Pedro Antonio Sánchez renuncia a su escaño en la Asamblea de Murcia y a la Presidencia del PP

Se encuentra investigado en los casos de presunta corrupción 'Púnica' y 'Auditorio'

nacional

| 27.09.2017 - 10:49 h

Europa Press

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El que fuera presidente del Ejecutivo murciano, Pedro Antonio Sánchez, ha dejado su escaño de diputado en la Asamblea Regional y ha renunciado a la Presidencia del PP en Murcia, según ha podido saber Europa Press de fuentes del PP.

Sánchez ocupó San Esteban, sede del Ejecutivo regional, más de un año y medio de mandato, desde que tomara posesión de su cargo el 3 de julio de 2015 en el Patio de los Ayuntamientos de la Asamblea Regional.

Será este viernes cuando Sánchez traslade esta decisión, "totalmente meditada", a la Junta Directiva del partido, máximo órgano entre congresos. En la reunión de dicho órgano se designará al actual jefe del Ejecutivo murciano, Fernando López Miras, como su sucesor en el partido y se barajará que sea el próximo candidato a las elecciones autonómicas de 2019.

Según las citadas fuentes, Pedro Antonio Sánchez, que se encuentra investigado en los casos de presunta corrupción 'Púnica' y 'Auditorio', "ya dijo que cuando le abrieran juicio oral se iba y lo ha estado meditando".

"Ha tomado esta decisión y nadie le ha pedido nada", han remarcado desde las filas 'populares', que advierten que "hay una conciencia clara tanto en Génova como en Murcia de que él no ha hecho nada y es absolutamente inocente".

Con esta decisión, Pedro Antonio Sánchez abandona totalmente la política para dedicarse a su vida profesional.

"SALVAR" A LA REGION DEL "TRIPARTITO"

Fue el pasado 4 de abril cuando Sánchez anunció su dimisión como presidente del Gobierno murciano 24 horas antes del debate de la moción de censura que presentaba el PSOE contra él y horas después de conocer la exposición razonada del juez Eloy Velasco sobre 'Púnica'.

Según advirtió, renunciaba a la Presidencia con el fin de "salvar" a la Comunidad del "tripartito" y evitar que los murcianos "sufran" las "nefastas" consecuencias que acarrearía.

También aludió en esa comparecencia en San Esteban a la presunción de inocencia y que se pusiera más en valor y manifestó su "respeto" a la Justicia, a sus tiempos, a su labor, y su predisposición como ha hecho "siempre".