Oleguer Pujol compara a su padre con el Dalai Lama

"Al Dalai Lama lo echaron del país y a mi padre le han desterrado internamente", dice

Sobre el proceso judicial: "No somos ni una organización ni unos criminales"

nacional

| 06.06.2017 - 15:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El hijo menor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, Oleguer Pujol, ha comparado a su padre con el Dalai Lama porque le han querido desterrar: "Lo que tienen en contra de mi padre es lo que la China tiene en contra del Dalai Lama. Al Dalai Lama lo echaron del país y a mi padre le han desterrado internamente".

En una entrevista de Rac 1 recogida por Europa Press, ha negado este martes las acusaciones que pesan sobre su familia investigada en la Audiencia Nacional: "No somos ni una organización ni unos criminales".

Oleguer Pujol ha puesto la mano en el fuego por la inocencia de su familia y ha lamentado que en todo este proceso judicial hay un interés especial en desacreditar el nombre de su padre: "Se le ha querido desterrar".

"Mi padre era o es percibido desde Madrid como pieza importante dentro de este proceso independentista", ha valorado, por lo que considera que lo que buscan con todo este proceso es destrozarlo con un ensañamiento contra él.

Ha criticado que se está intentando atribuir a sus padres Jordi Pujol y Marta Ferrusola "un papel predominante que no han tenido nunca" en la supuesta trama, y respecto a su hermano Jordi ha asegurado que le han enviado a prisión provisional sin concretar ningún delito en una acción de contraprogramación --en sus palabras-- porque esa semana empezaba otro proceso judicial por el Canal de Isabel II en Madrid.

Oleguer Pujol, que ha puesto la mano en el fuego por toda su familia, ha explicado que se les investiga por delito fiscal y blanqueo aunque ha negado que hayan cometido este delito porque todos los miembros de la familia regularizaron su situación, y ha recordado que tras cinco años de investigación y que hayan comparecido 120 personas en el juzgado, entre testigos e imputados, no ha aparecido nada más.