Pablo Iglesias toma el control de las negociaciones de Podemos con Susana Díaz

Designa a Sergio Pascual y Manuel Garí para negociar la investidura, sin contar con los diputados electos

Desde Andalucía insisten en reclamar la dimisión de de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán

nacional

| 31.03.2015 - 14:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La formación de Pablo Iglesias quiere tutelar desde Madrid las negociaciones con la presidenta andaluza. Apartan a Teresa Rodríguez, la cabeza de lista en esa comunidad y a los 14 diputados electo. Toman el control y envían para negociar con el partido socialista a una persona de confianza de Pablo Iglesias.

Podemos ha designado a Sergio Pascual, responsable de Organización de la formación a nivel nacional, y a Manuel Garí, "hombre de confianza" de la candidata a la Presidencia de la Junta, Teresa Rodríguez, para negociar la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta, sin contar para esta labor con ninguno de los 15 parlamentarios electos de la formación.

Sergio Pascual, miembro de la Ejecutiva nacional de Podemos y persona muy cercana al secretario general de la formación, Pablo Iglesias, ha sido el responsable de dirigir la campaña electoral en Andalucía. Por su parte, Manuel Garí, economista jubilado, es el "hombre de confianza" de Rodríguez y quien la ha asesorado durante la campaña, según han indicado a Europa Press fuentes de Podemos.

La secretaria de Análisis Político y Social de Podemos, Carolina Bescansa, ve "muy posible" que la presidenta andaluza en funciones, Susana Díaz, acepte las condiciones impuestas para apoyar su investidura porque "son de sentido común" y "sería muy difícil" explicar su rechazo.

"Creo que es muy posible que las acepte porque son lo suficientemente razonables" para que cualquiera lo haga, ha dicho en una entrevista en la Cadena Ser, en la que ha negado que su partido haya desautorizado a la candidata andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez.

"En ningún caso. No es posible desautorizar a Teresa Rodríguez que es quien está dirigiendo las negociaciones y quien nos define la línea a los demás", ha zanjado, después de que ayer la secretaria de Coordinación ejecutiva, Angela Ballester, dijese que no había "líneas rojas" en la negociación con el PSOE.

Bescansa ha avanzado que mañana se conocerán los nombres que han resultado elegidos tras las primarias del partido que lidera Pablo Iglesias para los comicios del 24 de mayo, un proceso que, ha dicho, "beneficia a Podemos y al conjunto de la gente".

Podemos ha condicionado su apoyo a la investidura de Díaz como presidenta de la Junta a la dimisión de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, a que no se ejecuten desahucios sin alternativa y a que se reduzca el número de altos cargos y asesores.

Y ha asegurado que "cualquiera que las escuche necesariamente va a compartirlas".

"No se puede explicar ni entender que no haya tolerancia cero con la corrupción, que no se plantee la dimisión de Chaves y Griñán y la devolución de los fondos malversados, que se contrate desde la administración con bancos que desahucian pese a la normativa europea que lo impide o que se mantenga tal volumen de altos cargos y asesores y no se readmita al personal en servicios públicos como la educación, la sanidad o los servicios sociales", ha dicho.

Podemos está en disposición de facilitar la investidura si se toman medidas para beneficiar a la gente y "no a cambio de puestos y sillones" como, a su juicio, ha planteado el candidato popular en Andalucía, Juan Manuel Bonilla, quien ha condicionado su apoyo "a que se deje pasar la lista más votada en las municipales de mayo".

Por último ha defendido "dar tiempo a las negociaciones" de Podemos con el PSOE que "acaban de comenzar" y esperar a ver los resultados de la siguiente reunión, que se producirá después de Semana Santa.