Detenidas 11 personas en Cataluña en la operación contra el terrorismo anarquista

Los detenidos son 7 mujeres y 4 hombres y se les atribuyen atentados con explosivos

Los Mossos registran también casas 'okupas' de Sant Andreu y Poble Sec

Un bombero entre los detenidos en Barcelona por terrorismo anarquista

Una persona ha sido detenida por la Guardia Civil en una localidad madrileña

nacional

| 16.12.2014 - 08:50 h
REDACCIÓN

Once personas han sido detenidas hoy en Barcelona, Manresa, Sabadell y Madrid por su presunta implicación en una organización terrorista de carácter anarquista, a la que se le atribuyen varios atentados con artefactos explosivos, han informado los Mossos d'Esquadra.

La operación, enmarcada en el caso Pandora, se ha iniciado a las 5.00 horas de la mañana de hoy por orden del juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez, y en la misma ha participado un amplio dispositivo de agentes de los Mossos.

Los miembros del grupo detenidos son siete mujeres y cuatro hombres, de edades entre los 31 y 36 años y de nacionalidades española, uruguaya, italiana y austríaca.

Los detenidos están acusados de delito de pertenencia a una organización criminal con finalidades terroristas y se les atribuyen diversos atentados con artefactos explosivos.

El conseller del Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, ha informado de que los Mossos iniciaron las investigaciones en 2012, pero que desde hace medio año el caso está tutelado por la Audiencia Nacional.

Espadaler ha explicado que el objetivo de la operación ha sido "desarticular una organización criminal con finalidades terroristas vinculada al mundo anarquista más violento", y que los detenidos serán traslados en las próximas horas a la Audiencia Nacional.

UN BOMBERO DE BARCELONA ENTRE LOS DETENIDOS

Un bombero de Barcelona es uno de los detenidos en esta operación contra un grupo anarquista en Cataluña y Madrid al que se atribuyen varios atentados con artefactos explosivos, según ha confirmado el teniente alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Joaquim Forn.

Los agentes de la Policía de la Generalitat han realizado catorce registros en diversos ateneos y centros libertarios en los barrios de Gracia, Nou Barris, Sant Andreu y Poble Sec, en Barcelona, otro en la ciudad de Sabadell y también en Manresa.

La operación policial ha incluido una en una localidad madrileña, en la que la Guardia Civil ha registrado un domicilio y ha detenido a una persona.

La mayoría de las detenciones que se han practicado han tenido lugar en domicilios particulares y no en las casas ocupadas o ateneos libertarios que se han registrado, han indicado fuentes próximas a la investigación.

Los agentes han registrado durante varias horas la "Kasa de la Muntanya", en el barrio de Gracia, de Barcelona, uno de los espacios más simbólicos del movimiento okupa de la ciudad desde hace 25 años y donde se encontraban una veintena de personas en el momento de la intervención policial.

Según fuentes próximas a la investigación, los agentes se han incautado de ordenadores, teléfonos móviles, documentos y libretas hallados durante los registros.

En uno de estos registros, la policía catalana ha cometido un "error involuntario", que ha admitido, al entrar en el piso de dos personas jubiladas que nada tenían que ver con la operación policial, en el barrio de Roquetes, en el distrito de Nou Barris de Barcelona.

Las mismas fuentes han asegurado que "se pagarán los gastos" que se deriven de la entrada de los mossos en el piso de estas dos personas mayores, ya que se entiende que la puerta de entrada al piso y quizás otras pertenencias han podido resultar perjudicadas por la actuación policial.

Las detenciones han provocado al menos dos concentraciones de solidaridad de colectivos antisistema, la primera en la Travessera de Gràcia, cerca de la 'Kasa de la Muntanya', y la otra en el centro de la ciudad de Barcelona, sin que se hayan registrado incidentes.

Para esta tarde se ha convocado otra protesta en la plaza del Diamant, en el barrio de Gracia.