Nuevo enfrentamiento entre los policías gibraltareños y la Guardia Civil

La armada británica chocó contra una patrullera española

El Gobierno protegerá a los pescadores y no aceptará humillaciones

Gibraltar condena la "provocación orquestada" y "peligrosa" de los pescadores

Oficiales de la Guardia Civil piden que intervenga la Armada para proteger los intereses españoles

nacional

| 24.05.2012 - Actualizado: 14:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Esta madrugada se ha producido un incidente entre pescadores españoles y patrulleras de la Guardia Civil frente a las autoridades gibraltareñas y una embarcación de la Royal Navy en las aguas próximas al Peñón, donde ha habido insultos, amenazas y algún choque entre embarcaciones según han detallado fuentes del Instituto Armado.

Estas mismas fuentes han precisado que el momento de tensión se extendió entre dos y tres horas después de que cuatro barcos pesqueros españoles saliesen a faenar por la zona. El método que utilizan estos pescadores consiste en desplegar un bote o pequeña embarcación a la que se denomina 'lucero', con gran luminosidad, para atraer al pescado y posteriormente en colaboración con el resto de barcos soltar las redes.

Según estas fuentes, fue el lucero el que llamó la atención de la autoridades gibraltareñas y hasta el lugar se desplazaron varias embarcaciones de la Policía de Gibraltar, así como una patrullera de la Royan Nany, concretamente la P285, una embarcación de pequeñas dimensiones.

Las embarcaciones británicas comenzaron a situarse a entorpecer las labores de pesca y a hostigar a los españoles, lo que provocó la aparición de tres patrulleras de la Guardia Civil para proteger a los pescadores. Esta intervención no evitó que continuasen los intentos de entorpecer la pesca, lo que dio lugar a algún choque entre embarcaciones, insultos y amenazas. Las autoridades británicas llegaron a advertir de la posibilidad de abordar los pesqueros.

SITUACIÓN "MUY TENSA"

Finalmente, los pesqueros pudieron terminar la faena y regresar a puerto, escoltados por la Guardia Civil, sin que el incidente pasase a mayores. Esta situación se produce después de las conversaciones de los últimos días entre políticos de uno y otro lado de la Verja.

Según fuentes del sector pesquero consultadas, la situación "ha sido muy tensa" y se ha producido con unos cinco barcos de la Cofradía de Pescadores de Algeciras, que no están incluidos en el acuerdo alcanzado el pasado miércoles entre Gemma Araujo (PSOE), alcaldesa de La Línea, y Fabián Picardo, ministro principal de Gibraltar.

EL GOBIERNO ESPAÑOL PROTEGERÁ A LOS PESCADORES Y NO ACEPTA HUMILLACIONES

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado este jueves en Calatayud que el Gobierno continuará protegiendo a los pescadores españoles tras el incidente ocurrido esta noche en aguas próximas al peñón de Gibraltar, así como ha advertido de que "no vamos a aceptar ni intimidaciones ni humillaciones".

Durante su visita a la localidad zaragozana de Calatayud, el ministro ha aclarado que, en todo caso, la Policía gibraltareña "se ha disculpado" alegando que pensaba que los pesqueros "eran ceutíes" y también ha subrayado que los pescadores españoles han agradecido, a través de una carta, su trabajo a la Guardia Civil.

Tras reiterar que el Ejecutivo defenderá los derechos de los pescadores españoles, el ministro ha confiado en que "a pesar de las dificultades", "llegaremos a un entendimiento haciendo valer nuestras razones y derechos".

GIBRALTAR CONDENA LA PROVOCACIÓN "ORQUESTADA Y PELIGROSA" DE LOS PESCADORES DE ALGECIRAS

El Gobierno de Gibraltar ha condenado la "provocación orquestada" y "peligrosa" por parte de varios barcos de la Cofradía de Pescadores de Algeciras que salieron a faenar de madrugada en las aguas en disputa que rodean el Peñón.

El Ejecutivo de Fabian Picardo interpreta la actitud de los pescadores algecireños --con los que Gibraltar no ha llegado aún a un acuerdo, al contrario de lo que sucede con los pescadores de La Línea, con permiso para pescar-- como una operación "cuidadosamente premeditada" para desafiar la "soberanía, jurisdicción y control" del Reino Unido y Gibraltar sobre esas aguas. Reino Unido y Gibraltar reclaman hasta tres millas de mar territorial, que España no les reconoce porque por el Tratado de Utrecht de 1713 solo cedió las aguas del interior del puerto.

LA GUARDIA CIVIL PIDEN QUE INTERVENGA LA ARMADA PARA PROTEGER LOS INTERESES ESPAÑOLES

La Unión de Oficiales (UO) de la Guardia Civil ha defendido este jueves la necesidad de que intervenga la Armada en el "conflicto" con Gibraltar para proteger los intereses de los pesqueros españoles y responder de manera adecuada a la intervención de la Royal Navy.

En un comunicado, la asociación de Guardias Civiles defiende que la Marina española "asuma la protección" de los pesqueros y evite así "someter a un riesgo innecesario a las tripulaciones y embarcaciones de la Benemérita", a la que se ha encomendado la función de defender a los pesqueros.

Sin embargo, para esta asociación, esta respuesta supone enfrentar "a David contra Goliat". "Hacer eso es igual que enfrentar un vehículo-patrulla de policía con dos agentes y sus pistolas contra una unidad del ejército equipada con un carro de combate Leopard armado con ametralladora y cañón de calibre 120 mm", advierten.

Aunque la UO dice que en el conflicto de la pasada madrugada la Royal Navy intervino "únicamente vía radio", recuerda que en otras ocasiones ha movilizado embarcaciones para rechazar la presencia de la Guardia Civil y alerta de que, "de persistir el actual conflicto pesquero", teme que "vuelva a ocurrir".