Pablo Iglesias admite que el resultado de 27S ha sido altamente decepcionante

Rabell reconoce su mal resultado y que ha ganado "la otra hoja de ruta"

nacional

| 27.09.2015 - 22:20 h
REDACCIÓN

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha admitido que el resultado de las elecciones catalanas ha sido para su partido "claramente decepcionante" y que deja Cataluña en una situación de callejón sin salida. "Está claro que la responsabilidad de Estado no ha funcionado electoralmente en esta campaña",ha dicho.

"Hemos apostado por escuchar, por el sentido común y por la responsabilidad de Estado", y "está claro que no ha funcionado", ha señalado Iglesias en su comparecencia ante los medios de comunicación en la sede de Podemos en Madrid para valorar los resultados del 27S.

Ha funcionado "lo contrario", ha afirmado Iglesias, quien ha comparecido arropado por la secretaria de Análisis de Podemos, Carolina Bescansa, la responsable de coordinación entre áreas, Irene Montero, y el de Relaciones Internacionales, Pablo Bustunduy.

"No entiendo la alegría, las risas y las celebraciones de algunos a la vista de un resultado que deja Cataluña y España en una situación muy difícil, en una situación de callejón sin salida", ha lamentado tras reconocer en varias ocasiones que para Podemos el resultado electoral ha sido una decepción.

Para Iglesias, el 27S ha abierto un escenario en el que a partir de mañana va a ser "muy difícil tomar decisiones en Cataluña y en España" para las fuerzas que tenga responsabilidad de Gobierno.

"España no necesita un presidente del Gobierno que amenace a los catalanes con enviar al Ejercito. España necesita un presidente que sepa escuchar a Cataluña y yo quiero ser ese presidente", ha enfatizado.

El líder de Podemos se ha mostrado convencido de que a partir de mañana muchos ciudadanos van a "tomar nota" y que en las elecciones generales de diciembre se impondrá la responsabilidad de Estado, el sentido común y la voluntad de escuchar.

Ha repetido que no quiere que Cataluña se vaya de España, pero ha insistido en que esa decisión deben tomarla los catalanes. "Creo que solamente si nosotros gobernamos en España se podrá construir un proyecto país llamado España en el que quepa una nación que se llama Cataluña", ha recalcado.

No obstante, ha reconocido ser consciente de las "dificultades" que les esperan a partir de ahora, y se ha comprometido a esforzarse y trabajar para ganar las generales.

Preguntado por los errores que ha podido cometer Podemos para no haber obtenido el resultado que esperaban en Cataluña, ha respondido que "seguramente" su "mayor error" haya sido "apostar por la responsabilidad".

En este sentido, ha tildado a quienes, como Artur Mas, "están diciendo abiertamente que les sobra la mitad de Cataluña" cuando afirman que han ganado los catalanes.

Iglesias ha tildado esa actitud de "irresponsable" por parte de alguien que aspira a ser president, igual que la de quienes se olvidan o no tienen proyecto para los catalanes que quieren la independencia y que, a su juicio, también dejan fuera a la mitad de los ciudadanos.

"Han sido los discursos del 50 por ciento, los del me sobra la mitad los que han tenido éxito", ha continuado, tras asegurar que Podemos no sacrificará su "responsabilidad" por razones electorales y mantendrá su apuesta por la defensa de los derechos sociales.

Tras subrayar que Podemos da "la cara", ha argumentado que en estas elecciones "parece que había que estar en el sí o en el no" mientras que Podemos seguía defendiendo el derecho a decidir pero con un proyecto de convivencia para que la mayor parte de los catalanes no se quiera ir.

"A lo mejor nuestro error ha sido hablar de los derechos sociales", ha admitido, pero si ha sido ese -ha añadido- lo seguirán cometiendo.

De momento, no contempla cambios en su estrategia ni en su hoja de ruta para las generales.

Por su parte, el candidato de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, ha reconocido que han obtenido un resultado -11 diputados- peor del esperado y que ha ganado de forma "concluyente la otra hoja de ruta" propuesta por Junts pel Sí para resolver la crisis nacional de Cataluña.

Recibido con aplausos y gritos de "Sí se puede" y arropado por todos los candidatos de la lista, Rabell ha felicitado a Junts pel Sí que "ha ganado de manera inequívoca", y ha augurado que su propuesta de celebrar un referéndum pactado y con reconocimiento internacional irá ganando terreno con el paso del tiempo.

Rabell ha valorado que su mal resultado "es la consecuencia de un escenario extremadamente polarizado entre el 'sí' y el 'no', que nos lo ha puesto muy difícil a una candidatura de corte social como la nuestra, en el que las propuestas sociales han sido expulsadas del debate", aunque ha anunciado que éstas seguirán siendo "el corazón de nuestra política, porque esto es una carrera de fondo".