Pedro Sánchez asegura que es necesario "hacer un cambio que sume, no que reste"

El líder socialista traslada su campaña del 'puerta a puerta' a Vitoria y anima a los vecinos a votar

nacional

| 20.06.2016 - 08:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido este domingo a los socialistas que no hagan caso de las encuestas que les sitúan en tercer lugar y ha insistido en que "el futuro no está escrito" y se decide con los votos: "En estos últimos días, no miréis a ningún lado, mirad de frente, sentid los colores".

Sánchez ha hecho este llamamiento a la movilización en un acto en Zaragoza, en el que su 'equipo de gobierno' se ha presentado como el único capaz de darle la vuelta a las "políticas horribles" del PP y ha cargado contra Podemos, al que ha acusado de pretender "adueñarse" de su historia.

Después de que tomaran la palabra 14 miembros de este 'gobierno en la sombra' designado ya por Sánchez, el candidato a la Presidencia del Gobierno ha sacado pecho de este "equipo del cambio" y ha subrayado que les avala el trabajo que ha hecho el PSOE por España en su historia.

Y, el mismo día que se conocen nuevas encuestas que sitúan al PSOE por detrás de Podemos el próximo 26 de junio, se ha rebelado contra estos pronósticos. "El futuro no está escrito, lo vamos a escribir nosotros, los socialistas,, el próximo 26 de junio votando sí al cambio, sí al PSOE", ha remachado.

"NUNCA NOS HAN REGALADO NADA"

"Nunca nos han regalado nada, pero el socialismo siempre ha sido libertad, igualdad, siempre ha sido democracia, y a los socialistas nunca nos lo han puesto fácil, pero sabemos que el futuro no está escrito, que se trabaja día a día y que en democracia el futuro se escribe con los votos", ha dicho, convencido de que el próximo 26 de junio se van a "llenar las urnas de puños y letras" y van a dar "una gran lección".

Así, aunque no las ha mencionado expresamente, ha llamado a no tener en cuenta las encuestas. "En estos últimos días, no miréis a ningún lado, mirad de frente, sentid los colores, porque nuestro equipo, el equipo del cambio, es el que trajo la educación pública, la sanidad pública, la dependencia, la igualdad y traerá el ingreso mínimo vital", ha insistido.

Sánchez ha sacado pecho de los logros de su partido y ha recalcado que Podemos lo que dice es que "quieren recuperar lo que construyeron los socialistas", pero ha defendido que no lo van a hacer porque va a ganar el PSOE para "cambiar la historia del país" de nuevo.

Así, ha pasado lista a algunos de sus compromisos, desde el pacto por la educación a la puesta en marcha de la ley contra la violencia de género y la recuperación de la dependencia, y ha subrayado lo podrán hacer si los socialistas acuden a votar.

Porque, ha recalcado, los que dicen que el próximo gobierno va a depender del PSOE "tienen razón": "Va a depender de todos y cada uno de vosotros, si salís a votar, el 26 habrá cambio y un gobierno con un presidente socialista", ha dicho.

Así, les ha pedido que sientan los colores del partido y ha subrayado que la identidad del PSOE es el de "la mayoría social del país". "El socialismo se lleva en el corazón, no se vende por catálogo", ha insistido, repitiendo el que ya se ha convertido en uno de sus lemas esta campaña.

CAMPAÑA PUERTA A PUERTA

El candidato socialista ha trasladado por la tarde su campaña del 'puerta a puerta' hasta Vitoria, donde se ha reunido con varios vecinos a los que ha animado a votar y les ha indicado que "es necesario hacer un cambio que sume, no que reste".

El líder socialista ha llegado poco antes de las seis y media de la tarde a la calle Santiago de Vitoria, junto con la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, los cabezas de lista por Alava, Javier Lasarte y Julia Liberal, y el exconsejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares.

Sánchez ha querido trasladar a Vitoria su campaña del 'puerta a puerta' y, a su llegada, ha saludado a los militantes, simpatizantes y ciudadanos que se encontraban en ese punto, donde ha sido recibido al grito de "presidente, presidente".

Posteriormente, se han dirigido a un portal de la calle Galicia donde ha tocado el timbre y, tras presentarse como Pedro Sánchez, ha pedido permiso para acceder al interior del inmueble. En su encuentro con varios vecinos, el candidato a presidente ha subrayado que van "a cambiar el país" y ha reconocido que considera que tendrá "suerte esta vez".

Asimismo, Sánchez ha apostado por "mejorar el país y hacer un cambio que sume, no que reste". "Que haya cambio, haya gobierno y las cosas empiecen a avanzar que a Rajoy le tenemos visto, muy mal visto", ha ironizado.

En otra de las viviendas que Sánchez ha visitado ha criticado que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, diga que "todo va bien" y ha reconocido que una de las primeras medidas que tomará si accede a la Presidencia será "eliminar los copagos farmacéuticos".

Su intención con este 'puerta a puerta', según han explicado los socialistas, ha sido, además de saludar a los vecinos del barrio vitoriano de Arana, "rendir un homenaje a los socialistas vascos que lucharon por la libertad y durante años visitaron a sus vecinos para exponer el programa político, intercambiar impresiones y pedir el voto, pese a las dificultades de la amenaza terrorista".