto que desaparecerá por sí mismo en el momento en que las entidades devuelvan el dinero prestado.

CUMPLIR CON EL OBJETIVO DE DÉFICIT

El Gobierno no duda de que cumplirá con el objetivo de déficit comprometido con Bruselas, razón por la que el presupuesto sigue siendo restrictivo en gastos como los destinados al personal, que se recortan el 3,9 %, y a los ministerios, que se ajustan una media del 8,9 %.

RECORTES DEL GASTO

Además se recorta el gasto en infraestructuras (13,5 %), en subvenciones al transporte (27,1 %), en seguridad ciudadana e instituciones penitenciarias (5,4 %) y en políticas de Defensa (7,7 %), entre otras.

Por el contrario, no se toca la partida destinada a I+D civil, se garantiza a los trabajadores públicos que volverán a tener dos pagas extra (tras suspender la de diciembre en 2012) y suben las pensiones un 1 %.

DESGLOSE POR MINISTERIOS

Los más castigados son Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Industria, Energía y Turismo y Fomento.

En el ministerio de Sanidad, que dirige Ana Mato, el presupuesto se reduce un 22,6% respecto a 2012, la mayor caída.

En Interior, los ajustes afectarán por primera vez a la partida destinada a Seguridad Ciudadana.

Industria ve reducido su presupuesto en un 21,3%. Por su parte, Fomento también sufre una caída del 11%.

Asuntos Exteriores y de Cooperación tiene una caída del 10%.

Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ve reducida su partida un 25,4%.

Caen también los gastos de Hacienda y Administraciones Públicas (9,5%), Empleo (8,3%), Defensa (6,01 %) y Justicia (4,2%).

Recortes de un 19,6 % en Cultura, superando el 22,6 % de ajustes para el cine.

El Ministerio de Economía y Competitividad incrementa un 4% su partida y Presidencia sube un 0,6%.

OBJETIVO: VOLVER A SER “EL SOCIO FIABLE”

El objetivo de la contención es que España vuelva a ser "el socio fiable del sur" de la UE, ha dicho Montoro, razón por la que se han hecho unas cuentas "austeras" y "restrictivas", que se enmarcan en un escenario de recesión, en el que el PIB caerá el 0,5 % y la tasa de paro seguirá en el entorno el 24 %.

En este contexto, la financiación del gasto social será posible gracia al incremento del 4 % de los ingresos gracias al efecto de las subidas de impuestos.

Al alza del IRPF y el IVA acometidas en 2012 se suman ahora la prórroga un año más del impuesto sobre el patrimonio y un nuevo gravamen del 20 % para los premios de Loterías, Cruz Roja y la ONCE superiores a 2.500 euros, entre otras.

En total, el ajuste fiscal recogido en los presupuestos de 2013 es de algo más de 13.000 millones.

Otra cosa son los 38.000 millones de ajuste para 2013 recogidos en el plan presupuestario bianual, remitido a Bruselas, ya que incluyen los ajustes de todas las administraciones públicas, así como el efecto de las medidas anteriores a las adoptadas en estos presupuestos.

EL PRESUPUESTO DE LA CASA REAL BAJA UN 4 %

El Presupuesto de la Casa del Rey se situará en 2013 en los 7,93 millones de euros, un 4% menos que el ejercicio anterior, cuando la cuantía fue de 8,26 millones de euros.

Además, ya en julio la Casa del Rey anunció que Don Juan Carlos y el Príncipe de Asturias se bajaban el sueldo un 7,1%, lo que suponía una rebaja en 2012 de 20.000 y 10.000 euros, respectivamente. Así, el sueldo del Rey para 2012 era de 272.752 euros, mientras que la retribución anual del Príncipe de Asturias se quedaba en 131.376 euros.

RAJOY SE CONGELA EL SUELDO

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cobrará 78.185,04 euros al año distribuidos en 12 pagas en 2013, lo mismo que en 2012. Así consta en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013 que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha presentado este sábado al Congreso de los Diputados.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría cobrará el mismo sueldo que venía percibiendo, 73.486,32 euros al año. En el caso de los ministros, también verán congelado su sueldo y recibirán cada uno de ellos 68.981,88 euros.

De esta forma, en conjunto, el sueldo de los miembros del Ejecutivo (presidente, la vicepresidenta y 12 ministros) ascenderá a casi 980.000 euros.