Patxi López: En estas elecciones no termina la aventura socialista en Euskadi

Los socialistas pierden 9 escaños

Dirigentes del PSOE hacen autocrítica en Twitter y promueven la renovación

nacional

| 21.10.2012 - 23:09 h
REDACCIÓN

El lehendakari y secretario general del PSE, Patxi López, ha asumido que los resultados obtenidos no son los que esperaba y ha pronosticado que "en estas elecciones no termina la aventura socialista en Euskadi".

Tras conocer los resultados electorales que le dan la victoria al PNV, y el tercer puesto al PSE con 16 escaños -tenía 25-, el lehendakari ha informado de que ya ha llamado al candidato ganador, Iñigo Urkullu, para felicitarle por su triunfo.

Primero, López ha destacado la absoluta normalidad de la jornada, excepto los incidentes que ha sufrido él mismo al ir a votar hoy, cuando ha sido increpado por simpatizantes de la izquierda abertzale.

Después, ha comentado la participación "más bien baja, lo que es algo que nos debiera preocupar a todos, porque la política sigue siendo el único medio para expresar la voluntad ciudadana. Seguramente la dureza de la crisis ha hecho mella a la hora de participar, y es tarea de todos recuperar la confianza de los ciudadanos".

Sobre los resultados, López ha opinado que "el mundo nacionalista ha visto una confrontación entre dos fuerzas -PNV y Bildu- que ha movilizado a sus votantes", mientras que en el PSE "no hemos logrado movilizar a las bases electorales, y esto explica en cierta medida los resultados".

A pesar de este mal resultado socialista, el lehendakari ha advertido de que "en estas elecciones no termina la aventura socialista en Euskadi". "Durante los próximos cuatro años seremos responsables, seremos la voz que no renuncia a los valores de las personas que nos han votado". Los socialistas, ha agregado, "asumimos nuestra responsabilidad en el gobierno y en la oposición; a partir de mañana seguiremos igual, desde la izquierda y la unidad de los diferentes para hacer un país entre todos".

El lehendakari no ha querido adelantar más sobre la posición que los socialistas adoptarán en los próximos días, a la espera de que mañana a las cinco de la tarde se reúna la ejecutiva para hacer un análisis más sosegado.

Algo más explícito ha sido el secretario de Organización, Alfonso Gil, quien en una valoración de urgencia para la prensa, previa a la comparecencia del lehendakari, ha dicho que el PSE va a ser siendo "influyente" en la política vasca y que el PNV deberá elegir "si tener un gobierno fuerte" o arrancar en minoría. Gil no ha ido más allá y no ha hablado de pacto entre PNV y PSE, un rumor extendido en los últimos días por EH Bildu y Ezker Anitza. Esta hipotética suma de peneuvistas y socialistas daría mayoría absoluta.

Por su parte, López ha concluido su alocución expresando su orgullo "por haber sido el primer lehendakari socialista; ha sido un gran honor el haber cumplido el sueño de generaciones enteras de socialistas". "El futuro dirá: Esto lo hicieron los socialistas; somos nosotros los que hemos luchado por la paz y la libertad y la hemos conseguido", ha recordado el lehendakari, antes de prometer que "en el futuro habrá más gobiernos socialistas en este país".

DIRIGENTES SOCIALISTAS HACEN AUTOCRÍTICA Y PROMUEVEN LA RENOVACIÓN

Representantes del PSOE, entre ellos Odón Elorza y la exministra María Antonia Trujillo, han empezado a hacer autocrítica en sus cuentas en Twitter tras los resultados electorales en Galicia y el País Vasco, y promueven en la red social acometer ya el debate sobre la sucesión de Alfredo Perez Rubalcaba.

Si Trujillo, que fue titular de Vivienda en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido directamente la dimisión de Rubalcaba ("Esperando que Rubalcaba anuncie su dimisión", ha escrito en su Twitter), el diputado y exalcalde de San Sebastián, Odón Elorza, ha evidenciado en el suyo que "los partidos de derecha que defienden los recortes han ganado". "Los socialistas debemos hacer la catarsis de una vez", ha añadido, mientras que, en otro comentario, además de felicitar a los dos ganadores, ha señalado que el PSOE ha de reconocer que algo está haciendo mal.