Peñas dice que la Gürtel actuaba con el aval de que Correa "era amigo" de Aznar

Correa y sus empresas sacaban el mayor beneficio económico como intermediarios en la compra-venta de suelo público

Sostiene que Correa era "archiconocido" porque siempre se le veía a "la derecha" del expresidente del Gobierno

nacional

| 13.12.2016 - 12:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

José Luis Peñas, el exconcejal que denunció a Francisco Correa tras grabarle durante 2 años, ha afirmado hoy en el macrojuicio de Gürtel que el cabecilla de la trama tenía un "poder inmenso" en el PP y era "la persona a la derecha del presidente" José María Aznar. La vigésimo cuarta jornada del juicio que sienta a 37 personas en el banquillo de la Audiencia Nacional ha estado dedicada a la declaración de Peñas, que se enfrenta a una petición de pena de 6 años y 5 meses de cárcel, rebajada con la atenuante de colaboración con la justicia.

Peñas denunció a Correa en 2007 y aportó entonces decenas de horas de grabaciones que había registrado durante los dos años anteriores, las cuales fueron el germen de la investigación a la trama corrupta, aunque la Fiscalía le acusa porque considera que se benefició con 32.000 euros de la red.

El exconcejal de Majadahonda ha afirmado que Correa "era una persona importantísima en el Partido Popular" cuando le conoció en 2001 y tenía "un poder inmenso" en el partido.

"Sin necesidad de estar en la ejecutiva era la persona que estaba al lado del presidente haciendo los actos, haciéndole ganar campañas", ha dicho en referencia a Aznar.

"Todo el mundo en el partido conocía al señor Correa, sabía lo que era. Le veías andar y senadores y congresistas se separaban a su paso porque era la persona que estaba a la derecha del señor presidente", ha insistido.

Él lo conoció cuando empezó a trabajar como asesor del exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, aunque ha asegurado que entre 2001 y 2005 -cuando empezó a grabarle- solo le vio en cuatro o cinco ocasiones, una de ellas en su boda. Correa le pagó el viaje de novios a isla Mauricio.

Peñas ha relatado cómo empezó a grabar las conversaciones con un "rudimentario aparato" que llevaba en el bolsillo, lo que hizo cuando se dio cuenta de que la organización de Correa, una nave que comandaba "con el timón firme", "no era una red de amigos".

"Soy funcionario y me podía haber ido a mi puesto de funcionario tranquilamente a trabajar, podía haberme metido hasta dentro en la organización de Correa, pero nunca he sido miembro de ninguna empresa suya ni he tenido ningún puesto en ninguna empresa", se ha defendido.

Ha relatado cómo el cabecilla de Gürtel organizaba "todos los actos del PP" y ello le servía de "pantalla" para luego introducirse en las instituciones gobernadas por el partido, con el objetivo de obtener adjudicaciones públicas con contratos "amañados" y beneficiarse de comisiones por operaciones inmobiliarias.

En su opinión, de donde la Gürtel obtenía "realmente el dinero" era haciendo de intermediarios en compraventas de suelo y consiguiendo que los terrenos se adjudicaran a constructoras con las que colaboraban, a cambio "de un tanto por ciento establecido".

Correa lo conseguía, ha dicho, manteniendo "una excelente relación con el alcalde" de turno del PP: "A partir de ahí consigue todo lo que necesita".

"Los negocios salían redondos por todas partes", ha explicado, y todo ello "con el aval de que el señor Correa era amigo del señor presidente del Gobierno en esos momentos", en referencia a Aznar.

A pesar de todas estas operativas irregulares, ha asegurado que Correa no tenía conciencia de estar delinquiendo y "no sabía lo que era el cohecho". "Para él era una actuación absolutamente normal" y como mucho, ha detallado, pensaba que era un delito fiscal. "Esa era su mentalidad. Pensaba que si la obra se iba a adjudicar, qué más daba a uno o a otro. Si ganaba el que presentaba él, que era bueno, y le daba una caja de zapatos (con dinero), qué más daba", ha agregado.

Del exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y exmarido de Ana Mato, Jesús Sepúlveda, ha dicho que Correa le dijo que le compró un Land Rover a cambio de "unas obritas" que le iba a adjudicar, pero luego se quejaba de que no se las había dado.

También se ha referido a Álvaro Pérez, "El Bigotes", una persona "muy hábil" que "fue cobrando protagonismo hasta el punto de que Ana Botella no quería hacer nada si no estaba él".

Ha hablado asimismo de Bárcenas, a quien Correa dijo en una de las conversaciones grabadas que había llevado "mil millones de pesetas" en "cash" a la sede del PP y a la casa del extesorero.

A su juicio, cuando llevó esas cantidades a Génova procedentes de comisiones por adjudicaciones, "se supone que es para que ese dinero se quede ahí, para que el partido se financie con ese dinero", y "en el camino" el propio Correa se quedaba con una comisión.