Patxi López propone segunda vuelta en primarias y un PSOE que no pacte con el PP

Plantea consultas directas a las bases del PSOE si lo propone un 20% de los militantes

Patxi López

nacional

| 12.03.2017 - 09:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El aspirante a secretario general del PSOE Patxi López propone regular en el 39 Congreso Federal que las futuras primarias se celebren a doble vuelta y defiende una política de alianzas que mire a la "centralidad" y no a Podemos ni al PP, con el que quiere que los pactos se limiten a las cuestiones de Estado.

"El centro político es parte de la derecha y no lo queremos para el PSOE. La centralidad es otra cosa", subraya el proyecto político que sustenta la candidatura de López a las primarias y que éste presentará hoy en Getafe (Madrid) en un acto al que está previsto que asistan un millar de personas.

López plantea que la centralidad es donde está la mayoría de los españoles y que el papel del PSOE es atraerla para ganar las elecciones con un socialismo "reconocible" y "exigente", que desde la oposición "limite" sus pactos con el PP a cuestiones de Estado como la reforma de la Constitución, la lucha contra el terrorismo y la proyección Exterior de España.

A ese respecto recalca que "pactar los presupuestos no forma parte de este planteamiento".

El documento, de 59 páginas, titulado "Más de 100 razones para unir al PSOE", se divide en una primera parte de postulados políticos y una segunda con 119 propuestas concretas.

Entre ellas figura la derogación de la reforma laboral -"no valen medias tintas ante la reforma laboral del PP, hay que tumbarla", afirma-, una ley de lucha contra la explotación laboral en España, la elevación a nivel de garantía constitucional de la cobertura sanitaria pública y la defensa de los servicios sociales como un derecho fundamental garantizado por la Constitución.

También plantea -en el marco de la reforma de la Carta Magna que propugna el PSOE- que la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres tenga mayor reconocimiento en ella e incorporar como derechos fundamentales los sociales: a la salud, a la protección por parte de la Seguridad Social y a la negociación colectiva.

En cuanto al modelo de partido que ofrece a los militantes, el candidato se compromete a regular las consultas directas para cuestiones de especial relevancia, a partir de una propuesta planteada por la mayoría del Comité Federal o por el 20 % de la propia militancia y aprobar un Código de Redes para el PSOE.

Propone también establecer una segunda vuelta en las primarias a secretario general entre los dos candidatos más votados, así como incorporar a los Estatutos que "solo pueda ser removido de su cargo por la misma militancia en votación de censura, a propuesta del Comité Federal, o de confianza, a propuesta del propio secretario general".

El documento de Patxi López, que a partir de hoy estará colgado en su web para que los militantes lo debatan, subraya que el "primer reto" que tiene el PSOE es el de su unidad interna y para conseguirlo el exlehendakari se presenta como la única garantía.

"No se une enfrentando a las bases con sus dirigentes ni exigiendo uniformidad a quienes piensan legítimamente distinto", critica sin nombrarlos a Pedro Sánchez y Susana Díaz, a quienes advierte de que el próximo congreso del PSOE "ha de servir para unirlo y no para dividirlo más".

En su defensa de un proyecto "propio" y "autónomo", rechaza que los socialistas se conviertan en la "muleta que atempera la gestión dolorosa de la derecha", pero también que termine siendo una "minoría más en una suma confusa de minorías de izquierda", y señala que entre el francés Francois Hollande y el británico Jeremy Corbyn se queda con el alemán Martin Schulz.

Además, López se presenta como el garante de un PSOE que ofrecerá a los españoles una "sociedad más justa" -que no se logra, dice, desde la izquierda "resignada" ni "analgésica", ni desde la izquierda "pseudorevolucionaria", sino desde la izquierda "transformadora, inconformista, valiente y de gobierno"- y como el líder capaz de "dar una solución a las tensiones territoriales".

En este punto defiende el "diálogo", el "entendimiento" y la reforma de la Constitución en clave federal como "única solución posible", y sostiene que la "solución pasa por que unos entiendan que el llamado problema catalán es, en realidad, un problema de todos los españoles, mientras que otros deben entender que la ley no lo es todo en democracia".

Explica que el federalismo del PSOE es el de la "unidad" y la "solidaridad" y que la reforma constitucional debe "reconocer singularidades", definir un marco competencial mucho más claro, establecer un sistema de financiación suficiente, estable y corresponsable y asignar al Senado la función de "encuentro y cooperación federal".

La reforma constitucional que propugna -consensuada por todos los socialistas en la Declaración de Granada de julio de 2013- requeriría de un doble refrendo por parte de la sociedad catalana, que votaría junto al resto de los españoles dicha reforma y que votaría además la adaptación del Estatut al nuevo marco institucional.

El proyecto de Patxi López, que ha coordinado el diputado por Madrid Rafael Simancas y en el que han participado decenas de profesionales, expertos y cargos del partido, incluye el "avance en la laicidad", la apuesta por una Europa reforzada, un ingreso mínimo vital a escala europea y utilizar la revolución tecnológica para "trabajar menos días y menos horas a la semana, con el mismo salario.