Otegi asegura que nunca ha llamado a la acción violenta en sus intervenciones

nacional

| 12.07.2011 - 11:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi ha asegurado hoy, en el juicio que se sigue contra él en la Audiencia Nacional por participar en un homenaje al expreso etarra José María Sagarduy en 2005, que en sus intervenciones en actos públicos "nunca" ha llamado a la "acción violenta"."Nunca en mis intervenciones he llamado a la acción violenta. Nunca", ha exclamado Otegi, que sólo ha contestado a preguntas de su defensa, a la que ha explicado que el 9 de julio de 2005 en Amorebieta (Vizcaya) participó en un acto organizado al cumplirse 25 años del encarcelamiento de Sagarduy para reivindicar su libertad y denunciar una "absoluta política penitenciaria cruel".

“LA CÁRCEL ES MUY DURA”

Según ha dicho, la pareja del expreso etarra se puso en contacto con él porque "querían darle a ese acto un cierto realce político y siendo yo el referente máximo de la izquierda abertzale" servía para que los medios de comunicación "atendieran" a sus palabras denunciando la situación de Sagarduy, que salió de la cárcel el pasado 13 de abril tras permanecer encarcelado casi 31 años. "Creo que habría que visitar las cárceles y saber lo que son 24 horas en una cárcel para que todo el mundo se diera cuenta de con qué ligereza a veces se habla de que la gente paga con dos años", ha manifestado Otegi, que ha señalado que "la cárcel es muy dura y todo el mundo debería ser consciente de qué son 24 horas en la cárcel".

Por tanto, ha añadido, "25 años en la cárcel me parece un escándalo jurídico, político y humano que no se da en absoluto" en otras partes del mundo. Respecto a la ofrenda foral que se realizó durante el acto y en la que participó el ex portavoz de Batasuna, éste le ha restado importancia ya que, según ha explicado, tiene la "costumbre de arrojar un clavel rojo a todos los funerales" a los que asiste, "desde mi familia al Partido Popular y al Partido socialista"."El que yo haga ese gesto ¿significa que tenga alguna connivencia ideológica?. Pues no. Es una forma de expresar el respeto", ha precisado Otegi.

Para el ex dirigente abertzale, en las fechas en las que se celebra el acto ya tenían "bastante consolidado un espacio de comunicación que iba a abrir un espacio de dialogo con el Gobierno", en referencia al proceso de diálogo que iba a comenzar tras el alto el fuego decretado por la banda terrorista en 2006, por lo que, ha indicado, no tenía sentido "plantear cualquier tipo de enaltecimiento".

18 MESES DE PRISIÓN

La fiscal Blanca Rodríguez, que pide para él 18 meses de prisión, sostiene que durante su intervención Otegi "elogió la lucha llevada a cabo por los presos vascos" y comparó al homenajeado con Nelson Mandela. "Me pareció una idea sugerente no por hacer una comparativa entre dos trayectorias sino porque era una situación totalmente enquistada, como la africana", ha considerado el acusado, que ha agregado que esas situaciones pueden resolverse por las vías de la negociación, como "iba a ocurrir en nuestro país en los próximos meses".

Antes de comenzar la vista oral, las acusaciones populares, ejercidas por las asociaciones Dignidad y Justicia y Foro Ermua, han retirado las acusaciones de asociación ilícita y reunión ilícita, respectivamente, por lo que sólo le acusan de un delito de enaltecimiento del terrorismo y piden para él dos años de cárcel.

Otegi ya fue condenado por estos hechos a dos años cárcel pero el Tribunal Supremo anuló el juicio al estimar que la presidenta del tribunal que lo enjuició "prejuzgó" su culpabilidad.