Pedro Sánchez carga contra Podemos y llama a la movilización de sus votantes

El candidato del PSOE asegura que hay muchas personas indignadas que quieren un gobierno socialista

nacional

| 15.06.2016 - 08:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha vuelto a apelar a la movilización del electorado socialista para ganar el próximo 26 de junio y se ha dirigido también a los de Unidos Podemos, porque cree que "muchos" de sus "votantes indignados", que sufren "los recortes del PP", prefieren un gobierno presidido por un socialista.

Así lo ha señalado en un mitin en Oviedo, acompañado por el presidente de Asturias, Javier Fernández, y la cabeza de lista al Principado, Adriana Lastra, en el que ha pedido que las urnas se llenen de papeletas que permitan dejar atrás "el mal gobierno" del PP: "Que los que dijeron 'no' tengan que decir sí al cambio político y a un PSOE en el Gobierno", ha dicho.

Ante algo más de un millar de militantes y simpatizantes, Sánchez se ha dirigido así directamente a los españoles que el pasado 20 de diciembre votaron a Podemos y les ha pedido que no "tropiecen dos veces en la misma piedra", que "no confíen en aquel que pide el voto por el cambio" y luego "lo bloquea". "Que apuesten por el sí y por el PSOE, que es el que traerá el cambio".

IGLESIAS, "MUCHO MAS CÓMODO" CON RAJOY

El líder de los socialistas ha apelado al "orgullo" socialista y ha recordado los grandes avances que, a su juicio, ha llevado el PSOE a España y se ha mostrado convencido de que, ahora, para recuperar la sanidad, la educación y la dependencia y garantizar la igualdad hay que votar al PSOE, porque el líder de Podemos, Pablo Iglesias, está "mucho más cómodo" con tener a Rajoy como presidente del Gobierno en lugar de a un socialista.

Así, ha denunciado que Podemos está más preocupado por los "sillones" y el control de los espías que por las políticas sociales y ha denunciado que su línea roja durante todos estos meses ha sido el derecho de autodeterminación.

Con pocas referencias al debate de anoche entre los cuatro candidatos, ha subrayado que lo "importante" es ganar las elecciones, Sánchez ha recalcado que lo que sí se vio fue que Rajoy e Iglesias "representan dos polos opuestos en lo ideológico, cada uno en su extremo", pero con "una misma estrategia y un mismo adversario, que se llama PSOE".

Y, en particular, ha vuelto a poner el acento en el "bloqueo" del líder del partido morado y a remachar que todas las políticas que ofreció a los españoles en su investidura no se han podido poner en marcha por el voto en contra de Iglesias los días 2 y 4 de marzo.

Pero las críticas más duras hacia Unidos Podemos y su candidato a La Moncloa han sido las del presidente asturiano. Y es que las relaciones del PSOE con el partido morado en esta comunidad son especialmente tensas, pese a que los socialistas gobiernan con el apoyo del partido morado en algunos puntos. No es así en el Gobierno del Principado, donde Fernández tiene un pacto de estabilidad con IU.

Sí necesitaron su apoyo en la capital, donde el PSOE ostenta la Alcaldía, a pesar de que fue la tercera fuerza política, con cinco concejales, por detrás del PP y de Somos Oviedo, que tuvo seis. Lo hace con el apoyo de la lista patrocinada por Podemos, que decidió votar al candidato socialista en la sesión de investidura.

Pese a esto, el primer edil, Wenceslao López, también ha cargado contra el partido morado en este mitin, en el que el presidente asturiano ha logrado levantar al auditorio con sus dardos. "No pasarán", ha asegurado, después de avisar de lo que quiere Iglesias es pactar con un PSOE "sometido" como ha ocurrido, ha dicho con los "cenizos y pitufos" de IU.

La de este martes es la única visita de Sánchez en esta campaña a Asturias. El pasado 20D, el PSOE perdió un escaño y se quedó en dos, los mismos que Podemos, sólo 12.000 votos por detrás de los socialistas. El PP obtuvo tres y Ciudadanos, uno.

Según la macroencuesta preelectoral del CIS, el próximo 26 de junio se mantendrá esta correlación de fuerzas, que podría variar si la coalición del partido morado con IU (que tuvo 52.316 votos el 20D) logra superar al PSOE.

"PLAZA A PLAZA, CALLE A CALLE"

Pese a los sondeos, que auguran un 'sorpasso' de Podemos, Sánchez ha vuelto a defender que puede ganar las elecciones "como las ganan los socialistas: plaza a plaza, calle a calle, voto a voto". "Así seremos la primera fuerza política el 26 de junio", ha remachado.

Y ha asegurado que lo hará por la educación de los jóvenes, la pensión de los mayores, la igualdad de las mujeres y el trabajo digno de los trabajadores. Además, en particular, este martes ha subrayado el compromiso del PSOE con la Sanidad.

Así, ha garantizado que, si llega a La Moncloa, blindará la Sanidad como un derecho, recuperará su universalidad y eliminará el copago farmacéutico y como muestra de su compromiso ha estampado su firma en el objetivo de una cámara de televisión, una imagen proyectada en las pantallas del polideportivo Corredoria Arena.

Sánchez ha insistido en que el próximo 26 de junio habrá "una suerte de plebiscito" por el cambio y ha avisado de que hay "unos cuantos caminos que perpetúan a Rajoy como presidente del Gobierno y sólo uno que garantice el cambio político que necesita el país".

"No puede quedarse ni un votante del PSOE en casa", ha afirmado, para después insistir en que "la única salida que tiene España al bloque de los extremos", después de meses de "bloqueo e inmovilismo" es el partido socialista.